Así responde Erik Rubín a la polémica por fotos con influencer

Quién

El cantante y actor aseguró que con ese tipo de publicaciones sólo se le falta el respeto a él, a sus hijas Mía y Nina, y a su esposa, Andrea Legarreta, a quien no le tuvo que explicar nada.

Erik Rubín retomó sus redes sociales luego de que en días pasados fuera acusado de engañar a su esposa Andrea Legarreta durante uno de sus viajes.

A través de un video en su cuenta de Instagram, el ex Timbiriche confesó que daría una aclaración “que no tenía por qué dar”, pero al final confesó que decidió hacerlo por la conductora del programa Hoy y sus hijas Mía y Nina Rubín Legarreta.

“La verdad es que no tenía planeado dar explicaciones, pero me han estado buscando por todos lados para que dé mi declaración sobre este asunto que la verdad se me hace lo más absurdo del mundo, pero ahí les va”, inició su mensaje Erik.

Rubín aclaró que había información errónea en lo publicado: “Estuve en Cancún la semana pasada, no en Tulum, me fui con mi papá a cerrar un negocio allá, y precisamente con algunos de los socios me llevaron a conocer los restaurantes que están de moda ahí porque con uno de ellos vamos a hacer otras cosas.

“En todas estas noches me habré tomado fotos y he bailado y he saludado a muchísima gente, dentro de toda esta gente que saludé y con la cual conviví, tomaron una foto en donde yo aparezco platicando con una chica, esta chica además sale con uno de mis amigos, y tal cual, estábamos en un lugar público”, abundó el cantante.

Erik explicó que el tiempo que estuvo en ella fue muy corto e insistió en que lo que se publicó al respecto fue sin sentido y alejado de la realidad: “Habré estado esa noche, en esa mesa, no más de 5 minutos y ahora salieron las redes que yo, que infiel, ¿qué ando haciendo sin Andrea?”.

El cantante destacó que su matrimonio con Legarreta se basa en la confianza, por lo que no tuvo que darle explicaciones a ella de lo que sucedió esa noche: “Les cuento que… sí somos pareja, pero somos individuos que cada quien hace sus cosas, sus sueños, sus carreras.

“Yo no sé qué relaciones tengan con sus parejas o con sus esposos, los cuales no les permitan salir a ningún lado o no los dejen tener amistades, ese no es nuestro caso, por lo cual yo a Andrea inclusive no le tengo que dar explicaciones de nada, porque ella me conoce”, puntualizó.

Por último, el artista de 50 años arremetió contra la gente que hizo grande este asunto y se externó preocupado por su pareja e hijas, aunque no perdió la oportunidad de bromear con el caso: “El chiste es que armaron todo un alboroto porque inclusive ofenden a mis hijas, que además ¿pues ellas qué?, ofenden a Andrea, me ofenden a mí.

“Con esto me doy cuenta simplemente de que ¡híjole, caray!, ¡qué triste!, hay mucha gente resentida que nada más está esperando el momento de ver quién se la paga. Siento mucho que les pase esto porque no la deben estar pasando bien, pero también le pido a los medios que no magnifiquen este tipo de cosas”, expresó Rubín.

Erik.jpg
Esta es la foto que generó toda la polémica. (Especial)

Erik minimizó la situación al comentar que las fotos “alguien las subió a las redes y de ahí ya todos los programas están hablando de esto que, la verdad, no tiene importancia para mí, y creo que para mucha gente tampoco.

“Pero al parecer faltan notas y para los medios sí, entonces les quería platicar un poco de viva voz qué es lo que está pasando… y cuídense de las fotos, no vayan a platicar con nadie, porque ya saben cómo es la gente”, finalizó.

Comentarios