España y Nueva Zelanda marcan el nuevo avance de la eutanasia en el mundo

La Crónica de hoy

Ambos países se suman este 2021 al reducido club que ha legalizado el derecho a la muerte digna en el mundo. Nueva Zelanda fue el primer país en el mundo a someter el tema a referendo: El 65.3% votó a favor. países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Colombia y Canadá son los otros únicos Estados donde es legal.

La eutanasia es, seguramente, uno de los derechos civiles que más está costando conquistar en todo el mundo. No en vano es una de las cuestiones que más polémica genera alrededor del mundo. Sí, el aborto sigue siendo un tema sometido a feroz debate en América Latina por culpa del ultra catolicismo imperante, mientras es un tema prácticamente superado en Europa Occidental, pero el derecho a la muerte digna no convence siquiera a la mayoría de los países más progresistas del planeta.

Apenas siete naciones han regulado hasta la fecha el derecho a elegir morir con ayuda médica, y dos de ellas lo han hecho en el lapso de los últimos nueve meses. Esto significa que si bien el avance es lento, los progresos existen y, casi dos décadas después de que Bélgica y Países Bajos se convirtieran en pioneros, el progreso es lento pero muestra señales para el optimismo.

Repasamos lo que dicen las legislaciones alrededor del planeta, desde las más antiguas hasta las que acaban de salir del horno.

Pero pero primero que todo, debemos aclarar tres conceptos, los de eutanasia activa, eutanasia pasiva y suicidio asistido. La eutanasia activa ocurre cuando médicos administran conscientemente fármacos a un paciente para terminar con su vida. La eutanasia pasiva ocurre cuando los médicos retiran a un paciente un tratamiento que lo sostenía con vida, y el suicidio asistido se da cuando médicos o profesionales sanitarios entregan medicamentos y todo lo necesario a un paciente para que este mismo se los administre y termine con su vida.

ESPAÑA Y NUEVA ZELANDA, LOS NUEVOS

El 18 de marzo de 2021, España hizo historia al convertirse no solo en el séptimo país en el mundo en legalizar la eutanasia activa, sino en el primero de tradición católica en hacerlo. El parlamento en Madrid lo aprobó por 202 votos a favor por 140 en contra, y la muerte digna se permitirá solo para personas que sufran una “enfermedad grave e incurable” o tengan un padecimiento “grave, crónico e imposibilitante” que les provoque un “sufrimiento intolerable”.

Manifestantes a favor de la eutanasia celebran la aprobación de la legalización en España el 18 de marzo de 2021 en el centro de Madrid (EFE).

En el caso neozelandés, la ley entrará en vigor el 6 de noviembre de 2021, exactamente un año después de que el 65.3 por ciento de los ciudadanos aprobara su legalización en un referéndum, el primero celebrado por un Estado en el mundo sobre este tema. En su caso, la ley indica que la persona que solicite la eutanasia activa deberá ser mayor de 18 años y dos médicos deberán aprobar el procedimiento.

LOS PIONEROS

El 1 de abril de 2002, Países Bajos se convirtió en el primer Estado en el mundo en aprobar y regular la eutanasia tras varios fallos judiciales que sentaron las bases legales. Y solo un mes después le siguió la vecina Bélgica. Estas primeras leyes mantuvieron rasgos fundacionales que han seguido después casi todos los países que han legislado sobre el tema. En el caso neerlandés, el paciente debe sufrir un dolor insoportable y sin posibilidad de mejora, la petición debe repetirse en el tiempo; el paciente debe estar consciente de su condición y opciones, debe consultarlo con al menos dos doctores, y debe tener al menos 12 años, aunque hasta los 16 necesita el permiso de los tutores legales.

En 2009 Luxemburgo fue el tercero en regular la muerte digna y lo hizo con polémica, pues el gobierno se vio obligado a modificar su Constitución para limitar los poderes del rey Gran Duque de Edimburgo, Enrique, quien se negaba a aprobar la ley por razones morales.

LOS DOS ÚNICOS EN AMÉRICA

Solo dos países en América contemplan la eutanasia activa: Canadá y Colombia. En el caso norteamericano, la Corte Suprema ordenó en 2015 aprobarla, y así, en junio de 2016 entró en vigor la ley que también permite el suicidio asistido.

Colombia hizo historia al convertirse en el primer país latinoamericano en legalizar la eutanasia, después de que en 2014 la Corte Constitucional del país ordenó a la secretaría de Salud regular el derecho a la muerte digna. Así, bajo el gobierno de Juan Manuel Santos, se aprobó la ley en 2015, que contempla que el paciente se encuentre en estado terminal y de su consentimiento para morir de una manera “clara, informada, completa y precisa”.

¿Y la situación en México?

México es uno de los escasos países de América Latina donde se reconoce alguna forma de eutanasia, en este caso, la pasiva, junto a Argentina y Chile y dejando de lado a Colombia.

La Ciudad de México, Aguascalientes y Michoacán son los únicos estados donde se permite la eutanasia pasiva, pese a que en 2016 la Encuesta Nacional sobre muerte digna arrojó que el 68.3 por ciento de mexicanos respalda la eutanasia pasiva y un 56.4 por ciento respalda la eutanasia activa.

Dos semanas después de tomar posesión, en diciembre de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador se mostró a favor de la eutanasia, al asegurar: “¿Por qué no implementamos algo para el bien morir. ¿Por qué no la asistencia?”. Pero desde entonces no se ha movido nada.

También en 2017 la Ciudad de México consignó en su Constitución que “todas las personas” tienen “derecho a una muerte digna”. Tampoco se ha legislado.

Comentarios