La mañana de este viernes la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, aseguró que en el país circulan aproximadamente 2.2 millones de vehículos irregulares de procedencia extranjera, conocidos también como “autos chocolate”, muchos de los cuales son usados por grupos criminales.

La regularización de cada auto tendrá el costo de 2,500 pesos y solo será para los vehículos cuyo modelo tenga una antigüedad de más de cinco años, precisó la funcionaria.

El dinero pagado para la regularización de los “autos chocolate” en el país será usado para la reparación de baches, precisó Rodríguez Velázquez desde la habitual conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sin tomar en cuenta la opinión de la industria automotriz en México, el gobierno de López Obrador publicó el miércoles pasado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto para regularizar vehículos usados importados.

Las reglas de operación para la regularización de al menos dos millones de vehículos usados de procedencia extranjera que circulan en México, beneficiará a los propietarios de dichas unidades en los estados de:

  • Baja California
  • Baja California Sur
  • Chihuahua
  • Coahuila
  • Nuevo León
  • Sonora
  • Tamaulipas
  • Durango
  • Michoacán
  • Nayarit

El decreto dota de incentivos y facilidades vigentes hasta el 20 de julio del presente año; aunque deja fuera de los beneficios a unidades de lujo, deportivos o blindados.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) recordó cuando se dio a conocer el proyecto que, en México se han emitido 19 decretos para regularizar vehículos usados de procedencia extranjera en los últimos 50 años y “todos han fracasado”, debido a los efectos nocivos que tiene para el mercado interno, tanto en el empleo y la inversión.