México: “Cada vez más ataques, amenazas e intimidaciones contra periodistas”

DW actualidad

Las amenazas de muerte contra una presentadora de televisión por un líder criminal eleva el acoso contra periodistas en un país mortal para el oficio, donde el mismo presidente los agrede y criminaliza, según expertos.

“Te aseguro que donde estés te encontraré y haré que te comas tus palabras, aunque me acusen de feminicidio”, advierte en un video un hombre que dice ser Rubén Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). El mensaje está dirigido a la presentadora de televisión Azucena Uresti, pero la amenaza también tiene como objetivo otros medios nacionales, entre ellos, el periódico El Universal, a quienes el hombre acusa de una cobertura sesgada en sus reportes sobre la situación en Michoacán, situado en el centro oeste del país.

El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), emitió una alerta en su página digital urgiendo a las autoridades a otorgar protección a la presentadora de noticias e investigar las amenazas. La organización considera que México es el país más peligroso para los periodistas en el hemisferio occidental.

“Los índices de México de violencia contra periodistas son muy altos y los niveles de impunidad también. Más del 95 por ciento de los crímenes contra las y los periodistas quedan completamente impunes”, afirma el representante de CPJ en México, Jan-Albert Hootsen, en conversación con DW.

La crítica situación en el país tiene que ver con una combinación de fuerte presencia de delincuencia organizada y corrupción política, lo que, según Hootsen, permite una colusión entre autoridades y criminales, sobre todo a nivel estatal y municipal. “Hay zonas enteras en México en donde la violencia es tan intensa, que no se sabe si viene de las autoridades o de la delincuencia organizada. El peligro es tan alto, que muchos medios terminan autocensurándose”.

A eso se suma la difícil relación entre el presidente y los periodistas que él considera demasiado críticos con su proyecto político. “El panorama en México es muy negativo, es la continuación de la problemática que hemos visto durante los últimos20 años, que sigue empeorando“.  Al menos 68 defensores de derechos humanos y 43 periodistas han sido asesinados durante el gobierno de López Obrador.

Veracruz, uno de los estados más mortales para el periodismo en México y el Mundo.Veracruz, uno de los estados más mortales para el periodismo en México y el Mundo.

Amenaza contra periodistas de mayor visibilidad

El analista en temas de seguridad Raúl Benítez Manaut asegura que el video contra Azucena Uresti supone una amenaza hacia toda la prensa nacional de más alto impacto, que es la de televisión. “Azucena ya está protegida por el Mecanismo de Protección de Periodistas y es difícil que la ataquen directamente, pero hay otros periodistas que constantemente reportan de manera crítica sobre el CJNG y su poderío”, afirma el investigador.

En conversación con DW, Benítez Manaut señala que periodistas de alto nivel toman las amenazas en serio y ya se están protegiendo. “Lo hacen por cuenta propia y con la convicción de que se tienen que cuidar, que no pueden compartir sus itinerarios, divulgar adónde van a comer o por dónde van a circular. Es una situación que los pone paranoicos”, dice. Aunque el cártel tiene el poderío para cumplir sus amenazas, el investigador advierte que, cuando un grupo criminal quiere matar a alguien, no lo anuncia, sino que lo hace”.

Comunidades en Michoacán se han armado para enfrentar a grupos criminales. Comunidades en Michoacán se han armado para enfrentar a grupos criminales.

Tierra Caliente, honor a su nombre

Tierra Caliente, en donde colindan municipios de Michoacán y Guerrero, es un valle en donde las temperaturas llegan a superar los 50°. Es una zona seca en donde campea la pobreza extrema y el rezago social. Ha quedado casi despoblada por la amenaza de grupos criminales que han convertido a la región en una de las más peligrosas del país. En los últimos días,la violencia ha provocado que cientos de familias huyan a pie y en caravanas.

