Estados y escuelas desairan regreso a clases presenciales en este ciclo escolar

Expansión Política @ExpPolitica
Pese a la vacunación de maestros y al llamado presidencial, 13 estados decidieron esperar al próximo ciclo para volver a las aulas. Donde ya volvieron, muchas escuelas prefieren seguir en línea.
A cinco días de que reabrieron las escuelas tras 15 meses de clases a distancia, al menos dos planteles públicos y uno privado en la Ciudad de México —de los poco más de 1,000 que habían decidido volver a las aulas— regresaron al esquema virtual que predominó durante la mayor parte de la pandemia de COVID-19, luego de detectar casos positivos y sospechosos.
Apenas el lunes pasado, los estudiantes de la Escuela Secundaria Diurna 241, Emma Godoy, en la alcaldía Gustavo A. Madero; de la Escuela Secundaria Técnica 80, en Tláhuac, y del Colegio Williams, en la Benito Juárez, habían vuelto a tomar sus mochilas para acudir a sus salones, pero hacia el final de la semana tuvieron que retornar a sus casas.

La Ciudad de México es una de las 14 entidades del país que tenían previsto regresar a clases presenciales en estos días, tras los llamados del presidente Andrés Manuel López Obrador a que lo hicieran de forma “voluntaria” pues ya se había vacunado al personal educativo. Sin embargo, en total, solo regresaron 1 millón 631,235 alumnas y alumnos de 24,406 escuelas de nivel básico hasta superior, cuando se estima que en México hay 36 millones de estudiantes.

En la capital, se registró la apertura de 1,103 planteles públicos y privados de educación preescolar, primaria, secundaria y especial, con más de 80,000 estudiantes y alrededor 1,000 docentes y trabajadores administrativos y de apoyo.

Entre los que volvieron estuvieron las dos pequeñas de Lynet Montes de Oca, mamá de dos estudiantes de un kínder en Iztapalapa. La joven de 27 años cuenta que, a través de un censo, en la escuela privada los padres decidieron que se reabriera el inmueble. Para ella, no se adquieren los mismos conocimientos desde casa, por lo que apoya el retorno a pesar de que restan únicamente cuatro semanas para que concluya el ciclo escolar 2020-2021, aunque reconoce que no sería lo mismo si sus niñas estuvieran en escuela pública.

“Van demasiadas personas. A pesar de que aquí son 20 alumnos, los están dividiendo en días y solamente van cinco alumnos; no tomaría la misma decisión”, confiesa la mujer, quien apoyó en las labores de limpieza del colegio y ahora cumple con las medidas sanitarias solicitadas, como llevar una toalla personal para cada una de sus hijas, quienes cursan el segundo y tercer año de preescolar.

El temor y el cambio en el semáforo epidemiológico son algunos de los motivos por los que en otros estados se ha retrasado el regreso a clases presenciales. En Veracruz, por ejemplo, donde también se tenía previsto volver el lunes 7, el retorno se interrumpió al retroceder a amarillo.

“La condición que teníamos era semáforo verde durante varias semanas y yo creo que hubo un exceso de confianza (…) Qué íbamos a hacer si estábamos en verde y algunos municipios en amarillo, podríamos tener la confianza de que se regresara; ahora ya no, ahora los municipios que están en amarillo vamos a convocar a que regresen a clases a distancia y los que siguen en verde podrán continuar con la estrategia que hayan planteado; los municipios donde ya no es verde tendrán que regresar a clases a distancia”, dijo el gobernador Cuitláhuac García el domingo pasado.

En el Estado de México, se tiene previsto el retorno a las aulas este lunes 14 de junio, según lo anunció el gobernador Alfredo del Mazo. El mandatario argumentó que el semáforo verde permite que retomen labores presenciales los planteles que deseen hacerlo, de un total de más de 296,000.
Las tres V —vacunación, semáforo verde y voluntario— representan la estrategia de las autoridades educativas para el regreso. Aun así, no en todos lados los padres están seguros de enviar a sus hijos a clases presenciales, porque consideran que hay riesgo.

Adriana Vargas, maestra de primaria en el Edomex, cuenta que ella está dispuesta a regresar, pero en el plantel donde trabaja los padres decidieron no hacerlo. “La mayoría de los papás no quisieron y prefieren terminar en línea porque dicen que no hay las medidas de higiene, aunque se fuera a limpiar”, señala la profesora de 35 años.

La docente coincide en que, aunque está emocionada de volver y se siente segura con su vacuna —que le aplicaron el 15 de mayo—, era mejor haber comenzado el ciclo escolar siguiente de manera presencial. “Finalmente, los alumnos ya están habituados a un horario y organización, además de que van a regresar de manera escalonada y solo por dos o tres horas”, dice.

Así fue como decidieron hacerlo al menos en Chihuahua y Oaxaca, por mencionar algunas de las 13 entidades que escogieron regresar hasta el próximo ciclo escolar. A estas se suman, Baja California Sur, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sonora, Tabasco, Tlaxcala y Yucatán.

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, habló de esto el lunes pasado, luego de la visita de la secretaria de Educación, Delfina Gómez. “Ella de lo que habló es de que podría reiniciarse, pero en el caso del estado de Chihuahua, no pensamos en estos días ni en estas semanas hacer el regreso a clases de manera presencial, sí lo prevemos para el siguiente ciclo escolar. Chihuahua podría regresar a clases presenciales en agosto, pero no por estas semanas de junio y julio”, expuso.

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, sostuvo que el regreso a clases será con consenso de los padres de familia y cuando se considere que están dadas las condiciones, aunque no consideró que fuera en este ciclo escolar. Así también lo señaló el director del Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO), Francisco Ángeles Villarreal.

“Contemplo un regreso presencial, voluntario y paulatino a clases en las 13,600 escuelas de Oaxaca a partir del ciclo escolar 2021-2022, es decir, a finales del mes de agosto”, dijo, según Milenio.

De acuerdo con la secretaria Delfina Gómez, al término de la jornada de vacunación al personal educativo, el 1 de junio, se inmunizó a 2 millones 743,448 personas, en tanto que desde mayo pasado, cerca de medio millón de alumnos de los distintos niveles escolares volvió a las aulas en siete entidades.

En cambio, en estados como Campeche, que fue pionero en regresar a clases de manera presencial, se frenó el retorno por la detección de casos positivos, así como por el retroceso en el semáforo epidemiológico. También sucedió así en Nayarit y se espera que ocurra en los demás planteles y entidades donde se presente esta situación.

Comentarios