El libre mercado ¿Es realmente libre?

Por: Ing. Agustín Hernández Rojo

Vivimos en un sistema capitalista, donde nos venden la idea que cualquiera que ponga su changarro puede prosperar y convertirse en un gran empresario, pero ¿es esto realmente cierto? Analicémoslo seriamente y con datos duros.

Según la Enciclopedia Britannica el Libre Mercado es un sistema de intercambio económico sin regulaciones, en donde los impuestos, los controles de calidad, las cuotas, tarifas y otro tipo de intervenciones económicas centralizadas por el gobierno no existen o son muy mínimas. Los éticos de la economía establecen que este sería un sistema tan eficiente como lo fuesen los parámetros morales de quienes participan en el sistema, tal como juego justo, prudencia, autorestriccion, competencia entre iguales y cooperación.

Libertarios económicos como Milton Friedman, Ronald Coase, Ludwig Von Mises abogan por un sistema completamente libre, mientras que en contraposición encontramos a el francés Thomas Pikkety, el premio Nobel estadounidense Joseph Stiglitz o el catalán Vicenc Navarro.

Las empresas con mayores ingresos a nivel mundial en 2020 -según cifras de Fortune Global 500 – fueron Walmart con 523 mil millones de dólares, Sinopec con 407 MMDD, la Corporación Estatal de la Red Eléctrica de China con 383 MMDD, la Corp. Nac. de Petróleo de China con 379 MMDD, Shell con 352 MMDD, Saudi Aramco con 329 MMDD, Volkswagen y British Petroleum con 282 MMDD, Amazon con 280 MMDD, Toyota con 275 MMDD, Exxon con 264 MMDD y Apple 260 MMDD.

En México, según cifras del mismo Forbes del año 2018, las 5 compañías con mayores ventas fueron PEMEX con 70 mil millones de dólares, América Móvil con 50 MMDD, Walmart de México con 32 MMDD, Comisión Federal de Electricidad con 28 MMDD y FEMSA con 25 MMDD.

El comparativo sirve para darnos cuenta que existe una brecha increíble entre unas y otras, sin embargo en México las empresas más grandes acaparan el mercado y disparan sus márgenes.

Un estudio del Fondo Monetario Internacional indica que el margen de beneficio de las empresas que cotizan en la bolsa se ha disparado un 39% desde 1980 y concluye que son precisamente las empresas grandes las que impulsan el incremento de los márgenes gracias al control que ejercen en sus respectivos sectores.

Regresando al panorama nacional, recuerdo mucho un comercial de televisión llamado Pepe y Toño que circulo por un tiempo en México, el cual quería hacer notar que más del 80% de los empleos en el país son creados por PYMES y ademas incentivaba a crear empresas para coadyuvar a la economía nacional.

Ahora bien, desmenuzando dicha información ¿cuántas empresas recién creadas sobreviven el primer año? Según un estudio del INEGI titulado la Esperanza de vida de los Negocios en México establece que el 89% de los negocios no llegan a los 25 años de vida. También existe otro dato interesante, pues si se filtra acorde al indicador por tamaño de empresa (medido en número de empleados) se puede observar que a mayor tamaño de la empresa mayor posibilidad de supervivencia, mientras que micros y pequeñas empresas tienen una mortalidad mayor.

De lo anterior podemos deducir que a mayores capitales mayor supervivencia, entre menos capital semilla más posibilidad de fracaso. Lo cual es un dato desalentador para quienes incursionan en el sector empresarial.

Entonces, suponiendo que un micro o pequeño empresario quiere iniciar su changarro, la cadena de suministro siempre recae en los grandes proveedores ya sea de materias primas, servicios o manufactureros.

La gran mayoría de los emprendedores se enfrenta a un sector cerrado, coptado por unas cuantas empresas y con una competencia desleal muy fuerte en donde existe fijación de precios, dumping, monopolización, dependencia económica, revenues excesivos, estrategias para mantener clientes cautivos, contratos de exclusividad y financieras con tasas altísimas que modulan el mercado.

El emprendedurismo debe ser alentado, pues se necesita más y mejor competencia para asegurar precios competitivos, pero también mayores condiciones de equidad para todos los empresarios y quienes quieran serlo sepan con certeza la realidad a la que se enfrentan, así como la procedencia histórica de las grandes fortunas que sin lugar a dudas han sido capitales semilla en la creación de grandes empresas del país, máxime en un país como México que pese a que se dice que tiene una economía capitalista, la realidad es que tiene una economía mixta de Mercado, en donde en el top de empresas aún se encuentran algunas estatales, como PEMEX y CFE y otras como America Móvil y algunos bancos que surgieron precisamente de la privatización de empresas estatales.

Para ahondar más en el tema recomiendo dos libros que abordan esto de manera fascinante, se llaman: Persistent Oligarchs y Pesos and Politics ambos de Mark Wasserman.

El gran reto del sector empresarial debe ser precisamente que los emprendedores se conviertan en empresarios y los negocios/comercios en empresas autosuficientes, de crecimiento sostenible y sin la necesidad de la presencia del dueño en la operatividad diaria para generar ganancias sostenidas, pues en la medida que se fomente no solo la cantidad sino la calidad de las empresas, la competitividad a nivel mundial de las empresas mexicanas será mayor.

El capitalismo no es perfecto, es más, un tanto utópico, pero sí perfectible.

Fuentes:

https://www.britannica.com/topic/free-market

https://www.forbes.com.mx/cuan-rentables-son-las-companias-mas-grandes-del-mundo/

https://www.inegi.org.mx/temas/evnm/

https://www.eleconomista.es/economia/noticias/9220438/06/18/Las-grandes-empresas-acaparan-el-poder-y-disparan-sus-margenes-mientras-que-los-salarios-pierden-peso.html

https://www.google.com.mx/amp/s/expansion.mx/mi-carrera/2013/01/14/pymes-generan-81-del-empleo-en-mexico%3f_amp=true

Comentarios