Juárez/Regional

Entrega alcalde el Distintivo Florece a empresas que apoyan erradicar la violencia familiar.

Con el propósito de incentivar y reconocer la participación del sector empresarial en las acciones de prevención, canalización y atención de la violencia familiar desde los centros de trabajo, el Gobierno Municipal entregó el Distintivo Florece a cinco compañías maquiladoras.



El Presidente Municipal, Cruz Pérez Cuéllar, encabezó el evento donde fueron reconocidas las empresas Commscope, Polygroup, ADC de Juárez-Commscope, Controles de Temperatura y Harman de México.

La socia fundadora de MAF & Asociados, María de los Ángeles Fromow, agradeció al Gobierno Municipal por creer en el proyecto de Alianzas, además destacó la participación del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Municipio (DIF), del Instituto Municipal de las Mujeres y de Prevención Social.

“El Gobierno Municipal de Juárez es un Gobierno comprometido para esta lucha contra la violencia contra las mujeres”, indicó.



Dijo que la violencia no solo afecta la vida privada de las mujeres, sino que también aqueja el ámbito laboral y productividad, por lo que las empresas que fueron reconocidas implementan estrategias para mejorar la seguridad de sus empleados.

Durante el evento, el alcalde ratificó el compromiso con las empresas de mantener este esfuerzo de manera coordinada y transversal durante los siguientes tres años, además les agradeció por ser parte del esfuerzo y les pidió correr la voz, ya que entre más participación ciudadana exista, será mucho mejor el resultado del trabajo.

“Llámese Presupuesto Participativo, organizaciones de la sociedad civil y particularmente en este tema, si trabajamos unidos sociedad y Gobierno mejor nos va a ir. Les pido que sigamos trabajando juntos porque es un tema crucial y fundamental para nuestra comunidad”, señaló.

El Distintivo Florece es un reconocimiento a empresas que implementan acciones para erradicar la violencia familiar y de género contra las mujeres y que potencializan el liderazgo femenino, además de generar un cambio de cultura entre hombres y mujeres.

El Presidente Municipal indicó que desde el Plan Municipal de Desarrollo se decidió que un eje transversal del Gobierno sería combatir la violencia de género, por lo que las distintas dependencias trabajan en diferentes acciones, tal es el caso de la Unidad Especializada en Violencia Doméstica (UNEVID) que se convirtió en dirección, así como los cinco puntos para asesorar a las mujeres en temas de violencia que tiene a su cargo el instituto Municipal de las Mujeres.

Además, como parte de este eje se abrieron dos Centros Florece en puntos donde se registra mayor cantidad de llamadas de violencia familiar y está en proceso una casa de transición.

“Agradezco a las empresas que se sumaron a este esfuerzo porque si bien es cierto, es un esfuerzo del Plan Municipal de Desarrollo donde intentamos que todo el Gobierno Municipal se comprometa en combatir la violencia, pero si estamos aislados es poco lo que vamos a hacer, es mejor hacerlo en conjunto con las empresas”, dijo.

El director de Prevención Social de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, Antonio Salas Martínez, agradeció el interés de las empresas de trabajar en el combate a la violencia familiar, ya que esto permite al Municipio comprometerse más y laborar para que la red crezca con más industrias manufactureras.

Por su parte, Claudia Hernández, de la empresa Commscope Bermúdez, indicó que la violencia se infiltra en los centros laborales y las consecuencias afectan la salud física y mental, así como la productividad y bienestar de toda la comunidad laboral, por lo que es importante contar con programas de prevención como Florece, que ayudan a sensibilizar y fomentan en las empresas la cultura de respeto e igualdad, pero además previene actos violentos.

Julio César Chávez, de la empresa Harman de México, agradeció a las autoridades por permitir a través de este medio apoyar a sus empleados, ya que una trabajadora se puede reemplazar, pero jamás se podrá sustituir a una madre o una hija.

Durante cuatro meses, las empresas participantes implementaron acciones para cumplir con tres ejes estratégicos: redes de mujeres y redes de grupos mixtos; atención y sensibilización con hombres, así como detección y prevención a situaciones relacionadas con la violencia familiar en las trabajadoras y trabajadores.