Caída en crédito al consumo en el sector popular enciende alarmas

El Economista

Fernando Gutiérrez

Prevén crecimiento al final del año, en línea con la recuperación económica.

Los participantes del sector de ahorro y crédito popular vieron una contracción en su cartera de consumo durante los primeros meses del año; sin embargo, si bien es un tema que enciende las alarmas, dicha afectación se toma con cautela ante una esperada recuperación de la economía que apoyará este tipo de financiamiento.

En el sector de sociedades financieras populares (sofipos), compuesto por 38 entidades en operación, el saldo de la cartera de consumo a marzo pasado fue de 9,760 millones de pesos; es decir una caída de 19.7% real anual; mientras que en el de cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), donde operan 155 instituciones, el saldo fue de 75,976 millones de pesos, lo que significó una disminución de 4.8% real anual.

De acuerdo con David Romero Morfín, presidente de la Asociación Mexicana de Sofipos (Amsofipo), la disminución de la cartera de consumo de este sector obedeció, en parte, a la prudencia de las familias que atienden dichas entidades; sin embargo, se prevé que se tenga una recuperación durante el resto del año.

“Es un tema de prudencia del mercado, tanto de la oferta como de la demanda.  Prudencia del lado de los clientes donde con el confinamiento decidieron no pedir nuevos créditos. Habla de la madurez que van teniendo los clientes. Por el lado de las sofipos, prudencia para hacer un correcto análisis para poder dar el crédito de acuerdo cómo lo demanda el mercado”, comentó Romero Morfín.

En este sentido, César Zepeda Prado, presidente del Consejo Superior del Cooperativismo (Mexicoop), coincidió en que el contexto actual obliga a las personas del segmento popular a ser más precavidas en materia de solicitar nuevos créditos personales.

“Esto atiende a una mayor educación financiera de la gente, obviamente ante una falta de ingresos lo que se ve disminuido es la colocación. Posiblemente la gente está siendo más consciente en el destino de su gasto familiar, por la disminución de ingresos, y otros están esperando un mejor momento para hacer gastos importantes”, acotó Zepeda Prado.

El Presidente del Mexicoop, indicó que también se puede ver dicha disminución al primer trimestre del año, debido a que en el mismo periodo del 2020 todavía no se veían las afectaciones económicas del impacto de la pandemia que se vive actualmente.

“En los primeros tres meses del 2020, todavía no había pandemia en México y esos meses tenían una dinámica natural, donde este tipo de crédito venía repuntando”, detalló el presidente del Mexicoop.

Esperan crecimiento

El Presidente de la Amsofipo apuntó que, a la primera mitad del año, se ve una recuperación de esta cartera en distintos jugadores de este sector en línea con una mejora en algunos indicadores económicos, al grado de pronosticar un crecimiento importante que podría alcanzar los dos dígitos al final del año.

“Vamos a terminar el 2021 con crecimiento, que puede ser de dos dígitos, estoy optimista en lo que viene en resto del año. Lo mejor está por venir”, confió Romero Morfín.

Las entidades del sector de ahorro y crédito popular tienen la finalidad de ofrecer servicios financieros a poblaciones y comunidades donde difícilmente atiende la banca tradicional.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx

Comentarios