“Los concursos de belleza no son violencia simbólica, la violencia está en otros lados”: Andrea Meza

La Crónica de hoy

Entrevista. La actual Miss Universo visitó la Ciudad de México para comenzar labores de activismo feminista y visitar a AMLO.

Cuando a mediados de mayo la modelo y empresaria Andrea Meza le dio a México su tercera corona de Miss Universo, no solo hubo reacciones de felicitaciones por el triunfo. Al mismo tiempo comenzaron a gestarse una serie de reacciones de grupos feministas, legisladores y expertos en violencia de género que señalaban a los encuentros de belleza como una “forma de violencia simbólica (indirecta)”.

Cabe decir que el pasado mes de febrero este debate llegó a la Cámara de Diputados en donde se aprobó el dictamen que agrega apartados a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en el que se incluyeron los conceptos de “violencia mediática y simbólica”, en el cual, además se estipuló que las instituciones públicas no podrán asignarles recursos, subsidios, ni habrá publicidad oficial o cualquier tipo de auspicio gubernamental.

La noche de este lunes la mexicana regresó a México, llegó a la Ciudad de México, para comenzar su reinado como máxima belleza, con una serie de actividades que incluyen reuniones con colectivos feministas, encuentros con prensa y con el presidente Andrés Manuel López Obrador, para este miércoles, con el propósito de dejar en claro que los encuentros de belleza no son una forma de violencia y encauzar su lucha a la violencia de género en contra de las mujeres de México.

“La razón principal de la reunión es que me invita a felicitarme por el triunfo porque siempre es bonito ver el éxito de un mexicano a nivel internacional y eso lo agradezco. Pero queremos destacar la importancia de la mujer y lo que estamos realizando. Mi posición es darle luz a las organizaciones que están trabajando en pro de la mujer”, expresó Andrea Meza, en entrevista con Crónica Escenario.

En la charla con este medio la reina de Miss Universo destacó los puntos a tratar en la reunión con el presidente: “Mencionar las plataformas que existen para empoderar a la mujer y que la mujer se dé cuenta de su valor. Que alcancen sus metas a través de estas plataformas porque los certámenes han sido un poco rechazados por parte del gobierno de nuestro país últimamente y me interesa decirle que soy una mujer preparada y le debe mucho a estos concursos”, dijo.

“Soy un ejemplo de que no existe violencia dentro de él (el concurso de Miss Universo), son herramientas que te ayudan a seguirte preparando a nivel personal y profesionalmente y que va muy de la mano de la lucha contra la violencia, porque a los concursos los han tachado de violencia simbólica y vengo a decirles que no, la violencia está en otros lados”, enfatizó.

Uno de los principales objetivos de Andrea Meza como Miss Universo es utilizar la plataforma para tener un mayor impacto en su lucha contra la violencia de género. Antes del certamen trabajó en estrecha colaboración con el Instituto Municipal de la Mujer, organización que tiene como principal objetivo eliminar la violencia contra la mujer, una labor complicada si tomamos en cuenta que Chihuahua ha sido durante años un foco de alerta de feminicidios.

“Ellas me abrieron las puertas para que pudiéramos darle luz a las campañas que ellas tienen y usar mi plataforma para que tenga más impacto. Comenzamos con una campaña de rechazo al acoso callejero, en el que invitamos a los hombres a que si ven a una mujer acosada en la calle no guardes silencio y la cuides, involúcrate, la indiferencia contribuye a esa violencia”, explicó.

“Crecí en una entidad machista, como gran parte de la nación. Creces con las cruces rosas y pierde importancia. Nosotros no estamos haciendo nada. Me sentí mal porque yo era parte de eso, me di cuenta de que detrás de cada cruz rosa, hay una familia que está buscando a su familia”, dijo.

Ahora su objetivo es ir más lejos así que este martes se reunió con 50+1, un colectivo de mujeres políticas, académicas y especialistas cuyo objetivo es “generar, apoyar e impulsar mecanismos de empoderamiento a las mujeres que participan activamente en los espacios de decisión”, dijo.

Si bien, Meza ha manifestado en contadas ocasiones que ella no ha sido víctima de violencia de este tipo, sí ha estado rodeada de historias que la han marcado para motivar su lucha: Una de las historias que me marcaron fue de una mujer de Delicias, Chihuahua. Ella tenía a su esposo, sufría violencia doméstica y no lo dejaba por miedo a dejar a sus niños sin papá, así que aguantaba esta violencia día con día. No solo eran golpes, también era violencia sexual y violencia económica en la que te tienen amenazada en la que ‘si me dejas, olvídate del dinero’ o ‘si hablas, olvídate de que te dé para la comida’”, contó la también ingeniera.

“Eso vivió hasta que la maestra de su hija la mandó llamar y le dijo que su niña tenía comportamientos extraños y que necesitaba ayuda, pero también ella como mamá necesitaba asistir con un psicólogo. Así fue que ella, finalmente se pudo abrir, aunque la llevaron obligada porque era un miedo irracional y se comprende porque te tienen amenazada”, continuó.

A través de casos como el de esta mujer es que ella decidió tomar las cartas en el asunto para que no haya consecuencias graves: “Es muy difícil porque las mujeres que viven eso no se ponen a pensar que pueden comenzar desde cero. Más aún, a esta mujer le dio cáncer porque el hombre la contagió del virus del papiloma humano y tuvo que enfrentar eso mientras se separaba del hombre y vivía la lucha legal y psicológica”, señaló.

“Yo la conocí gracias a su psicóloga porque es mi amiga y me dijo que tener estas conversaciones pueden enriquecerlas a las dos y eso me marcó mucho porque son historias que ocurren a la vuelta de la esquina y le pueden pasar a cualquiera, a tu vecina o a tu hermana”, agregó.

Finalmente, ahora ve que sus esfuerzos tienen más relevancia gracias al impulso mediático de Miss Universo pues en EU ha comenzado a compartir su causa, “al final no importa de donde vengamos, independientemente de nuestro país, conectamos con esas historias de violencia porque es injusticia universal”, destacó.

“Desde que gané, la gente de Miss universo me ha apoyado todo el tiempo y me han acercado a colectivos de mujeres líderes tanto en México como en EU; tengo conexión con comunidades latinas que viven en EU y que le dan apoyo, no solo a las mujeres, sino a comunidades LGBT y a niños migrantes que necesitan solvencia económica y trabajo. El unir nuestras luchas es un triunfo más importante que el ser reina de belleza”, concluyó.

Tras su visita a la Ciudad de México, se trasladará a Ciudad Juárez, en Chihuahua, y finalmente a Chihuahua, en donde aprovechará para visitar a su familia, a quienes no ha visto desde que fue coronada.

Comentarios