Dejan negocio 10 mil productores de leche

La Razón

Por: ANA MARTÍNEZ

De enero a abril el maíz subió 13.1%, según el Inegi

Afirman que ya no pueden absorber alza en insumos como maíz, soya y costo de energéticos; demandan que Liconsa les pague el litro a $8.20; a 140 mil les dan $6.80, acusan.

El incremento en el precio del maíz y la soya, principales insumos para alimentar el ganado, así como en los precios de los energético, causó que en el último año han desaparecido 10 mil productores de leche, aseveró Álvaro González Muñoz, presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche.

Lo que para el Gobierno federal representa un aumento transitorio de los precios, para los productores de leche equivale a la estabilidad de su negocio, ya que tan sólo el maíz que utilizan para alimentar el ganado pasó de valer 4.60 pesos a inicios de año, a 7.80 pesos; y la soya se encareció hasta ocho pesos el kilo, a 11 pesos, de acuerdo con González Muñoz.

El Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) advirtió que México se aleja de la autosuficiencia de granos básicos, ya que tan sólo en el primer cuatrimestre del año las importaciones se incrementaron 12.3 por ciento, ante un aumento en la demanda de 8.1 por ciento y la disminución de 2.8 por ciento en la producción. Las exportaciones bajaron 59.1 por ciento.

En el caso del maíz, precisó que en el periodo de referencia la producción nacional quedó 1.9 por ciento por debajo de lo que registró hace un año, colocando el indicador de autosuficiencia en 61.2 por ciento, desde 64.5 por ciento del primer cuatrimestre del 2020. En promedio, el precio de este alimento se elevó 13.1 por ciento de enero a abril del 2021, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Gráfico

Esta situación, manifestó el productor, derivó en que algunos ganaderos empezaran a vender vacas para mantener al resto de su ganado, pero al no mejorar las condiciones siguieron con este proceso hasta el punto en que ya no les quedaron más animales en sus establos, lo que ahora amenaza el sustento de su familia.

“Venden las vacas al mejor postor a un precio barato. Cuando un ganadero ya está en esas condiciones el comprador abusa de él, aunque también el productor está obligado a abusar porque su destino es incierto. Podemos decir que 10 mil productores desaparecieron en el último año y si no hay una respuesta rápida de las autoridades va a seguir creciendo el número de desaparecidos”, alertó González Muñoz en entrevista con La Razón.

Comentó que los productores de leche creyeron que tendrían una mejor suerte con la nueva administración, pues cuando Andrés Manuel López Obrador era candidato a la Presidencia les prometió que establecería el precio oficial de la leche en 8.20 pesos; sin embargo, esto sólo se aplicó a los que le venden a Liconsa, ya que no podían obligar a las empresas a fijar un valor.

De los 150 mil productores que sobreviven a dicha situación, tres mil le venden a Liconsa y hasta siete mil a grandes firmas lecheras. “Son 10 mil los que pueden estar protegidos a nivel nacional, pero 140 mil están vendiendo a un precio promedio de hasta 6.80 pesos, cuando los costos de producción rebasan los ocho pesos. Entonces ése es el drama que si no se atiende rápido van a seguir desapareciendo productores”.

El presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche dijo que hará una gira a nivel nacional para saber si realizarán alguna manifestación como gremio ante la falta de respuestas “justas y reales” por parte de las autoridades, aunque también reconoció que los ganaderos están desanimados porque “la respuesta siempre ha sido que no se ven resultados” que mejoren sus condiciones.

PIDEN FORMACIÓN DE DEPENDENCIA ALIMENTARIA

 Por otro lado, Homero López García, presidente del Consejo Nacional de la Tortilla, indicó que el alza en este alimento que se registró hace unas semanas se debió principalmente a la especulación en el mercado ante la falta del grano, además de que las grandes empresas lo acapararon.

Comentó que mientras México no cuente con leyes o una secretaría dirigida a atender únicamente temas alimentarios, los productos no estarán blindados a la volatilidad del mercado internacional, la cual se intensificó por los problemas de sequía en el país, que azotan a más de 75 por ciento el territorio nacional.

“Para los productores de tortilla ahorita todavía estamos comprando el maíz caro, hay excepciones lugares donde están sacando el poco maíz que hay, pero no se garantiza un abasto para toda la República. El tema de especulación tiene que salir del Gobierno y poner una solución a los grandes compradores de maíz. Esperemos que el maíz vaya a la baja y evitar nuevos incrementos en la tortilla”, dijo.

 

Comentarios