Se ampara contra la implementación del padrón de usuarios

RADIOFORMULA

Hace una semana, el Senado de la República  aprobó que los ciudadanos entreguen al gobierno sus datos biométricos, es decir, huellas dactilares, escaneo del iris de los ojos, o reconocimiento facial para poder poseer un teléfono celular.

Con dicha suspensión provisional el ciudadano no tiene la obligación de registrar su línea telefónica móvil en el padrón y, en consecuencia, no le sea cancelada por su falta de registro.

Además, el juez sostiene que establecer la obligación de registrar los datos personales y biométricos (huellas digitales, el iris, rostro o retina) para tener una línea de telefonía constituye una norma susceptible de suspenderse, porque obliga a los ciudadanos a actuar en determinado sentido.

De igual manera, la suspensión no define si el padrón viola los derechos humanos, sin embargo, hace un análisis preliminar sobre la posible afectaciones a garantías constitucionales como negar el servicio de telefonía, el cual incide en otros derechos: acceso a las tecnologías de la información, servicios de radiodifusión y telecomunicaciones.

“Repercutiría en el derecho al libre acceso  a información plural y oportuna, así como a buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole por cualquier medio de expresión, reconocidos en el artículo 6 de la Constitución”,  se afirma en el amparo.

Comentarios