Aminata Touré, una carrera ascendente en la política alemana

Dw actualidad

Aminata Touré, de 28 años, es la primera vicepresidenta afroalemana, y la más joven, de un Parlamento regional en Alemania. Muchos hablan de que pronto pasará al nivel nacional en la política. Aquí se la presentamos.

Aminata Touré no pierde la calma ni siquiera cuando sucede algo inesperado. Como una manifestación con la que no contaba, justo delante del Parlamento regional del estado de Schleswig-Holstein, en Kiel, norte de Alemania. Allí, unas 70 personas exigen más dinero para casas-refugio para mujeres que buscan, con o sin hijos, protección ante la violencia.

La diputada del Parlamento regional del partido Los Verdes pide comprensión y solicita aplazar la entrevista con DW. Touré quiere saber exactamente qué es lo que quieren los manifestantes, y los escucha con atención. Luego toma el megáfono de una de las mujeres, que acababa de criticar al gobierno de Kiel, en el que participan Los Verdes. Touré improvisa un discurso, aplaca los ánimos y promete ayudar, estar del lado de los que protestan. Cosecha aplausos, y luego de una hora la protesta se disuelve.

La defensa de los derechos de las mujeres, especialmente de las mujeres jóvenes y de aquellas con origen migratorio, es una de las tareas esenciales de Aminata Touré. Está comprometida en la lucha contra el racismo, se interesa por política educativa -algo que en Alemania es responsabilidad de cada estado federado-, y trabaja en el área de asilo y migración. Piensa que el hecho de que personas mueran en el intento de llegar a Europa a través del Mediterráneo es algo que “nos concierne a todos”, no solo a quienes tienen un vínculo con África.

Aminata Touré durante la manifestación delante del Parlamento regional de Schleswig-Holstein.Aminata Touré durante la manifestación delante del Parlamento regional de Schleswig-Holstein.

Críticas y propuestas para una sociedad mejor

Aminata Touré nació en 1992 en Neumünster, Schleswig-Holstein. Creció en un centro para refugiados. Sus padres abandonaron Mali en mayo de 1991, luego del golpe de Estado. A los 13 años obtuvo la nacionalidad alemana. Touré estudió ciencias políticas y filología francesa y, luego de su licenciatura, comenzó a trabajar con Los Verdes. En 2017 llegó al Parlamento regional. Se hizo conocida en toda Alemania cuando, dos años más tarde, se convirtió en la vicepresidenta de ese parlamento. Es la primera mujer afroalemana, y la más joven, en ocupar el cargo.

Hace dos años, DW la entrevistó, y entonces Touré tenía más tiempo. Ahora está muy ocupada. Se la ve más madura, más profesional. Los incontables discursos, entrevistas y presentaciones oficiales dejaron huella, pero sin que ella perdiera su estilo calmo y seguro.

Aminata Touré sabe de lo que habla y cómo transmitir su mensaje. “Formo parte de una generación que piensa que, durante mucho tiempo, no ha sido aceptada como parte de la sociedad. Pero sí hemos hecho un aporte, y hay cosas en esta sociedad que todavía criticamos, pero también tenemos propuestas de cómo hacerlas mejor”, explica.

Aminata Touré, en el Parlamento regional de Schleswig-Holstein, en Kiel.Aminata Touré, en el Parlamento regional de Schleswig-Holstein, en Kiel.

Por ejemplo, en lo que respecta al colonialismo. Se conoce poco, sobre todo en las escuelas, acerca de los crímenes de lesa humanidad que Alemania cometió en África, y Aminata Touré quiere que eso cambie. “Queremos que el colonialismo sea tratado de manera más intensiva en la escuela, para que todos sepan más sobre las diferentes formas de racismo que hoy existen”, dice. Entre otras cosas, se trata de esclarecer cómo todavía influyen en la sociedad los conceptos coloniales del siglo XIX.

En el pasado reciente hubo numerosos sucesos en los que los jóvenes se politizaron, opina. Entre ellos, las protestas contra la violencia policial y el racismo en Estados Unidos, los ataques de neonazis en Alemania y los ataques antisemitas. Cuando pasa algo así, Touré quiere que “se siente a la mesa gente como yo para codecidir” qué se debe hacer.

Aminata Touré se reserva sus planes políticos para el futuro.Aminata Touré se reserva sus planes políticos para el futuro.

El manejo de las expectativas

Su compromiso político la hace objeto de ataques, especialmente anónimos y en las redes sociales. Pero también tiene decenas de miles de seguidores, una especie de comunidad que crece constantemente. Muchos jóvenes que quieren trabajar en política le piden consejo. Muchos de los que la admiran la ven en los próximos tiempos ya no en la política regional, sino trabajando a nivel nacional. Después de Annalena Baerbock, candidata a canciller de Los Verdes en las elecciones generales de septiembre, será ella la próxima canciller, comenta una de sus seguidoras en Twitter.

Aminata Touré habla del “manejo de las expectativas” que debe hacer para no decepcionar a la gente, que proyecta muchas cosas en ella. Escucha a todos y se compromete, pero no puede prometer que todo cambie.

El hecho de que sea cada vez más conocida en Alemania en los últimos años la llena de orgullo. Pero Touré deja abierta la pregunta sobre si se imagina asumir un cargo en un posible gobierno de Los Verdes en Berlín, luego de los comicios de septiembre de este año. Por el momento, se ve más bien en Schleswig-Holstein, y tiene gran interés en seguir desarrollando la política regional, asegura.

(cp/ers)

Comentarios