Admite Gobierno falla en compra con ONU; medicinas, en agosto

24 HORAS

El Presidente dio a conocer que los insumos adquiridos por su administración alcanzarán para el primer semestre de 2022.

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien prometió un sistema de salud como el de Canadá o Suecia, admitió fallas en el proceso de compra de medicinas y ahora ofreció que a partir de agosto harán entregas mensuales para cubrir las necesidades de los pacientes.

Durante La Mañanera, ayer, el titular de la Secretaría de Salud, Jorge Alcocer, presumió que se logró comprar dos mil 624 millones de piezas de medicamentos para garantizar el abasto en instituciones de Salud hasta mediados de 2022, pero reconoció que a la fecha sólo ha llegado 7.4% de lo adquirido (196.5 millones de unidades).

Alcocer presentó un calendario de entregas para el 92.6% restante, con el cual se comprometen a suministrar 141 millones de medicinas por mes, desde agosto próximo hasta junio de 2022.

El plan se denomina de “Última milla” y contempla el abasto de almacenes a farmacias de hospitales públicos y a pacientes.

A su vez, admitió que el Gobierno implementó un plan B, porque mediante la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops) sólo se logró comprar 895 millones de piezas de fármacos, 33.2% de la demanda nacional para este año, por 45 mil 422 millones de pesos.

Dicha estrategia de emergencia significó una operación conjunta de varias dependencias federales, por la que en 37 días se adquirieron mil 729 millones de medicinas y material de curación por 31 mil 547 millones de pesos.

Alcocer enlistó las causas por las cuales el organismo internacional no pudo comprar todos los insumos médicos, como era el plan original: “Se ofrecieron proveedores que no cumplían con los requisitos mínimos de seguridad en la evaluación técnica, también precios no razonables y empresas ya inhabilitadas en México”.

Respecto a la adquisición de oncológicos, en el contexto de padres de niños con cáncer que han protestado por el desabasto e incluso preparan una marcha, informó que se adquirieron seis millones 929 de piezas mediante el mecanismo de Naciones Unidas.

Sin embargo, reconoció que faltaban los de más alta demanda, incluidos los oncológicos infantiles, los cuales fueron adquiridos en países como Francia, Corea del Sur, Alemania e India.

Con dicha adquisición, precisó que los hospitales contarán con fármacos especializados para niños durante lo que resta del año y mediados de 2022, en un tema que, dijo, “es válido, pero se ha exagerado y utilizado con otros fines”.

Otro de los aspectos que destacó es que se rompió el monopolio de venta de medicamentos al Gobierno por 10 empresas, las cuales en administraciones anteriores concentraron 80% del mercado.

“Con esta compra el proveedor que tiene el porcentaje más alto o que logró el porcentaje más alto es Gilead Sciences con 6.78%, le sigue Birmex y así otras empresas como Pfizer, Roche y Novartis”, manifestó.

24 HORAS informó desde el 7 de julio que el Gobierno había acelerado la adquisición de medicinas, en un proceso autónomo al de la UNOPS debido al retraso en el suministro.

LOS COSTOS 

La Federación compró dos mil 624 millones 758 mil 642 piezas de medicamentos, con una inversión de 76 mil 969 millones de pesos, lo que representa un ahorro de 18 mil 919 millones respecto al presupuesto previsto.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó ayer que los insumos comprados alcanzan para mediados de 2022. “No pudo la mafia que existía en todo lo relacionado con la venta o compra-venta de medicamentos, no pudo impedir que se lograra el propósito de adquirir todos los medicamentos”.

Indicó que con ese sistema de compras híbrido Unops-Gobierno comenzarán con el proceso de adquisición para el periodo julio 2022 al mismo mes de 2023, y por lo que resta del sexenio.

Aceptó que el reto es mejorar la distribución interna, por lo que pidió “cero corrupción” y “portarse bien” a los trabajadores de almacenes de instituciones de Salud.

24 HORAS también publicó la semana pasada que las compras baratas de medicamentos pueden salir caras, toda vez que en el convenio con la Unops no se contempla la distribución final de los medicamentos ni el pago de aranceles.

En el esquema de compras de administraciones anteriores, el costo de distribución estaba incluido en el precio.

Enrique Martínez, director General del Instituto Farmacéutico de México (Inefam), refirió que el gasto de distribución puede incrementar hasta 10% el costo total del medicamento.

“COMO NO SON SUS HIJOS”; MARCHA, VA

Karina Aguilar

Padres de niños con cáncer calificaron de perversas a las autoridades de Salud por acusarlos de ser “exagerados” y denunciaron que hasta el momento sigue el desabasto de medicamentos para los tratamientos oncológicos de sus hijos.

Israel Rivas, padre de Dana y vocero de los afectados, lamentó las declaraciones del secretario Jorge Alcocer: “Me parece absurda la posición del doctor Jorge Alcocer decir ‘sí hace falta medicamento, pero es exagerada la reacción de los padres’, ¡qué barbaridad!”, declaró.

Consideró que la actitud de las autoridades de Salud es perversa y siempre logran pegarles de alguna manera, “como no son sus hijos. Yo no entiendo de qué manera quieren que protestemos”.

Advirtió que la marcha convocada para el 24 de julio sigue en pie, toda vez que a pesar de las declaraciones del secretario Alcocer, sigue el desabasto de medicamentos. “No sé si vienen en burro o de rodillas, no sé cómo los están distribuyendo”, denunció.

Lo anterior, luego de que el secretario de Salud considerara como un “interés, válido desde luego, pero exagerado y utilizado con otros fines de alguna parte de la información”, el tema del desabasto en los medicamentos oncológicos para pacientes pediátricos e informara que se logró la compra de más de seis millones de piezas de estos medicamentos, con lo que se resolvería el tema del desabasto.

Al respecto, la vicecoordinadora de los senadores del PAN, Kenia López, también lamentó las declaraciones del secretario de Salud y consideró que “las mentiras” han orillado a la gente a salir a las calles a demandar el derecho a la protección de la salud.

Además, consideró necesario que se transparenten los contratos anunciados por el Gobierno, “a efecto de comprobar que se hayan asegurado las mejores condiciones en cuanto a precio, calidad, financiamiento y oportunidad, establecidas en nuestro marco legal”.

Comentarios