María Félix intentó adoptar, pero el destino se lo negó

El Heraldo de México

“La Doña” tenía un gran corazón del cual no le gustaba presumir.

María Félix siempre fue mostrada dentro y fuera de la pantalla como una mujer difícil, con la que no era sencillo tratar. Esa fama la acompañó hasta el final de sus días, aunque era todo lo contrario.

La fama de complicada se la ganó durante años de no dejarse de nadie. Una de sus anécdotas indica que obligó a un director a disculparse con ella frente a todo el equipo de producción por haberla tratado sin respeto.

En otra ocasión, narró cómo se imponía a Enrique Álvarez Alatorre, su primer esposo, a quien amenazó con cortarle los genitales en caso de que se atreviera a levantarle la mano para golpearla.

El día que quiso adoptar a una niña

Como parte de su vida adulta, “La Doña” solía mirar las noticias para mantenerse informada. En una de esas ocasiones, se encontró con el reporte de que había una bebé que había sido abandonada por su madre en las vías del Metro de la Ciudad de México.

A esto, la artista no se pudo quedar sin hacer nada, por lo que pidió a Luis Martínez De Alba, quien en ese entonces era su chofer, que se encargara de investigar todo lo relacionado con la menor.

La orden venía con una condición, nadie debía saber que era ella quien hacía la solicitud, ya que su intención era adoptarla sin que la prensa se enterara e hiciera un escándalo de eso.

Según comentó el heredero universal de la actriz en una entrevista, esto se debía a que la estrella de “Enamorada” solía hacer obras de caridad, pero no le gustaba que la ligaran a ellas, ya que no le interesaba la promoción.

“La Doña” fue uno de los íconos de la época. FOTO: Especial

¿Por qué no pudo adoptar a la niña?

De acuerdo con lo narrado por De Alba, la buena obra de la actriz no pudo llevarse a cabo, pese a que acudió con los responsables de Televisa y con las autoridades en busca de la pequeña.

Esto debido a que cuando estuvo cerca de ella, ésta ya había sido puesto en custodia de su madre y no pudo siquiera verla. Su heredero mencionó además que “La Doña buscaba frecuentemente formas de ayudar a los demás, sobre todo a las personas que consideraba que no tenían otra forma de obtener oportunidades.

“Quería ayudar a niñas para que se fueran a estudiar a Suiza”, mencionó De Alba.

Además de estar dispuesta a tomar una maternidad que no le correspondía, la estrella también tuvo un hijo propio, Enrique Álvarez Félix.

Pese a que nunca estuvo conforme con la preferencia sexual de su vástago, lo apoyó para que entrara al mundo del espectáculo y se le vio convivir con él hasta que murió a los 66 años de edad en mayo de 1996.

Comentarios