Disney: las ESCALOFRIANTES historias ocultas a 98 años de su creación

El Heraldo de México

Durante sus casi 100 años, Disney ha acumulado una serie de anécdotas que se esconden detrás del “lugar más feliz del mundo”.

El 16 de octubre de 1923, Roy y Walt Disney fundaron lo que se convertiría en uno de los más grandes conglomerados del entretenimiento en el mundo: Walt Disney Company. Hoy, a casi 100 años de ese día, miles de historias mágicas han sido producidas y difundidas por la empresa. Sin embargo, detrás de toda la ilusión creada se esconden algunos escalofriantes relatos que tuvieron lugar entre los trabajadores, parques temáticos y hasta dentro de las propias historias que todos conocemos.

Las historias ocultas de Disney

Black Sunday de Disney

Para 1955, Disney ya se erigía como una de las empresas más grandes y famosas de la animación, lo que le permitió abrir el primero de sus parques temáticos: Disneyland. Lo que debía ser uno de los días más felices e icónicos de la historia pronto se transformó en caos y terminó por denominarse el “Black Sunday”. 

Ni los empleados, ni los dueños del parque imaginaron que a la apertura llegarían 30,000 personas, cuando oficialmente se habían contemplado 15,000. Encima de eso, los baños y bebederos del lugar no estaban en funcionamiento debido a una huelga de plomeros que se levantó entre los trabajadores. “Las altísimas temperaturas no ayudaban”, señaló Marty Sklar a la BBC. “La huelga obligó a Walt a elegir entre habilitar los baños o las llaves de agua. Él eligió los baños, correctamente en mi opinión, pero fue acusado de forzar a la gente a comprar bebidas gaseosas”

El problema principal era que las entradas al parque se falsificaron y miles de personas sin boleto ingresaron al lugar. Además, varias atracciones como Futureland (zona que mostraría el avance tecnológico con vistas a la década de los 80), Rocket to The  Moon, Dumbo y Peter Pan Flight no funcionaron y el castillo de la Bella Durmiente sufrió una fuga de gas.

Las cantidades garrafales de asistentes provocaron sobrecupo de juegos, hundimiento de barcos y otra serie de contratiempos que se ganaron un lugar entre los tropiezos más importantes de la empresa.

La terrible muerte de la madre de Disney

Entre la década de los 40 y 50, Disney había acumulado una gran fortuna y quiso darle a sus padres una casa. De acuerdo con lo que Don Hann, productor de la película “Maléfica”, dijo a la revista Glamour, la muerte de Florence Call Disney estuvo muy ligada con el magnate. 

“Su madre (Flora Call Disney) le dijo a su hijo que el horno tenía una fuga de gas. Éste hizo que unos chicos del estudio arreglaran el horno, pero estos no sabían muy bien qué estaban arreglando y, finalmente, el horno tuvo una fuga y la madre murió“, recordó. Este evento habría afectado fuertemente a Walt Disney y varias teorías afirman que los personajes huérfanos o sin uno de sus padres podrían ser un reflejo de este fatal accidente

Niño asesinado por un caimán en Disneyland

“El lugar más feliz del mundo” esconde turbias historias de muertes accidentales que erizaría la piel de cualquiera que las escuche. Una de ellas fue la del pequeño Lane Thomas, quien fue asesinado por un caimán el 14 de junio del 2016 cuando se encontraba en las orillas de un lago artificial del Grand Floridian Resort & Spa en Orlando.

Sus padres intentaron salvarlo, pero el animal de dos metros de largo mantuvo al menor entre sus fauces hasta quitarle la vidaEl cuerpo de Lane fue encontrado hasta 16 horas después en el fondo del lago y, a partir de entonces, se instalaron cercas metálicas alrededor del lagos y estanques.

Hasta la fecha, la Comisión para la Conservación de la Vida Salvaje y la Pesca de Florida (FWC) ha capturado y retirado a más de 200 caimanes del parque con el objetivo de evitar que este terrible acontecimiento suceda de nuevo.

La trágica muerte de Deborah Gale Stone

En 1974, la atracción America Sing se abrió al público sin pensar que tan pronto como fue inaugurada sería la sede de una de las muertes más escalofriantes. La atracción duraba tres minutos y, una vez concluido el espectáculo, regresaba a su punto inicial. Deborah Gale Stone, de 18 años, saludaba a las nuevas audiencias que entraban a medida que se acomodaban en los asientos.

Alrededor de las 23:00 horas del 8 de julio, la joven se preparaba para dar un nuevo show cuando quedó prensa entre la estructura giratoria y la pared del escenario perdiendo la vida tras un grito desgarrador. Hasta ese momento, Disneyland apenas llevaba 19 años en funcionamiento y la muerte de Deborah fue el primer fallecimiento registrado en el parque, de acuerdo con Los Angeles Times.

“¿Somos personas o ratones?”: la huelga de animadores en 1941

Con toda la fama de Disney por delante, en los años 40, la empresa ya trabajaba a toda marcha para la producción de nuevos materiales, pero eran los trabajadores quienes terminaron por sobrecargarse de pendientes y explotaron en huelga por medio del sindicato Screen Cartoonists Guild (SCG).

Cientos de trabajadores de la empresa se unieron al movimiento, incluso Art Babbitt, creador de Goofy, estuvo entre los inconformes. Durante días, los protestantes se daban cita frente a las oficinas de Walt Disney con pancartas que tenían personajes de la empresa cuestionando la situación laboral.

En una de ellas, por ejemplo, se leía “¿Quién le teme al lobo feroz?”, acompañada de dicho personaje. Mientras que otras referenciaban a Pinocho con la frase “¡No hay hilos sobre mi!” o la icónica frase “¿Somos personas o ratones?”. 

Comentarios