Hacen campaña, llegan; pero brincan del Congreso al Gobierno… o viceversa

Expansión política

Carina García

Militantes de todos los partidos dejaron sus curules o escaños en la recién instalada 65 Legislatura para integrar administraciones en sus estados.

Apenas transcurridas las primeras dos semanas de la 65 Legislatura, nueve legisladores han abandonado su cargo para saltar a funciones de gobierno en sus entidades, en tanto que una veintena de alcaldes con licencia, funcionarios municipales o estatales, brincaron a la inversa, para llegar a San Lázaro.

A falta de cuadros, los nuevos gobernadores de Sonora, Alfonso Durazo; de Campeche, Layda Sansores; de Chihuahua, Maru Campos; de Nayarit, Miguel Ángel Navarro y de Querétaro, Mauricio Kuri han reclutado a diputados y senadores para incorporarlos a sus gobiernos.

Desde el primero de septiembre en que se inició la legislatura uno de los primeros en irse de San Lázaro fue Pavel Jarero, de Morena, quien apenas se sentó en la curul, pidió licencia. De inmediato, asumió como delegado de Programas para el Desarrollo en el estado de Nayarit, donde este domingo asumió el morenista Miguel Ángel Navarro como mandatario estatal.

El gobernador de Sonora, Alfonso Durazo, de Morena, es el que ha recurrido a más legisladores federales para su gobierno, de modo que tres morenistas, apenas iniciada la legislatura, tuvieron que dejar sus curules mediante una licencia indefinida.

El ahora diputado con licencia Marcelo Aguilar Castillo es nuevo titular de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano, Wendy Briceño Zuloaga, asumió la de Desarrollo Social y Lorenia Iveth Valles Sampedro dejó su curul para irse de coordinadora del sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del estado.

En el Senado van tres licencias, Aníbal Ostoa Ortega (Morena) dejó el escaño para asumir la secretaría de Gobierno de Campeche con la gobernadora morenista Layda Sansores.

La ahora senadora con licencia María Guadalupe Murguía Gutiérrez del Partido Acción Nacional (PAN), también dejó el cargo pues será la nueva secretaria de Gobierno de Mauricio Kuri, de Querétaro, quien asumirá como mandatario del estado el primero de octubre.

Lilia Merodio Reza, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ahora senadora con licencia, es secretaria de Desarrollo Rural de Chihuahua, en el gobierno de la panista Maru Campos, y también solicitó licencia indefinida, como lo hizo el diputado federal Luis Gerardo Serrato Castell, del PAN, quien saltó para asumir la coordinación ejecutiva del gabinete de la mandataria estatal y compañera de partido.

De la misma entidad, también abandonó su escaño el senador Cruz Pérez, quien el 7 de septiembre pasado asumió el cargo como nuevo presidente municipal de Ciudad Juárez.

En tanto, aún habrán de asumir el cargo siete gobernadores, y disponer, en sus gabinetes, de más legisladores para sumarse a gabinetes de nuevos mandatarios estatales.

Uno de los posibles casos es el de la diputada de Morena Rosa María Bayardo, quien ha participado en reuniones de entrega-recepción de la administración en Colima, donde asumirá Indira Vizcaíno, de Morena.

Las entidades que ya tienen gobernadores electos y tendrán relevo son San Luis Potosí, el 26 de septiembre; Michoacán, el 1 de octubre; Nuevo León, el 3 y Guerrero, el 15 de octubre.

En tanto, en Sinaloa, Baja California y Colima tendrán nuevos jefes del Ejecutivo local, el 1 de noviembre.

Pero como en cada legislatura, llegaron a la número 65 políticos que no concluyeron sus cargos de gobierno como presidentes municipales o funcionarios en ayuntamientos o gobiernos estatales y saltaron a una curul en San Lázaro.

Los legisladores de todos los partidos promovieron ese salto. Y como Morena es el partido hoy dominante en la escena nacional, además con una numerosa bancada, aportó el mayor número de casos.

Solo por mencionar algunos ejemplos, está el del diputado morenista Ismael Brito Mazariegos, quien renunció como secretario general de Gobierno de Chiapas, para buscar la diputación federal que hoy ocupa.

La hoy diputada federal de Morena Olga Zulema Adams Pereyra todavía en agosto era alcaldesa de Tecate, Baja California, y concluiría el último día de este septiembre, o la diputada Rocío Natali Barrera Puc, quien fue regidora del Ayuntamiento de Tizimín, Yucatán, hasta agosto pasado, y ahora es inquilina de San Lázaro.

