Recortan recursos a estados, revelan datos de Hacienda

Dinero enimagen

POR: PAULO CANTILLO

En lo que va de la presente administración y previo a la presentación del Paquete Económico 2022, uno de los rubros en los que más ajustes ha habido es en las transferencias federales a los estados, que están sujetas a negociación entre el gobierno federal y los gobernadores.

Datos de la Secretaría de Hacienda señalan que en enero-julio el gobierno transfirió 89 mil 816 millones de pesos por concepto de subsidios del Ramo 23, convenios de reasignación y de descentralización, lo que implicó una caída de 15.3% anual real.

El monto a su vez fue el más bajo desde 2008 para un mismo periodo, cuando se gastaron el equivalente de 86.9 mil millones de pesos.

Los gobernadores han resentido más la caída de los subsidios del ramo 23, pues su magnitud este año fue de 53.8%, en tanto que los convenios de descentralización retrocedieron 14.7%.

Por estados, los únicos que no han tenido recortes son Baja California (+54.4%), Tabasco (+21.6%) y Baja California Sur (+4.0%).

Ricardo Gallegos, director ejecutivo Senior de Deuda Subnacional de HR Ratings, explicó a Excélsior que las reducciones de estas transferencias a los estados sujetas a negociación están relacionadas con la nueva estrategia del gobierno federal de austeridad y de reorientación del gasto en áreas prioritarias, como transferencias a personas físicas y de obras de infraestructura específicas.

Comentó que en la reducción de las transferencias confluyen tres situaciones: primero, que ahora parte de ese gasto que antes la Federación giraba a los estados lo ejerce directamente el propio gobierno federal en obras locales; segundo, el efecto base, porque el año pasado se transfirieron recursos extraordinarios del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF); y tercero, que sí hubo reducción en algunos fondos como el Metropolitano y el de Seguridad Pública.

 

EL IMPACTO

Ricardo Gallegos de HR Ratings añadió que hubo estados que no afectaron su balance financiero debido a que, así como recibieron menos recursos, redujeron su gasto en la misma proporción.

El experto citó el caso de Jalisco, el cual sí se vio afectado por la reducción de transferencias federales, debido a que traían el compromiso de la ampliación de ingresos. Comentó que el estado enfrentó esa situación a través de ahorros en ciertos rubros y a través de adquisición de deuda para obra pública.

El especialista fue enfático al señalar que la reducción del gasto federalizado sujeto a negociación no ha tenido nada que ver con criterios políticos o partidistas, ya que diversos fondos que desaparecieron como el Metropolitano y el Seguridad Pública locales fueron para todos, y no para unos cuantos.

Expresó que hubo convenios del gobierno federal que se mantuvieron con estados de distinto partido, e incluso que se ampliaron, como fue el caso de Michoacán con el convenio del pago de la nómina magisterial.

Explicó que todos los estados trabajan por fortalecer sus ingresos propios.

Por: Paulo Cantillo

*amm 

Comentarios