Emma Coronel, la única mujer que se ha atrevido a desafiar al Cártel de Sinaloa

Quién

La periodista Anabel Hernández hace en exclusiva para Quién un perfil de Emma Coronel, la primera y única first lady del narco que se atrevió a desafiar a un cártel.

Emma Coronel fue detenida el 22 de febrero de este año su llegada al Aeropuerto Internacional de Washington-Dulles, Virginia, acusada de conspirar para “distribuir cinco kilogramos o más de cocaína, un kilo o más de heroína, 500 gramos o más de metanfetaminas, y mil kilogramos o más de marihuana”.

Algunos dicen que su captura fue toda una sorpresa mientras que otros afirman que la última esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán pactó con las autoridades desde hace tres años con el fin de colaborar con ellos y así recuperar su vida.

La periodista Anabel Hernández, experta en temas de narcotráfico mexicano desde hace 16 años y autora de los libros Los señores del narco y El Traidor, El hijo secreto del hijo del Mayo, entre otros, contó a Quién que si bien no está claro si esta detención fue pactada o no, es un hecho que Coronel va a colaborar con la justicia estadounidense.

La periodista mexicana también nos hizo un perfil de la nueva Emma Coronel, esa que ya no depende emocional (ni económicamente) de su marido o del Cártel de Sinaloa, que busca llevar una vida legal. Esa Emma Coronel que, con sus acciones, se convirtió en la first lady del narco que se ha atrevido a desafiar a un cártel.

¿Lo de Emma Coronel fue detención o acuerdo?
Emma estaba muy enojada con el marido y había comenzado una ruptura. Independientemente de si se entregó o la arrestaron, ya había roto con el cártel, y este es un nuevo paradigma: tiene apenas 31 años y está rompiendo todos los códigos de la organización criminal. Ninguna first lady del Cártel de Sinaloa, de las esposas de la cúpula, las mujeres del Mayo Zambada, las esposas previas del Chapo Guzmán se ha atrevido, en el medio siglo que tiene de existencia esta organización criminal, de hacer lo que Emma comenzó a hacer desde el año pasado: romper con el cártel y desafiarlo.

¿En qué sentido?
Lo que estaba haciendo en las redes sociales, buscando ser modelo, eran dos cosas al mismo tiempo: por una parte, este llamado de atención, esta exhibición exacerbada de su persona, de su belleza, de su cuerpo era un reto constante. Y por otra parte estaba buscando recursos económicos porque a Emma la habían dejado sin dinero.
Estoy preparando un libro de todo esto porque me parece que hay muchas cosas que la gente no comprende: Emma puede aparecer en las entrevistas o en estas fotografías que se hace incluso en la corte de distrito de Nueva York, muchos periodistas gastaron tinta y saliva en narrar cómo Emma iba vestida, que si los zapatos de Prada o el bolso de Chanel. Lo que la gente no sabe es que muchos de estos productos son pirata. Yo tengo una investigación a fondo del uso de todas estas first ladies del narco, porque la gente piensa que tienen acceso a todos los millones del marido. Y no es así.

Uno pensaría lo contrario…
Una mujer realmente en el Cártel de Sinaloa jamás tendrá un poder operativo, eso jamás lo verás. Ni siquiera con el caso de Sandra Ávila Beltrán. El gobierno de México y de Estados Unidos trataron de inflarlo diciendo: “la reina del Pacífico, la verdadera reina del Sur”. No. Sandra era la amante de tantos narcos y se gastaba el dinero, pero siempre vivía a cuentagotas.
Estas mujeres viven a cuentagotas por esta cuestión de: “tú eres de mi propiedad, te doy dinero pero no tanto porque yo no quiero que vueles, no quiero que seas económicamente independiente. Quiero que como sea, sí, eres mi prestanombres, pongo empresas a tu nombre, pero tú siempre dependerás de mí, me perteneces de por vida”.
Alejandrina Salazar, la primera esposa del Chapo Guzmán, jamás se ha podido volver a casar o tener una relación sentimental porque ya está marcada, como las vacas, por ser la esposa del Chapo Guzmán. Civilmente ella es la única esposa legal que cuenta en los documentos. Emma, como su concubina, como se sabe al menos en México, ya ha adquirido ciertos derechos además de que es la madre de estas hijas, pero económicamente Emma había quedado abandonada económicamente y esto de que la hacía de modelo no era solo para retar al cártel y desafiarlo sino porque también estaba buscando recursos económicos.

La revista Proceso dice que Emma habría pactado con las autoridades de Estados Unidos desde 2017…
No tengo esa información, pero lo que sí he podido corroborar es que un este agente del FBI ya había buscado a Emma durante el juicio. El juicio comienza en noviembre de 2018 y termina en 2019. Durante el juicio este agente del FBI trata de persuadir a Emma de darle la espalda al Chapo y convertirse en colaboradora. En ese momento Emma, de acuerdo a la información que yo tengo, habría dicho que no o que lo pensaría.
La primera entrevista que da Emma públicamente me la da a mí en febrero de 2016, que la publico en Telemundo y Los Angeles Times, y yo le pregunté constantemente si ella estaba en contacto con la agencia, con la DEA, o con alguna autoridad americana, si alguno se habrá acercado a ofrecerle algún acuerdo y ella había dicho que no y que ella no delataría a su marido ni a nadie.

