Millones de niños sufren de pobreza extrema

24 HORAS

por Lily Ponce

Alrededor de 152 familias del municipio de Cochoapa el Grande que se dedicaban a la siembra de amapola se desplazaron de sus comunidades debido a que las ventas de la planta, que es su principal sustento, bajaron. El grupo se asentó en un terreno baldío de la ciudad de Tlapa, para exigir que gobierno estatal y federal brinde atención rápida a las familias indígenas. Las familias de La Montaña de Guerrero se mantienen de la siembra de amapola y de los envíos de dinero por parte de familiares empleados en los campos agrícolas del norte del país. Ante la baja en la venta y cotización de la planta, se vieron obligadas a migrar para huir de la pobreza extrema. Algunas familias han denunciado que sus ingresos son de 2 mil pesos anuales en promedio. Los desplazados son originarios de Tierra Blanquita, San Lucas, San Cristobalito, Llano de la Piedra, San Miguel el Nuevo, San Rafael, Llano del Metate y Rancho San Marcos, comunidades que –de acuerdo con el Inegi– tienen los indicadores de pobreza más altos de México, 56% de su población es analfabeta; 74% no es derechohabiente de algún sistema de salud, y 80% no cuenta en escusado o drenaje.Más de 500 personas, entre adultos y niños, permanecen en el campamento en la colonia Las Mesas. Ahí, con palos, cobijas y lonas, construyeron pequeños refugios para resguardarse de la lluvia, el calor y el frío. Las familias aseguran que prefieren morir en la ciudad de Tlapa que regresar a sus pueblos con mucho más dolor y soledad, asegurando que en sus lugares de origen no existe futuro para nadie. FOTO: YAOTL SILVA /CUARTOSCURO.COM

Un considerable rezago educativo, falta de acceso a servicios de salud, seguridad social y a una alimentación nutritiva de calidad son algunas de las problemáticas que enfrentan un gran porcentaje de niños menores de 6 años en México.

En entre 2018 y 2020 se incrementó el número y porcentaje de esta población que se encuentran en situación de pobreza de acuerdo con datos publicados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL, 2020).

Por ello es fundamental su atención para que los menores de edad crezcan en un ambiente de calidad y tengan un mejor desarrollo cognitivo y social que facilite su vida en un futuro.

Alberto Sotomayor, coordinador de investigación en Pacto por la Primera Infancia, comentó que el mismo estudio reveló que el 52.8% de los adolescentes se encuentran en situación de pobreza, mientras que en mayor porcentaje están los niños menores a 6 años de edad con un 54.3%.

“La pobreza infantil tiene mayores probabilidades de volverse permanente, es decir, es más difícil romper el círculo vicioso y sus potencialidades de reproducción que a futuro son mayores. En otras palabras, vivir en pobreza en los primeros años de vida incrementa significativamente la probabilidad de ser pobre siempre”, señaló.

Sotomayor exhortó al Estado una pronta atención al problema debido a que la pobreza en los primeros años de vida enfrenta mayores niveles que el resto de la población y genera daños irreversibles.

Los datos publicados por el CONEVAL también revelaron que entre 2018 y 2020, en términos porcentuales, las entidades con mayor población de niños menores a 6 años que se encuentran en pobreza extrema son Tlaxcala con un 11%, Quintana Roo 6.3%, Yucatán 6.2%, Estado de México 5.4% y Puebla con un 4.4%.

“En México pertenecer a la primera infancia te hace más vulnerable a estar en situación de pobreza”, agregó.

El estudio además mostró que en 2020, a nivel nacional 1 de cada 2 menores de 6 años se encuentran en condición de pobreza en entidades como Chiapas con 83.6%, Guerrero 75.6%, Oaxaca 70.6%, Puebla 69.9%, Veracruz 69.3% y Tlaxcala con 67.4%, principalmente.

“No solo son números sino se trata de millones de niños que están siendo limitados para tener un pleno desarrollo. La pobreza en la Primera Infancia es una verdadera tragedia para nuestro país, por ello es urgente que el estado mexicano en apego al compromiso invierta en ellos”, agregó.

Por su parte, la coordinadora general de la misma institución, Aranzazú Alonso comentó que los niños menores a 6 años son el grupo poblacional que presenta mayores índices de pobreza, pobreza extrema y carencia social.

“La pobreza infantil afecta de por vida la salud, la inteligencia, el desarrollo emocional y la capacidad productiva con consecuencias de largo alcance porque en los primeros años se forma el cerebro de las personas”, agregó.

“Si no interviene el estado de manera urgente los niños que sobrevivan a la pobreza, vivirán con consecuencias en todos los aspectos de su vida. El momento es hoy, mañana será demasiado tarde”, finalizó.

RECURSO

“Vivir en pobreza en los primeros años de vida incrementa significativamente la probabilidad de ser pobre siempre”
Alberto Sotomayor,
Coordinador de investigación en Pacto por la Primera Infancia

Comentarios