NutriMami: El Estado de la Seguridad Alimentaria en México

Por: Rocío Alejandra Castillo Cervantes
Nuestro país tiene una carga cuádruple en su tránsito a un sistema alimentario justo, sano y sustentable, pues en el país acceder a una dieta saludable, tiene un costo de más de 110 pesos por persona, y representa una alto costo para la mitad de la población que vive en condiciones de pobreza e incluso pobreza extrema, desgraciadamente es una realidad que no se encuentra al alcance de todos, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO por sus siglas en inglés.
Para cumplir con una dieta con alto valor nutrimental, debe consistir en frutas, hortalizas, lácteos y productos proteicos, si sumando esto nos da un valor de $110 diarios, y en el país el salario mínimo es de 123.00 pesos diarios, es difícil lograr satisfacer la seguridad alimentaria; por ello la prevalencia de la subnutrición se mantiene en un 12.3%, lo que constituye un alza del 7.1% de la fecha de 2017 a 2019. Mientras que 75% de la población padece obesidad y sobrepeso.
La pobreza forma parte importante de la desnutrición, y tiene impacto en las dietas menos saludables, porque tenemos problemas de deficiencias de micronutrientes, problemas de obesidad y sobrepeso, y la influencia del medio ambiente es brutal.
Actualmente la pandemia del coronavirus agudizó esta problemática, por la disminución del producto interno bruto del 8.3%, Aumentando las carencias en 35% de la población, se requiere fortalecer la política en materia alimentaria, pues como en la mayoría de América Latina es un problema multidimensional.
Se necesitan crear redes de distribución de alimentos o fomentar áreas como la concentración de cultivos por medio de la biotecnología, para poder llegar a las comunidades más alejadas y con más carencias económicas.

Comentarios