Las nuevas generaciones se plantean diversos proyectos a largo plazo, sin embargo éstos distan mucho de lo que otras generaciones planeaban anteriormente.

Un caso muy común tiene que ver con la adquisición de una vivienda, donde actualmente muchos jóvenes que pertenecen a la generación millennial consideran complicado acceder a un patrimonio por diferentes factores.

En este sentido, la plataforma de asesoría financiera Adulting realizó una encuesta a los millennials, la cual arrojó que los temas de dinero y finanzas personales son un tema estresante para dicha generación que enfrenta obstáculos financieros sin precedentes.

“La tasa de desempleo juvenil en México es alrededor de 6%, esto es el doble de la tasa de desempleo en la población general, además, la compensación laboral para esta generación es mínima, muchos millennials aceptan trabajos para los cuales están sobrecapacitados y por los que reciben remuneración baja, además de esto, otro gran reto al que se enfrentan es la falta de educación financiera: 50% de los millennials en México desconoce cuestiones básicas de finanzas personales”, detalló Adulting.

De acuerdo con la plataforma, la encuesta resultó de un taller que brindaron a 1,000 jóvenes pertenecientes a dicha generación, ello con el propósito de conocer cómo manejan sus finanzas y cuáles son sus preocupaciones y sueños financieros.

Entre los resultados que la encuesta lanzó, destaca que a los millennials mexicanos sí les importa su salud financiera ya que 90% de los encuestados dicen que el tener un buen manejo de sus finanzas es clave para lograr sus propósitos y objetivos de vida, sin embargo 88% de los millennials cree que no recibieron las herramientas en su educación para planear sus finanzas por parte de su escuela o su familia.

Preocupación por el futuro

Una de los temas que también llamó la atención en los resultados de la encuesta tiene que ver con las finanzas durante la vejez de dicha generación, ya que 45% de los millennials encuestados afirma que la principal razón por la que quieren planear sus finanzas es poder ahorrar para su vejez.

Y no es para menos, ya que esta preocupación está justificada, ya que de acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), en los resultados de estimaciones pensionarias que se realizaron para trabajadores que cotizan al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de 36 años de edad o menos, se estimó que acumularían en promedio 434,714 pesos cuando lleguen a 65 años, una cifra que no alcanzaría para cubrir los años de retiro.

Además, 51% de los millennials afirma que la principal razón por la cual no han logrado tomar el control de sus finanzas es no tener suficiente información para saber cómo hacerlo.

En este sentido, Liliana Olivares, CEO y fundadora de Adulting consideró que para retomar el control de las finanzas personales es necesario retomar los puntos básicos del ahorro.

“El ahorro es la principal herramienta que está en nuestro poder, tomar el control de nuestras finanzas (…) siempre recomendamos ahorrar entre 20 y 30% de nuestros ingresos. Es mediante este ahorro que podemos comenzar a tomar control”, agregó.

El no contar con recursos para el futuro no es la única preocupación de los jóvenes, la encuesta también demostró que además de que 43% afirmó que su mayor miedo es no tener dinero para su vejez, le siguen el miedo a perder su trabajo y con ello no poder cubrir sus gastos fijos, además que 30% de los encuestados teme nunca poder hacerse de una propiedad.

“Actualmente es muy difícil para los millennials mexicanos acceder a un crédito para poder comprar un inmueble ya que sus ingresos mensuales son menores a los que tenían sus padres, además a esto le aumentamos la inflación, costo de vida, locación, etc., reafirmando su miedo a no poder lograrlo”, destacó la encuesta.

Otro elemento de la encuesta realizada por Adulting destacó que la gran mayoría de los encuestados considera a los bancos como las instituciones más confiables, siguiendo modelos fintech con 24% de jóvenes que alegan preferir los nuevos modelos.

jose.ortiz@eleconomista.mx