Cautela

Por: Francisco Flores Legarda

“Le pido al cine lo que muchos estadounidenses

le piden a las drogas psicodélicas.

Jodorowsky

La cautela que tengo respecto a las encuestas electorales es por lanzarse éstas en un mar de subjetividad. Hay un trabajo fino por hacer. Me he referido con anterioridad a la debilidad opositora -Va por México y MC- basada en la carencia de proyecto, todo lo reduce en un no a López Obrador y MORENA, el cual se ofrece envuelto de miedo y odio; por su parte, el voto duro de MORENA está centrado en la confianza dispensada al proyecto transformador. Queda al margen de estas consideraciones la decisión del ciudadano que no bebe temores y certificará, de acuerdo con su experiencia, su voto a favor del actual régimen en proceso o cualquier otro proyecto de Nacion.Desde el tema energético, el hecho de que se hayan detenido los gasolinazos y haya bajado el pago consignado por el recibo de luz doméstica, son una valoración por considerar de los electores. Esto se refuerza con la decisión gubernamental de abatir la distribución para su venta de gasolina y gas robados de los ductos de PEMEX. Una actividad delictiva que no fue tocada por la reforma energética del Pacto por México, al contrario, hasta parece que animó el llamado huachicol. Una operación explicable por la complicidad de directivos de la paraestatal, la apatía de Hacienda y el contubernio de concesionarios de estaciones distribuidoras de gasolina y gas.

Considerando el tema de la salud pública, el sistema se fue degradando aceleradamente desde la implantación del seguro popular por Julio Frenk. Siendo un mecanismo mañoso de financiación de la salud para la población no derechohabiente del IMSS y el ISSSTE, encontró su término con el actual gobierno. El seguro popular no construyó infraestructura (hospitales), ni promovió la formación de médicos y enfermeras para sostenerse. En los hechos, el seguro popular parasitó todo el sistema público de salud. Para rematar, el esquema de compra consolidada de medicamentos de parte de este sector del gobierno fue ajeno a la oferta y la demanda, inducido para beneficiar a compañías distribuidoras asociadas a políticos. Y si se agrega a la valoración ciudadana la efectividad del programa de vacunación contra Covid. entonces es dable los contrapesos.

Un tercer tema es la educación pública -no aludiré a contenidos- en tanto restitución de los derechos de maestros que fueron conculcados por la reforma educativa de Peña Nieto. Aunque aquí se trata de una consideración gremial, sin relacionar a la ciudadanía en su totalidad, es un conjunto profesional de alta participación en las contiendas electorales. Que nadie se extrañe si el voto del magisterio se orienta a favor de Morena.

Un cuarto tema en la reflexión de los electores es el hacendario. Hacienda tiene como directrices maestras no crear o incrementar impuestos, mejorar el cobro efectivo de los impuestos existentes, administrar la deuda pública heredada, investigar las fortunas de procedencia ilegal y racionalizar el gasto público para financiar los programas sociales. Hacienda dejó de operar como promotor del saqueo de los bienes de la nación, el infame paradigma que estableció Pedro Aspe Armella.

Estos son los cuatro temas que generan una percepción de honestidad de la administración pública. Cuatro temas que posiblemente impulsen el voto de confianza hacia la cuarta transformación, refutando el llamado al voto de castigo hecho en solitario por Gabriel Zaid.

Expuesto así parece fácil y sencillo, pero visto desde la condición liberista que le dieron las reformas estructurales a la arquitectura jurídica del país, el reto no es fácil ni sencillo. Son los muros que protegen a la oligarquía. Tiene a su disposición una generación de jueces para los que la nación, la soberanía y los derechos sociales no requieren defensa alguna frente al mercado.

Salud y larga vida

Profesor por Oposicion de la Faculta de Derecho de la UACH.

Comentarios