En 10 meses, denuncias de violación sexual rompen récord histórico

Publimetro

La cifra negra de este crimen asciende a cerca del 80%; te contamos la historia de Luna, una reportera violentada que forma parte del porcentaje.

Le cuesta manejar temas sobre violaciones sexuales. No tolera entrevistar especialistas en la materia, mucho menos a víctimas. Luna (seudónimo utilizado para mantener el anonimato) es reportera y dejó de escribir al respecto porque abre una herida: en octubre de 2020 fue violentada por su expareja.

Este delito matriculó 17 mil 784 denuncias entre enero y octubre de 2021, cifra que superó el máximo histórico observado desde la implementación de la nueva metodología para el registro de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (2015).

Luna conoció a su agresor en la secundaria. Fueron novios, sin embargo, la relación terminó debido a infidelidades del chico. Se encontraron de nuevo en 2019, y decidieron intentarlo otra vez. Incertidumbre emocional y conflictos de pareja marcaron su segunda etapa juntos.

El día de la agresión estaban en un hotel. Cuando llegaron él entró a una clase vía Zoom. Aún no culminaba la reunión y ya insistía con tener relaciones sexuales. Comenzaron los besos y caricias, pero no logró una erección. Tras una discusión, molesto y frustrado, se metió a bañar sin ella. Luna hizo lo mismo después de él.

“Recuerdo que me senté en la cama y él estaba justo frente de mí. Estaba por vestirme… ni siquiera me dijo nada, me acostó sobre la cama… incluso me tomó de una forma que jamás lo había hecho. Me agarró de los brazos y de pronto ya estaba encima de mí, contó la víctima a Publimetro.

De acuerdo con datos del Semáforo Delictivo (herramienta que contabiliza las denuncias interpuestas en los ministerios públicos), las acusaciones de violación sexual enlistadas durante los primeros 10 meses del año en curso exceden en 28% lo registrado en el mismo periodo de 2020 (13 mil 867 denuncias).

Se inmovilizó, no pudo hacer nada. Luna recuerda mucho una palabra que le dijo al finalizar: “perdón, eso fue porque…”, el resto no lo escuchó. De nuevo tomó una ducha; ya no quería estar ahí.

Hay más casos y más disposición a denunciar

El incremento de las denuncias de violación sexual entre enero y octubre de 2021 deriva de dos posibles razones: un aumento en la incidencia y más disposición a denunciar, consideró en entrevista Santiago Roel, fundador del Semáforo Delictivo.

Otro factor a valorar es el confinamiento generado por la pandemia de Covid-19, agregó. Es probable que la gente no efectuara denuncias debido a las restricciones en la movilidad, lo cual ya es más fácil con la reapertura de las actividades.

No obstante, la cifra negra de violaciones sexuales es 80% mayor a las acusaciones enlistadas en los ministerios públicos, aseveró el especialista en seguridad pública, pues por cada caso denunciado hay cuatro o cinco que permanecieron ocultos.

En 2020, a nivel nacional, la tasa de incidencia de violaciones en mujeres fue de 142 por cada 100 mil, según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). La cifra negra del mismo año ascendió a 77.9%.

Es muy importante la prevención, y sí funciona. Hemos tenido la experiencia en varios estados donde se hacen campañas y funcionan muy bien. Hay reducciones del 40%, 50% o más con una campaña preventiva, y solamente es darle la información a la población”, enfatizó Santiago Roel.

Demasiado dolor para denunciar

La familia de Luna no sabe de la violación, sólo unas cuantas amigas cercanas; es un tema que prefiere no tocar. Incluso tardó en mencionarlo a su terapeuta. Tampoco denunció, debido a que se sentía muy mal.

“Durante esa semana la tristeza se me notaba porque hasta una amiga me decía que tenía la mirada bien triste. Mi cuarto estaba hecho un desastre, cuando en mi cuarto siempre soy muy ordenada”.

Estaba confundida. Trataba de convencerse de que las cosas no sucedieron como las recordaba. Perdió mucha seguridad, hasta se culpó por no haber realizado algo para impedirlo.

Luna dejó de ser una mujer alegre, bromista, sarcástica y ordenada. Ahora se cohíbe y aleja de las multitudes; es distraída, llora y tiene ataques de ansiedad. En la calle siente pavor cuando un hombre extraño la observa. Es un ejemplo de quienes no aparen en los números.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción Sobre Seguridad Pública 2021, elaborada por el Inegi, señala que en 2020 el 60.7% de las razones para no denunciar un delito se atribuyen a las autoridades (pérdida de tiempo, desconfianza, trámites largos y difíciles, miedo a extorsión o actitud hostil); el 38.6% a otras causas (miedo al agresor, no tenían pruebas o delito de poca importancia).

“Lo recuerdo y sólo veo mi cuerpo ahí inmóvil. Ni siquiera son extraños los que te pueden violentar, sino personas en las que tenías plena confianza”, expresó la reportera de 24 años de edad.

Comentarios