Noche de fuego, filme mexicano que celebra en Cannes a las mujeres valientes

La Razón

Por: ADRIANA GÓCHEZ

Mayra Batalla, actriz de la cinta, destaca a La Razón que se retrata la valentía en contextos violentos; la película le recuerda su infancia.

La película Noche de fuego, de la directora salvadoreña-mexicana Tatiana Huezo, lleva al Festival de Cine de Cannes una mirada distinta de la violencia: en lugar de revictimizar celebra la valentía de las mujeres que luchan por sobrevivir en entornos inseguros, destacó a La Razón, desde la ciudad de la Riviera francesa, la actriz Mayra Batalla, quien da vida a Rita, una madre que por todos los medios protege a su hija ante la ola de desapariciones en el poblado que habita.

“Desgraciadamente la violencia contra la mujer no sólo ocurre en México, pareciera que serlo significa vivir rodeada de un mundo de violencia, por ello, lo que celebra esta película es a las personas, a su valentía y la gran capacidad de hacer todo para sobrevivir entre todo esto que parece imparable, que nadie tiene el control ni el interés de cambiar”, expresó Mayra Batalla.

La también actriz de Aquí en la tierra, en una imagen de archivo.Foto: Especial

Noche de fuego, una de las pocas coproducciones mexicanas que llegan a Cannes y hoy tiene su premier: aborda la historia de niñas de un poblado que se ubica en una montaña, donde mujeres han sido raptadas, por lo que las madres optan por cortarles el cabello y vestirlas con ropa holgada para que pasen de-sapercibidas.

Para la también actriz de Aquí en la tierra, esta película de Huezo le recuerda su infancia, creció en el pequeño pueblo de Álamo, Veracruz, rodeada de mujeres que hicieron todo para sacar adelante a su familia, con la idea de que nadie las iba a llegar a salvar, incluida su madre, quien enviudó cuando Batalla era menor.

Me gusta Noche de fuego porque revictimiza, se aleja de la idea de ‘los niños no entienden’. En esta etapa se definen cosas de ti

Mayra Batalla, Actriz

“Crecí con una madre que enviudó cuando yo era niña, sin duda marcó mi vida para siempre, era saber que nadie te va a venir a rescatar. No sólo era la falta de mi padre, sino haber crecido en provincia, porque te da otra dimensión: estás en un lugar tan pequeño que tienes diversas maneras de disfrutar, observarte muy de cerca, de soñar mucho que algún día saldrás de ahí y tu vida mejorará, creo que ahí estamos muchísimos con esa esperanza de lo que vendrá, lo que llegará, lo que va a modificar tu vida; sin duda ha sido un ciclo muy bonito, esta película a esa Mayra niña se lo ha dado en muchos sentidos”, resaltó.

La artista ha cumplido varios sueños con esta producción; primero, trabajar con Tatiana Huezo, a quien admira desde documentales como La tempestad y El lugar más pequeño; segundo, porque el personaje que interpreta es el que más le ha exigido; y tercero, formar parte del Festival de Cannes en un año como éste en el que se retoman los encuentros de cine cancelados por la pandemia.

“Cannes es la cereza del pastel, ya haber participado en la película es un sueño hecho realidad, pero estar en esta gran fiesta es el extra, en un momento tan particular, es la fiesta con la cual regresamos a la vida, estamos volviendo a hacer lo que nos gusta y es una gran celebración.

“Ser parte de Noche de fuego ha significado algo tremendo en mi vida personal y profesional, porque es el personaje más demandante que he hecho, requería de mi entrega total, fue ofrecer todos mis miedos, ilusiones y fantasías a Rita, la madre que interpreto; necesitaba de mi total generosidad y estar al servicio de la historia”, expresó Batalla.

Comentarios