La inflación de precios al consumidor alcanza su mayor nivel en casi 40 años en Estados Unidos

CNN

Por Anneken Tappe

El índice de inflación de precios al consumidor en Estados Unidos alcanzó su mayor nivel desde junio de 1982, hace casi 40 años, con un 7% durante el año pasado, reportó este miércoles la Oficina de Estadísticas Laborales.

Esto quiere decir que el incremento de precios durante la pandemia no cesó en el último mes de 2021. Además, se registró una tasa de aumento más rápida que el 6,8% de noviembre y más alta de lo que pronosticaron los economistas.

Los precios de casi todo en EE.UU., desde automóviles y gasolina hasta alimentos y ropa, han aumentado a su ritmo más rápido en décadas.

Excluyendo los costos de los alimentos y de la energía, que tienden a ser más volátiles incluso en tiempos sin pandemia, la inflación aumentó al 5,5 % entre diciembre de 2020 y diciembre de 2021. Este es el mayor salto anual desde febrero de 1991. Además, fue un ritmo mucho más rápido que en noviembre, cuando la inflación subyacente se situó en el 4,9%.

Por su parte, el índice de precios de los alimentos aumentó un 6,3%, mientras que el índice de costos de la energía subió un 29,3% el año pasado.

¿Qué subió de precio?

Los precios de los alimentos también aumentaron, con un 0,5%, pero a un ritmo ligeramente más lento que en los últimos meses.

Los costos de energía disminuyeron un 0,4%, marcando la primera reducción mensual desde abril de 2021.

Las tasas de interés

Desde mediados de diciembre pasado, la Reserva Federal advirtió que espera aumentar las tasas de interés en 2022 más de lo proyectado en septiembre. El banco central estadounidense, que anunció por primera vez en noviembre que estaba “reduciendo” sus compras mensuales de activos, dijo en su momento que lo hará a un ritmo más rápido.

¿Se viene una inflación mundial?

A partir de enero, la Fed comprará US$ 20.000 millones menos en valores del Tesoro y US$ 10.000 millones menos en valores respaldados por hipotecas. Eso deja la lista de compras mensual en US$ 40.000 millones para valores del Tesoro y US$ 20.000 millones para valores respaldados por hipotecas.

Comentarios