Tigres y Rayados, a definir su futuro en el Clásico regio

POR : SAHID HERNÁNDEZ – CRONISTA DEPORTIVO
Publimetro

Llega la edición 125 del Clásico Regio, el partido que paraliza por 90 minutos a todo Nuevo León y que por muchos es considerado el duelo regional con más pasión del futbol mexicano.

Tigres y Rayados se juegan más que tres puntos en la penúltima jornada del Guardianes 2021, pues además del orgullo en disputa, los clubes regiomontanos también definirán el rumbo de su participación en la fase final del torneo, principalmente los felinos, quienes desean desesperadamente meterse a la repesca.

Siendo el local y ante la premura por sumar, para por lo menos alcanzar un lugar en el repechaje, Tigres sin duda que es el obligado a salir a proponer y a quedarse con los tres puntos el próximo fin de semana frente a la Pandilla. Una situación que a principio del certamen podría parecer impensable para los pupilos de Ferretti, luego de su extraordinaria participación en su primer Mundial de Clubes.

Los felinos están irreconocibles. Atraviesan una crisis deportiva luego de haber acostumbrado a su afición a permanecer en los primeros lugares durante la última década, pero lo más cuestionable es la aparente pasividad del Tuca, quien fiel a su costumbre de morirse con la suya, sigue esperando la reacción de sus pupilos y respetando jerarquías. Sin hacer cambios drásticos en su formación conforme avanzan los compromisos.

Hoy más que nunca está claro para el cuadro auriazul que no pueden depender más de André-Pierre Gignac, al menos no en este torneo. El talento individual y las genialidades del francés no han aparecido este semestre, por lo que Tigres debe resolver su problemática como equipo y entre todos sacar a flote el barco para tratar de llevarlo a buen puerto.

El fracaso está a la vuelta de la esquina para el equipo de la UANL y frente a ellos un Monterrey que por su parte busca recuperar las unidades que se escaparon ante Pachuca para afianzarse entre los primeros cuatro de la tabla y ¿por qué no? de paso darle un empujón a su archirrival hacia el despeñadero, para dejarlos cerca de una vergonzosa eliminación y sin Liguilla por primera vez desde hace siete años.

Javier Aguirre ha realizado un trabajo aceptable en su regreso al balompié mexicano, al frente de unos Rayados, que a pesar de llegar a la cita con dos derrotas frente a Tuzos y Chivas, siguen manteniendo en su zona defensiva a su principal baluarte, al ser la segunda zaga menos castigada con 11 goles recibidos.

Ahora los albiazules deben de dar un golpe de autoridad, similar al de hace un par de semanas en Toluca, demostrar que tuvieron un par de malas noches en sus últimos tropiezos, para convencer a propios y extraños que están para pelear por el título, y hacer frente a los favoritos Cruz Azul y América, sobre todo mejorando en su definición ante el arco rival.

Llegó el momento para que Rogelio Funes Mori, Vincent Janssen, Maxi Meza, Dorlan Pabón y compañía, hagan explotar su pólvora y afinen la mira, si quieren trascender en la fase final y no ser simples comparsas de los llamados ‘equipos grandes’, quienes buscan reclamar el trono. En especial el Mellizo podría tener un doble festejo si marca su gol 122 frente a Tigres, que lo convertiría en solitario como el mejor artillero en la historia del club, dejando atrás a Humberto Suazo.

Los números indican que Monterrey llega ligeramente mejor al duelo 125 del Clásico Regio, pero eso no es garantía. Muchas veces la historia nos ha enseñado que en el duelo más esperado por todos en la Sultana del Norte, quedan de lado los puntos, el lugar en la tabla y el momento por el que atraviesan los equipos.

Que sea una gran fiesta en la cancha y para los afortunados que tendrán el privilegio de estar de regreso en la tribuna del Universitario para presenciar un derby norteño, pero sobre todo, que los protagonistas en la cancha no se guarden nada y no le queden a deber a su respectiva afición.

Comentarios