Yuri: La pobreza y el hambre marcaron la niñez de “La reina del pop latino”

El Heraldo de México

La cantante Yuri tuvo una infancia difícil llena de hambre y pobreza a pesar de iniciar su carrera desde muy temprana edad.

Yuri es una de las estrellas más importantes de México. Su música ha conquistado al publico nacional e internacional, sin embargo, este reconocimiento le constó mucho trabajo, pues a pesar de estar en el mundo del espectáculo desde niña, pasó hambre y pobreza.

Yuridia Valenzuela -nombre real de la cantante- viajó a la Ciudad de México desde su natal Veracruz con sólo 11 años de edad. Acompañada sólo de su madre, la cantante se hospedó en un hotel barato en la capital cerca de la XEW para buscar una oportunidad en el medio del espectáculo.

La precariedad de su vida la llevó a pasar hambre, al grado que padeció tercer grado de anemia y un día en las grabaciones con Chabelo se desmayó. Ante este hecho, el actor Javier López le dio dinero para que pudiera ir a comer.

“Hacíamos una comida al día, un día con Chabelo me desmayé porque tenía tercer grado de anemia y Chabelo agarró y nos dió dinero ‘vayan a comer’, varios nos daban dinero para comer”, relató la cantante.

La madre de Yuri creía en su talento
A pesar de ser solo un niña, la veracruzana le pedía a su madre regresar con su familia y desistir de cumplir su sueño, el cual en ese momento se veía muy difícil. Pero su madre se negaba a volver y darle la razón a su padre, quien desde un principio no creía en este proyecto. “Yo sé que tú tienes potencial y tú vas a ser una estrella”, le decía Dulce Canseco.

De acuerdo a la tapatía, vivó alrededor de nueve meses en el hotel San Diego, en donde dormía en un cuarto muy pequeño y en una cama muy chiquita, pues hasta su madre llegó a dormir en el suelo “o dormíamos espalda con espalda pero amanecíamos muy adoloridas, entonces un día tú en el piso y un día arriba”, comentó.

Durante una entrevista con Yordi Rosado, la llamada “reina del pop latino”​ dijo que el debut como cantante junto a Julio Jaramillo no fue lo que esperaba, ya que no tuvo éxito, por lo que aún pasó muchas precariedades.

Ya en la adolescencia y con la necesidad de tener ropa para sus presentaciones y actividades, Yuri tuvo el apoyo de Lourdes Martínez, la esposa de Eduardo Manzano “El Polivoz”, quien le regaló algunas prendas que su madre tenía que arreglar, pues la mujer era muy alta.

“Un día yo me paré, cuando cumplí 15 años, y dice mi mamá ‘no hay para festejar’, le dije ‘no pasa nada, un helado’, ahí le dije ‘mami el día que sea famosa y tenga dinero voy a comprarme todo lo que quiera y vamos a tener la casa más bonita’, mi mamá decía ‘si mijita, si mijita, ya viene, ya viene bajando’ y así fue”, recordó con orgullo, pues finalmente su sueño se cumplió.

Comentarios