Confirman racismo en familia real, como acusaron Enrique y Meghan

UNOTV

Una investigación realizada por David Pegg y Rob Evans, reporteros del periódico The Guardian, reveló que la familia real de Reino Unido, encabezada por la reina Isabel II, sí ha practicado el racismo, tal y como acusaron el príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle.

Según el reportaje de The Guardian, la reina Isabel II prohibió a “personas de color” y extranjeros “desempeñar funciones” administrativas en el Palacio de Buckingham, al menos, hasta 1960. Además, hasta la actualidad, las leyes de discriminación racial y sexual no se pueden aplicar en los hogares de la monarca.

“En 1968, el director financiero de la reina informó a los funcionarios que, de hecho, no era la práctica nombrar migrantes de color o extranjeros para puestos de oficina en la casa real, aunque se les permitía trabajar como sirvientes domésticos”.

  • El Palacio de Buckingham se ha negado a declarar al respecto
  • Fue hasta 1990 cuando se habrían eliminado algunas acciones de racismo
  • La familia real ha negado esa información

Esas actitudes persisten

En 1960, funcionarios de Reino Unido intentaron introducir leyes que castigaran negarse a emplear a personas por motivos de raza u origen étnico. La reina Isabel II y la familia real “han permanecido exentos de esas leyes de igualdad durante más de cuatro décadas”, dijo The Guardian por el tema del racismo.

Por ende, algunos trabajadores del Palacio de Buckingham y de otros recintos de la familia real que creen haber sido víctimas del racismo no se pueden quejar ante los tribunales. El Palacio de Buckingham respondió en un comunicado que atiende esos casos por separado.

Comentarios