También han llegado ahí numerosos periodistas nacionales y extranjeros que buscan explicar lo que sucede, entre ellos Falko Ernst, representante en México de International Crisis Group, una organización independiente que trabaja en la prevención de conflictos.

En conversación con DW, Falko Ernst destaca que, a menudo, en la cobertura mediática se olvida el valor estratégico que significa para los grupos armados la legitimidad ante la población. “No sólo pelean el territorio, sino la legitimidad entre la población porque, si se tiene, es menos probable que las comunidades colaboren con el Estado y con sus enemigos, que les pasen información, o que se sumen a sus filas. Si un grupo es bien visto a nivel local, puede ser respaldado por la población. Esto es absolutamente esencial para tomar y mantener el control sobre las poblaciones y por tanto sobre las rutas y los territorios”.

Si por el contrario, explica el analista, un grupo es flagrantemente el “malo”, aumenta la presión social, lo que también puede forzar la mano del Estado en su combate, lo que se vió en 2013 durante el gobierno de Enrique Peña Nieto frente a las atrocidades cometidas por los Caballeros Templarios.

La influencia del Cártel Jalisco Nueva Generación se extiende a 27 entidades del territorio mexicano y tiene una tensa relación con el gobierno federal tras un historial que incluye helicópteros derrumbados, emboscadas a fuerzas federales, incluyendo al Ejército y la Marina y el atentado contra el jefe de la policía de la Ciudad de México, Omar García Harfuch en junio de 2020, destaca Ernst.

El rápido crecimiento de este grupo se debe a su manera de operar, según Ernst. “Manejan un sistema descentralizado de franquicias, en donde pequeños grupos que nacen en otras regiones se amparan bajo la marca del CJNG.  Aunque tengan poco que ver con “El Mencho” y su red familiar, que es el núcleo organizacional, el simple nombre intimida a sus adversarios. Además, pueden recibir sicarios y armas”.

Falko Ernst considera que el gobierno federal no tiene la voluntad de asumir los costos para enfrentar los múltiples conflictos armados que existen en México.

El presidente Andrés Manuel López Obrador arremete contra periodistas críticos a su gestión. El presidente Andrés Manuel López Obrador arremete contra periodistas críticos a su gestión.

Fake News a la Trump

El 30 de junio de 2021, el presidente López Obrador presentó una nueva sección en sus conferencias mañaneras titulada “Quién es quién en las mentiras de la semana”, que cada miércoles aborda las noticias falsas que difunden medios convencionales y redes. Esta iniciativa fue calificada por periodistas como una escalada en los ataques a la prensa en México.

Etellekt Consultores, empresa que analiza riesgos políticos, advierte que la libertad de prensa en México está expuesta a cada vez “más ataques, amenazas e intimidaciones”, debido a que desde el púlpito presidencial se acecha y sitúa a los periodistas como parte de las amenazas contra la seguridad nacional. Etellekt divulgó en un comunicado las imprecisiones y errores en el informe utilizado por el presidente sobre las supuestas mentiras de la prensa.

“Su conferencia, definitivamente, contribuye a un clima de estigmatización del trabajo periodístico en México, lo que supone una grave amenaza a la seguridad de los periodistas y su trabajo, primordial para garantizar la democracia en México”, afirma Asael Nuche, subdirector de Etellekt Consultores.

El analista cita a dos figuras a las que el presidente ataca constantemente: Héctor Aguilar Camín y Enrique Krauze, a quienes responsabiliza de haber recibido dinero en exceso del presupuesto designado a prensa en administraciones anteriores. “Si tiene pruebas o información sobre corrupción o delitos en el manejo presupuestal, debiera acudir a las vías institucionales para aclarar la situación”.

Nuche se suma a los reclamos de otros periodistas que así han interpelado al presidente en sus conferencias mañaneras. “Cuando usted ataca a los periodistas, está usted alentando a otros niveles del Estado mexicano a que hagan lo mismo, a que los desprecien, los maltraten y los consideren una amenaza a sus propios intereses”.

Comentarios