Comparar los sistemas fiscales de cada uno de los países es complicado debido a que cada nación es única ya sea por su población y su economía, por ello medir los ingresos tributarios totales no es la mejor manera de comparar los sistemas fiscales internacionales.

Ante ello, Visual Capitalist (sitio de medios, canadienese especializado en economía) acotó que en lugar de comparar los ingresos totales, se debe de comparar la relación entre lo recaudado por impuestos y su proporción en el Producto Interno Bruto (PIB), ya que “es una de las formas más útiles de comparación entre los sistemas tributarios del mundo”.

En este sentido, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en el 2019,  la recaudación de impuestos en México representó 16.5% del PIB, con lo que ocupó el último lugar de los 35 países que fueron analizados. No obstante, se tuvo un incremento de tres décimas con respecto al 2018, según las estadísticas de la OCDE.

“México tuvo la relación impuestos/PIB más baja (…) de los 35 países de los que se tienen datos al 2019. La relación entre ingresos fiscales y PIB subió en 20 países y cayó en 15”, detalla la OCDE.

Dinamarca, #1

En contraparte, Dinamarca fue el país con mayor relación de recaudación con proporción a su PIB, al representar 46.3 por ciento. “Este país aprovecha sus ingresos fiscales relativamente altos, sobre todo para subsidiar la educación superior: la universidad es gratuita para todos los ciudadanos”.

En teoría, según la empresa radicada en Toronto, cuanto más alto sea el ratio del PIB, mayor será la proporción de dinero que se destina a las arcas públicas y si se gestiona eficazmente, podría favorecer al sector de la salubridad y a la prosperidad económica en el largo plazo.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revelado estudios en donde remarca que los países deberían tener una relación impuestos/PIB de al menos 12% para experimentar un crecimiento económico acelerado.

“Todos los países que forman parte de la OCDE alcanzan ese umbral, con un promedio de 33.8%”, revela Visual Capitalist.

En este contexto, la empresa canadiense reconoce que los impuestos proporcionan alrededor de 50% o más de los fondos gubernamentales en casi todos los países del mundo.

Foto de EU, cambiará

Una observación que la firma canadiense remarcó es que Estados Unidos ocupa el puesto 30 de 35, con un coeficiente de 24.5%, por debajo al promedio de la OCDE (33.8%) y llama la atención debido a que dicho país tiene uno de los PIB per cápita más altos de todos los países de la organización.

Precisa que esta proporción de recaudación respecto al PIB en Estados Unidos podría cambiar luego del reciente anuncio del presidente Joe Biden de aumentar los impuestos corporativos y las ganancias de inversión personal.

santiago.renteria@eleconomista.mx