Aaron Rodgers tiene cambio radical y Green Bay Packers amansan a Detroit Lions

El Heraldo de México

Después de un desastrozo arranque de temporada, el quarterback tiene noche mágina de Monday Night para darle una alegría a la gente de la bahía.

Detroit empezó muy león, pero se fue amansando. Pero no por arte de magia, sino porque el domador fue Aaron Rodger, un quarterback que no existió en el debut de los Packers esta temporada, pero que en la noche de Monday Night pudo conectar con Aaron Jones para vencer a los Lions 35-17 en el cierre de la Semana 2 de la NFL.

Ante New Orleans, Rodgers no pudo conectar un pase touchdown, después de una pretemporada más enfocada en su futuro que en los pases y la preparación de su brazo para la campaña. El resultado fue una mala tarde para Green Bay, vapuleado 38-3 por los Saints. Ahora la historia fue muy diferente.

El veterano quarterback de 37 años lanzó para cuatro anotaciones, con Julio Jones como el compañero perfecto para llevar el ovoide a las diagonales, con lo que el receptor hiló se segundo partido con cuatro touchdowns o más en su carrera. Conexión perfecta en el Lambeau Field.

Detroit comenzó a tambor batiente, superior a los locales. Se fueron al descanso 14-17, pero en la segunda mitad los papeles se voltearon por completo, pues en el tercer cuarto los Packers duplicaron su marcador y en el último periodo dieron la estocada final con una anotación para cerrar el partido con 35 puntos y dejar a Detroit con las falsas esperanzas de sus 14 conseguidos en la primera mitad.

Comentarios