Candidatas, blanco de la violencia en la recta final

24 HORAS

En Chiapas, Edomex, Michoacán, Guanajuato, Guerrero y SLP se registraron algunas de las agresiones contra las aspirantes.}

De cara a los comicios del 6 de junio, aspirantes mujeres que participan en la contienda por un cargo de elección popular han sido blanco de agresiones, amenzas, atentados y secuestros, que se recrudecieron en los últimos de campaña y dejaron al menos una abanderada muerta.

En el cierre de actividades proselitistas, la madrugada de ayer se reportó el secuestro de Marilú Martínez, candidata de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cutzamala de Pinzón, Guerrero, quien fue privada de su libertad, junto con su familia, a manos de un grupo armado.

Horas después, la abanderada de MC a la gubernatura de esa entidad, Ruth Zavaleta, dio cuenta que Marilú Martínez y su familia se encontraban bien, mientras que el gobernador guerrerense, Héctor Astudillo, dijo que, según los primeros reportes, no se habría tratado de “un secuestro y no hubo violencia”.

En hechos por separado, en San Luis Potosí, habría sido baleada la casa de campaña de la candidata del PRD-PAN a la presidencia municipal de Villa de Reyes, Erika Briones, y poco después la también abanderada a esa alcaldía del PRI-Conciencia Popular (PCP), Marilú Martínez, reportó un ataque armado cuando viajaba en su camioneta.

En tanto, en el Estado de México, la aspirante a diputada local por Fuerza por México, Nancy Martínez, salió ilesa de un atentado en calles de Ixtapaluca, tras ser interceptada por sujetos que viajaban en auto gris, desde donde le dispararon.

ELECCIÓN TEÑIDA DE ROJO

Los ataques a abanderadas alcanzaron a Alma Rosa Barragán Santiago, aspirante de MC a la alcaldía de Moroleón, Guanajuato, quien fue asesinada a tiros cuando se encontraba en un mitin de campaña, el pasado 24 de mayo.

En el ataque un hombre y una menor de edad también resultaron heridos. Una semana después, MC designó a Alma Denisse Sánchez Barragán como su nueva candidata, en sustitución de su madre.

LA LISTA

En Chiapas, la casa de campaña de la abanderada del PVEM a la alcaldía de Tuxtla Chico, Rosario Esmeralda Coutiño, fue atacada a tiros por sujetos no identificados, sin que se reportaran víctimas.

En otro hecho violento, la aspirante a la alcaldía de Cuitzeo, Michoacán, Rosa Elia Milán, y su familia fueron baleados, el pasado domingo, cuando viajaban a bordo de dos caminetas, lo que costó la vida a José Marcelino Pérez, esposo de la abanderada.

En el Estado de México, Zudikey Rodríguez, candidata de la coalición PRI-PAN-PRD a la alcaldía de Valle de Bravo, fue amenazada por el crimen organizado para que se retirara de la contienda.

Ante ello, Rodríguez desapareció del foco público el 21 de mayo pasado y cuatro días después escribió un mensaje en redes sociales en el que afirmó: “nunca he permitido que el miedo me eche para atrás”.

En Guanajuato, la candidata a diputada local del PVEM por el Distrito XXII, Saraí Figueroa, fue baleada en Acámbaro, durante un mitin en la comunidad de Tócuaro, la semana pasada.

Comentarios