Monterrey da primer golpe ante Cruz Azul y sueña con la final de Concachampions

El Heraldo de México

Los Rayados aprovecharon la localía y se adelantaron en la ida de las semifinales del torneo, con un gol solitario del argentino Maxi Meza.

El Monterrey fue práctico y pegó primero. En la ida de las semifinales de la Concacaf Liga de Campeones, los Rayados derrotaron a Cruz Azul en el Estadio BBVA y dieron un paso adelante, para resolver la serie en la Ciudad de México y avanzar a la siguiente fase.

Con un gol de cabeza de Maxi Meza (9′), en el que el portero Andrés Gudiño quedó a medio camino en el área chica, el equipo regiomontano superó los esfuerzos del vigente campeón del futbol mexicano y dio el primer golpe para llegar a la definición por el título.

Aunque no fue un dominio avasallador, el Monterrey aprovechó su mejor momento en el campo para golpear el ánimo de su rival. Fue superior en el mano a mano y, de no ser por un par de atajadas de gol de Gudiño, el marcador pudo ser más holgado antes del final del primer tiempo.

Ya en el complemento, el técnico Juan Reynoso modificó el parado de su equipo y mandó a la cancha a Santiago Giménez por Walter Montoya, quien pasó de noche en la casa de los Rayados y no estuvo al nivel acostumbrado.

Giménez, con su desequilibrio y potencia de piernas, aportó mayor presencia en el ataque de La Máquina, pero la zaga regiomontana lo mantuvo lejos del área, tratando de anularlo.

Hacia el final, la figura de Gudiño se volvió determinante. El portero de los celestes sacó una clara ocasión de gol de Rogelio Funes Mori, para mantener con vida a su equipo de cara a la semifinal de vuelta.

Los Rayados pudieron matar a La Máquina, pero se conformaron con la ventaja mínima.

Comentarios