Propone Morena elevar impuesto a bebidas alcohólicas

El Heraldo de México

Morena en el Senado busca modificar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para que la cuota aplicable a bebidas alcohólicas y cerveza se ajuste a un peso con cuarenta centavos por cada grado de alcohol por litro.

La medida tiene dos finalidades: que las bebidas con mayor grado de alcohol sean menos consumidas (por un aumento de precio) y que se recauden 23 mil millones de pesos más de lo que ahora se recauda.

Actualmente las bebidas alcohólicas y la cerveza pagan el IEPS dependiendo del grado, es decir, de 14 grados por litro pagan 26.5 por ciento; las de más de 14 y hasta 20 grados de alcohol por litro, 30 por ciento; y las bebidas que tienen una graduación alcohólica de más de 20 grados, están etiquetadas con 53 por ciento de IEPS.

De acuerdo con la propuesta de Morena, la cual ya fue turnada a la Cámara de Diputados para su análisis, el que se ajuste un IEPS parejo de un peso con 40 centavos por cada grado de alcohol que contengan las bebidas y cervezas, tendrá un balance positivo para la hacienda pública de alrededor de 23 mil millones de pesos adicionales, pues quienes ocupan la mayor parte del volumen del mercado, y que representan un mayor daño para la salud de la población, son quienes, al final, verán reflejado un aumento en el precio de venta.

Por ejemplo, las bebidas con graduación alcohólica emblemáticas de México, como el mezcal, cuya venta en general es de botellas de 750 mililitros con 40 grados por litro de alcohol, con el ajuste se estaría pagando un IEPS de 42 pesos, haciéndolo mas competitivo; ya que en la actualidad el precio promedio de una botella de mezcal ronda entre 250 y 500 pesos, lo que causa un impuesto de 80 a 150 pesos.

“Quienes verán una disminución en el precio serán aquellos que ocupan menos de 5 por ciento del mercado y aquellas bebidas de precio más elevado, es decir bebidas superiores a mil pesos que sólo ocupan 0.4 por ciento del mercado”, indica la propuesta.

El ajuste al IEPS quiere decir que cada grado porcentual de alcohol contenido en una botella o en una lata costará un peso con cuarenta centavos y, el resultado de ello se multiplicará por el volumen de producto en dicha lata o botella.

Otro ejemplo es que una cerveza artesanal, que en la mayoría de los casos son elaboradas por micro y pequeñas empresas que tienen altos costos de producción, así como de materias primas, contribuirá con 2.49 pesos, esto es, 3.66 pesos menor al impuesto actual.

Y es que bajo el esquema actual del IEPS, no cumple el cometido para desincentivar el consumo de bebidas alcohólicas, ya que el consumo sigue aumentando. Además, la recaudación no es proporcional, es decir, no incrementa en el mismo ritmo, y desde 1994 se ha percibido un estancamiento en los ingresos por medio de la recaudación de IEPS en el rubro de bebidas alcohólicas.

La medida también tendría como efecto dejar a algunas bebidas alcohólicas fuera del alcance de la población vulnerable, como jóvenes y personas de escasos recursos, especialmente aquellas bebidas sumamente baratas y de alto contenido alcohólico.

De acuerdo con los transitorios de la propuesta, las enajenaciones e importaciones de bebidas alcohólicas y cerveza que se celebraron en 2021, y cuyas contraprestaciones se cobren en 2022, causará el impuesto de conformidad con las disposiciones vigentes hasta la entrada en vigor del decreto.

Asimismo, cuando el contribuyente conserve saldos a favor derivados de la aplicación de las disposiciones vigentes hasta la entrada en vigor del Decreto, podrá continuar compensado hasta agotarlos contra el IEPS.

dza

Comentarios