Ella es la actriz del Cine de Oro con el rostro más bello; en su debut conquistó a Pedro Infante

El Heraldo de México

Begoña Palacios fue reconocida en el cine de los años 50 y 60 por su bello rostro y gran carisma.

En el Cine de Oro existieron una gran cantidad de bellas actrices, pero sólo algunas se caracterizaron por tener los rostros más bellos, como sucedió con esta joven, quien comenzó su carrera en la adolescencia y debutó a lo grande junto al famoso Pedro Infante, conquistando así las pantallas en la época.

María Begoña Palacios Ríos era el nombre completo de la guapa actriz que conquistó el cine y la televisión, pues su mayor éxito lo obtuvo en los años 60. Nació en la Ciudad de México, el 28 de diciembre de 1941 y en 1954, a los 13 años, filmó su primer película junto al ídolo de México y otras grandes figuras, como Rosita Quintana, Joaquín Pardavé, Liliana Durán y Anita Blanch.

En su carrera de más de 40 años, Palacios protagonizó varias películas de acción y género westerns en Hollywood, donde conoció a su esposo y padre de su hija María Guadalupe, el cineasta David Samuel Peckinpah, quien falleció de forma inesperada, luego de sentirse mal en Puerto Vallarta, donde la familia planeaba pasar algunos días de descanso.

Begoña Palacios nació en la Ciudad de México el 28 de diciembre de 1941. Foto: Especial

Entre las películas más taquilleras de Begoña están: 2Santo contra el estrangulador” y “Santo contra el espectro del estrangulador”, ambas filmadas en 1963, al igual que “La vida de Pedro Infante”, de Miguel Zacarías, “La rosa blanca” y “El tejedor de milagros”.

Begoña conquistó el Cine de Oro desde su debut

En su niñez, Begoña Palacios realizó estudios de danza con la maestra Margarita Alatriste y posteriormente ingresó a la academia de Andrés Soler y Seki Sano para estudiar actuación, este último reconocido como uno de los maestros más importantes de la época.

En 1954 hizo su debut en el Cine de Oro interpretando un papel secundario en la película “El mil amores” junto a Pedro Infante, y desde ese momento conquistó la pantalla. En 1961 actuó en “Rosa Blanca”, donde también compartió créditos con importantes figuras como Ignacio López Tarso, Rita Macedo y Christiane Martel.

En 1962, participó en “El tejedor de milagros” con Pedro Armendáriz, y también actuó en la saga de las películas de “Chucho el Roto” protagonizadas por Carlos Baena.

Aunque incursionó en algunas series de televisión estadounidenses, consolidó su actuación en la televisión mexicana con la serie cómica “Hogar dulce hogar”. Además participó en los programas “Mi secretaria” y “Mis huéspedes”. Posteriormente trabajó en algunas telenovelas.

El último melodrama en el que se le vio fue “La chacala”, protagonizada por Christian Bach. El 1 de marzo de 2000, murió a consecuencia de hepatitis C en el Instituto Nacional de Nutrición de la Ciudad de México, a los 58 años. De acuerdo a los deseos de su hija María Guadalupe Peckinpah, sus restos fueron trasladados a Malibú, en California, junto a su esposo.

Comentarios