De Chiapas está el legislador Joaquín Zebadúa Alva, cuyo periodo como presidente municipal de Berriozábal, terminaba a fines de octubre, o el de Armando Antonio Gómez Betancourt , quien era presidente municipal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en Ozuluama de Mascareñas, Veracruz, y ahora saltó a diputado y cambió de partido, a Morena.

El también veracruzano Esteban Bautista Hernández dejó inconcluso su cargo como presidente municipal de Tatahuicapan de Juárez, que concluía en enero próximo.

De Morelos está el diputado Jorge Alberto Barrera, ex director de Eventos Especiales del Instituto de Cultura del ayuntamiento de Cuernavaca.

Otros saltos desde el PAN y el PRI

En el blanquiazul, son numerosos también los casos. Las ahora diputadas Paulina Aguado Romero, quien dejó la Secretaría de Cultura del estado de Querétaro e Itzel Balderas Hernández, quien era hasta marzo, secretaria particular de la presidencia municipal de Irapuato, Guanajuato.

De esa entidad, la legisladora Berenice Montes Estrada, del PAN, concluiría como presidenta municipal del ayuntamiento de Victoria hasta octubre de este año, pero ahora ocupa una curul federal.

El mismo caso es el de Leticia Zepeda Martínez, quien en agosto pasado solicitó licencia como presidenta municipal de Chapa de Mota, Estado de México, donde su cargo concluía en enero de 2022.

En el PRI también hay casos de quienes brincaron de funcionarios a diputados. El legislador Pedro Armentía López renunció a su cargo como titular de la secretaría general de Gobierno en marzo, y hoy se encuentra en San Lázaro.

El mismo caso es el de Adriana Campos Huirache, alcaldesa con licencia del municipio de Jacona, Michoacán, y hoy diputada federal.

Los de MC y algunos verdes

 

Movimiento Ciudadano (MC) tiene también funcionarios que dejaron sus cargos para hacer campaña y hoy ser legisladores en San Lázaro: María Elena Limón García, alcaldesa en Tlaquepaque se fue con licencia desde febrero y María Ascención Álvarez Solís renunció a su cargo en la dirección de las Personas Adultas mayores en el gobierno de Jalisco.

En abril dejó su puesto de regidor en Zapopan, Jalisco, Sergio Barrera Sepúlveda, para buscar la diputación, que hoy ocupa por MC.

Del PVEM el ahora alcalde con licencia y diputado federal Juan Carrillo Soberanis realizó el mismo salto de gobierno municipal a una curul, pues si bien su cargo concluía en septiembre pasado, tuvo que dejar inconclusa su gestión para hacer campaña, mismo caso el del alcalde con licencia de Mazamitla, Jalisco, Antonio de Jesús Ramírez Ramos, quien concluía funciones en octubre.

Los también ecologistas que saltaron son Laura Fernández Piña, quien se separó del cargo como presidenta municipal de Puerto Morelos, Quintana Roo, para hacer campaña y hoy es legisladora federal, al igual que el alcalde con licencia de Soledad de Graciano Sánchez, San Luis Potosí, Gilberto Hernández Villafuerte, nuevo inquilino de San Lázaro.

 

Las partidas sin adiós

 

En tanto, otros cuatro diputados se han ido de San Lázaro sin mayor explicación o a atender asuntos personales, pues así lo permite el Reglamento de la Cámara de Diputados en su artículo 6º fracción XVI que garantiza como uno de los derechos de todo legislador, el de solicitar licencia al cargo, y no se le impone ninguna restricción para hacerlo, en todo momento.

Como la diputada hoy con licencia Ali Syuri Núñez Meneses del PVEM, quien pidió separarse de forma indefinida del cargo el pasado 7 de septiembre. Un día antes publicó en su Facebook que “desde la Cámara estaré al pendiente de que respondan” autoridades mexiquenses y de la federación, ante las afectaciones por las fuertes lluvias.

Pidieron licencia indefinida también los morenistas Ángel Miguel Rodríguez Torres y Mario Alberto Torres Escudero, ambos legisladores plurinominales que ganaron su candidatura gracias a una tómbola en Morena, rindieron protesta y se fueron.

Torres se fue incluso desde el primero día de legislatura, el 1 de septiembre, al igual que el diputado ahora con licencia Pável Jarero. Ambos morenistas duraron minutos en el cargo, pues firmaron su petición de licencia el mismo 29 de agosto en la sesión constitutiva de la Cámara, un día antes de asumir como diputados y de inmediato irse.

De la bancada del PAN, el legislador Anuar Roberto Azar solicitó licencia, pero para andar en campaña interna por la dirigencia del PAN en el estado de México. Su periodo de permiso solicitado fue del 10 de septiembre al 25 de octubre.

Comentarios