Es falso que ya no haya endeudamiento, como presume Mario Delgado

Sabueso

Animal Político

Por Siboney Flores

“No hay más endeudamiento”, dijo el dirigente de Morena, aunque la deuda sigue siendo un instrumento en el gobierno de López Obrador.

Frase
“En esta Cuarta Transformación, gracias a los ahorros y a la austeridad republicana, no hay más endeudamiento y se hizo el pago de intereses más grande desde 1980”
Autor
Mario Delgado, dirigente del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena)
Lugar y fecha
Twitter, 13 de julio de 2021

El dirigente del partido Morena, Mario Delgado, sostuvo a través de un tuit que en México “no hay más endeudamiento” y que se hizo el pago de intereses más grande desde 1980.

Pero México sí tiene deuda adquirida y el pago de intereses no significa que se avanzó con el pago capital de la deuda externa, ni asegura que bajen los intereses de esa deuda en los siguientes años, de acuerdo con cifras reportadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y especialistas consultados.

El endeudamiento de México 

“Para poder cubrir todos los gastos, el gobierno ha recurrido a nuevos endeudamientos. En los últimos 10 años ha existido nuevo endeudamiento y este año no va a ser la excepción”, explica Carlos Vázquez, especialista en deuda pública del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la deuda neta del gobierno federal pasó de 9 billones 372  mil millones de pesos en diciembre de 2020 a 9 billones 592 mil millones de pesos en mayo de 2021. Lo que significa un aumento de 2.3%  tanto solo en los primeros 5 meses del 2021.

Durante lo que va de la administración de López Obrador, de diciembre de 2018 a mayo de 2021, hay un aumento de 18%, al pasar de 8 billones 87 mil 259.4 millones de pesos a los 9 billones 592 mil millones de pesos de deuda ya mencionados.

Como te contamos en esta otra nota, la adquisición de deuda no solo es de este año. Durante la administración de López Obrador se han adquirido 6 deudas con el Banco Mundial entre 2019 y 2020 por un monto de 2 mil 880 millones de dólares.

Además, de que durante 2019 y 2020 también se adquirieron otras formas de financiamiento, como el uso de bonos en mercados internacionales para traer capital. Bajo ese financiamiento el monto adquirido fue de 15 mil 316 millones de dólares.

Si comparamos cuánto ha aumentado la deuda pública del primer al segundo año de las últimas tres administraciones, encontraremos que de 2007 a 2008 —durante el gobierno de Felipe Calderón— la deuda pública se incrementó en 3.1% del PIB; de 2013 a 2014 —durante el gobierno de Enrique Peña— el incrementó fue de 3.2%; mientras que de 2019 a 2020 —durante el gobierno actual— la deuda aumentó 7%.

Hay que considerar que durante un 2020 de pandemia en que el PIB tuvo una caída significativa, de -8.2%.

Los datos anteriores se pueden comprobar en la gráfica siguiente disponible también en este informe.

Se estima que este año el endeudamiento sea del 51% frente al PIB que produce el país.

Esto significa que el endeudamiento podría ser menor que el año anterior, cuando fue de 52.1%.

Según otro reporte de Haciendala deuda neta del Sector Público Federal, que incluye la deuda neta del Gobierno Federal, de las empresas productivas del Estado y de la banca de desarrollo, al cierre del primer trimestre de 2021 se ubicó en 12 billones 378 mil 486.5 millones de pesos. De los cuales 7 billones 775 mil 922 millones de pesos son por deuda interna y el resto (4 billones 602 mil 564 millones) por deuda externa.

Por sí sola, la deuda neta del gobierno federal se ubicó hasta mayo en en 9 billones 592 mil millones de pesos.

El Sabueso preguntó al equipo de comunicación de Morena sobre los indicadores tomados en cuenta, para decir que “no hay endeudamiento”, pero no hubo respuesta.

En términos generales, para la economista Valeria Moy comentarios como los de Delgado tienen más un sentido político, porque la deuda siempre va a existir.

Moy comparte esta columna donde explica que el endeudamiento, más allá de adjetivos, es una herramienta financiera que bien utilizada puede ayudar a los países a tener recursos y ejecutar proyectos de inversión, para pagar después.

El pago de intereses 

Mario Delgado habla sobre el pago de intereses más grande desde 1980, calificándolo como “histórico”. Si bien esa cifra nunca se había apagado, solo significa que México tuvo que pagar más dinero por una acumulación de cobro de intereses, no que abonó una gran cantidad a su deuda.

“Es como cuando sacas un automóvil y adquieres una deuda de financiamiento, tú puedes estar pagando los intereses, pero no has abonado al capital y tú sigues debiendo el carro, porque todo lo que has pagado son puros intereses”, comenta el especialista en deuda pública, Carlos Vázquez.

“Si uno revisa las series históricas, todos los años está aumentado el pago de intereses de la deuda tanto interna como externa. De hecho va a seguir aumentando (la cifra a pagar por los intereses)”, agrega.

Entre 2016 y 2017 se hizo un pago que también se consideró “histórico” por el gobierno en turno, pero el especialista explica que esto no implicó que en los siguientes años disminuyera el pago de intereses de la deuda.

El pagar cantidades “históricas” de intereses, señala, no es necesariamente un motivo de celebración, porque en cambio se pudo privilegiar la inversión.

“Es preocupante porque el pago de estos intereses viene del presupuesto anual, y a medida que le destines más dinero tienes menos recursos para destinar otros sectores, algo muy importante cuando estamos hablando de un contexto de recuperación económica”.

En esto coincide el economista Arturo Huerta, quien menciona que “el gobierno ha preferido pagar deuda en lugar de invertir y gastar, y de ahí la caída de la economía”.

 

Comentarios