La votación en Michoacán huele a narcovotos

Proceso

Las elecciones michoacanas para renovar la gubernatura se enfilan hacia la judicialización. La victoria de Alfredo Ramírez Bedolla, candidato de Morena-PT, ha sido cuestionada por señalamientos no menores de parte de la alianza PRD-PRI-PAN: la intervención de grupos armados para coaccionar el voto.

Las elecciones michoacanas para renovar la gubernatura se enfilan hacia la judicialización. La victoria de Alfredo Ramírez Bedolla, candidato de la coalición Morena-PT, ha sido cuestionada por señalamientos no menores de parte de la alianza PRD-PRI-PAN: la intervención de grupos armados el día de la votación para, bajo amenaza, coaccionar las preferencias en las urnas de municipios, como Múgica, La Huacana, Tumbiscatío, Gabriel Zamora, Salvador Escalante, Régules y Zitácuaro. 

MORELIA, Mich. (proceso).–  La coalición Morena-Partido del Trabajo resultó ganadora de la gubernatura de Morelia. Sin embargo, se trata de una cuestionada victoria a causa de las denuncias sobre grupos armados que irrumpieron y operaron en su favor en diversos municipios mediante el robo de urnas, amenazas a funcionarios de casilla y coacción de votantes.

Hasta el viernes 11 no había concluido el cómputo oficial, pero según el presidente del Instituto Electoral de Michoacán (IEM), Ignacio Hurtado Gómez, en los avances de las distintas elecciones se estaban confirmando las cifras del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

De acuerdo con ese programa, el morenista Alfredo Ramírez Bedolla obtuvo 654 mil 837 votos (41.56% de las preferencias), mientras que el candidato de la coalición PRD-PRI-PAN, Carlos Herrera Tello, recibió 614 mil 576 sufragios (39.03%). La diferencia entre el primer y segundo lugar fue de 40 mil 261 votos (2.53%).

Ante la cerrada contienda y su combinación con las presuntas irregularidades detectadas el día de la jornada electoral, la alianza tripartidista ve condiciones viables para judicializar el proceso y llevarlo hasta la última instancia para buscar la nulidad de las casillas donde hubo anomalías, explica el comisionado del PRD ante el IEM, David Alejandro Morelos Bravo.

“Fueron bastantes las incidencias que reportamos el día de la elección, pues desde el inicio hubo hombres armados operando en favor de Morena, intimidando a nuestros representantes para que se retiraran de las mesas de casilla en los municipios, como Múgica, La Huacana, Tumbiscatío, Gabriel Zamora, Salvador Escalante, Régules y Zitácuaro, entre otros, donde nos quedamos sin representantes.”

Coincidentemente, añade Morelos Bravo, en esa región se registró una “votación atípica” en la cual Morena y el PT ganaron con ventajas de hasta dos o tres a uno.

Los distritos locales XXII y XXIV, con cabecera en Múgica y Lázaro Cárdenas, respectivamente, fueron definitorios para el triunfo de Ramírez Bedolla en la contienda por la gubernatura, pues, de acuerdo con el cómputo oficial, ahí apabulló a su adversario con una diferencia de 54 mil 34 votos, cifra notablemente superior al margen de 40 mil 261 sufragios con los cuales ganó la elección en todo el estado.

En el distrito XXII el resultado fue de 50 mil 542 votos (66.9%) del morenista contra 19 mil 413 (25.74%) de Herrera Tello, mientras que en el distrito XXIV fue de 41 mil 304 (62.49%) contra 18 mil 319 (27.71%).

En esta región hubo casillas con casi la totalidad de votos en favor de la candidatura de Alfredo Ramírez, como la 1 contigua de la sección 573, del municipio de La Huacana, donde Morena-PT recibió 570 de los 597 votos emitidos, en tanto que el PAN obtuvo un voto, el PRI cuatro, el PRD siete y el resto se distribuyó entre los demás partidos. En la casilla 1 básica de la sección 557, la alianza Morena-PT aparece con 360 votos frente a los 36 de la coalición PRD-PRI-PAN.

Según un reporte de las incidencias del día de la jornada electoral, entregado a Proceso por el representante del PRD ante el IEM, en la sección 477 de Santa Casilda, municipio de Gabriel Zamora, personas armadas les quitaron los equipos de telefonía celular a los funcionarios de casilla, se apoderaron de 160 boletas para marcarlas en favor de Morena, las ingresaron a las urnas y se retiraron.

Comentarios