¿Qué pasó entonces?
De acuerdo a la información que obtuve el año pasado, esta Emma del 2016 que defendía a capa y espada a su esposo; incluso decía que ella no sabía que era narcotraficante, etc, era sobre todo la versión que el Chapo quería contarle a la gente.
Puedo decir que en ese momento, en 2016, todavía había una sujeción de él sobre ella, todavía había una dependencia emocional muy grande de su parte. Recuerdo haberle hecho entrevistas vía telefónica donde ella a veces lloraba porque estaba realmente preocupada de que el marido tenía estos problemas de presión alta y podía morir en México, porque no lo dejaban dormir. Cosas que además pude corroborar que eran ciertas. Había esta sujeción emocional que de nuevo, uno piensa qué tanto Emma ha sido libre en su vida. Nunca.

¿Cómo es la Emma de ahora?
Cuando la conocí y después de todo lo que me consta durante dos años puedo decir que Emma no era ninguna tonta. ¿Estaba sujeta emocionalmente a este hombre, como muchas mujeres en este país y en otros?, sí. ¿Dependía económicamente de él? Sí. ¿Su seguridad dependía de él? Sí.
Sí veo una evolución de una Emma Coronel. En los días previos al juicio ella me manda un mensaje y uno decía: esta mujer ha evolucionado, ha cambiado, y me parece que, todavía en el juicio, cuando juega este papel de irse muy guapa vestida, de estar saludando al marido, mandarle besos, era una comedia. Todos los medios la repetían, pero ese era un show que Emma estaba obligada a hacer. Tampoco es que tuviera muchas opciones porque era la única representante de la familia que tenía los papeles, tenía el pasaporte para poder ir a Estados Unidos. Entonces era parte del show.
Pero el show bajó el telón, se acabó. El día de la sentencia, alguien entrevista a Emma en la banqueta y le preguntan que si está llorando. Y ella dice: “Yo no voy a llorar, aquí no se ha muerto nadie”. Cuando leí esa frase dije: ‘Ok, esto se va a poner interesante porque es evidente que esta mujer no se va a quedar con los brazos cruzados, y entonces vimos esa evolución de esta Emma que hoy se convierte en esta primera dama del narco en romper con esta organización criminal. Yo sí creo que hay indicios de que ese arresto haya sido una cosa pactada.

¿Por qué, a diferencia de otras mujeres, Emma rompió con el cártel?
Creo que son dos cosas. De nuevo, la gente no lo entiende, pero mucho de las cosas que pasan ahí, de las balaceras, las venganzas, tienen que ver con cosas íntimas y personales, con pasiones. No tengo la menor duda que una parte de la decisión de Emma tiene que ver con un sentimiento muy humano desencadenado de una mujer que no es como las otras: Emma es la única primera dama del narco que estudió en la universidad, estudió la carrera de Ciencias de la Comunicación. Esta mujer no es la típica modelo de las esposas del narco, es otro modelo.

¿Por qué dejó de recibir apoyo económico?
Creo que es una de las cosas que tanto la enojó y la desilusionó y pensó: yo hice el show, estuve ahí, estuve al pie del cañón; me buscó el FBI para que colaborara, dije que no durante el juicio y ¿me dejas en la calle? La intención de Emma, y eso me consta por las conversaciones que tuvimos, es que ella quería vivir en un mundo legítimo, quería tener su propia independencia económica.
A ella le gustaba el tema de la moda y quería hacer su marca de moda del Chapo. Quería que la marca registrada del Chapo Guzmán y todo lo derivado a su persona, quedara a nombre de ella. Así podía hacer películas, crear ropa, souvenirs; explotar esto al máximo. Pero la familia no se lo permitió. Quien se quedó con la marca registrada es la hija del Chapo, Giselle. Cuando Emma va al registro de propiedad intelectual, le dicen: “no, porque usted no es la esposa”. Alejandrina, que es la esposa legal, había pedido estos derechos y se los dieron y ella se los da a su hija.

¿Crees que Emma va a colaborar con las autoridades?
Independientemente de que haya pactado o no, la información que yo tengo es que Emma va a colaborar. No hay la menor duda. Es por toda su circunstancia. Ella ya no estaba segura en Culiacán. Su madre estaba preocupada por la seguridad de su hija, porque los hijos del Chapo Guzmán son terribles, no respetan nada, son asesinos y son muy impulsivos.
Por otro lado ya estaba enojado Ismael “El Mayo” Zambada, que no veía bien esto. Y otras familias del cártel estaban también muy molestos porque Emma sí puede tener información sensible, no de las operaciones cotidianas de tráfico de drogas, a dónde llega, cuánto cuesta, a quién se la venden. No. Pero sí, del funcionamiento interno del núcleo más íntimo del cártel y eso hasta este momento es algo que prácticamente nadie ha revelado abiertamente a las autoridades.

¿Le podría ayudar para librar la cadena perpetua?
Si ella colabora, evidentemente sí. Y le podrían dar también una nueva identidad a ella, a sus hijas; incluso tendrían que darle soporte económico para mantenerla.

¿Busca alejarse por completo de ese mundo?Emma tiene muchas motivaciones para hacer esto. De nuevo, su motivación muy personal y emocional respecto a su nueva relación de cómo ve al marido; después está el abandono de la familia de él; su necesidad económica es otro factor porque si ella se vuelve testigo protegido tendría esta solución económica resuelta.
Tiene a tres familiares en la cárcel, su padre y sus dos hermanos, acusados de narcotráfico. Tal vez ella lo que diga es: llévatelos extraditados, que ellos afirmen que sí se quieren ir extraditados y que allá los liberen. Entonces, a través de este acuerdo también podría salvarlos. Podría proteger a su madre, a su hermana y a sus hijas. Además que Emma tiene familiares en Estados Unidos donde ella incluso pasó un año de su adolescencia ahí. Es un país que no le es ajeno y donde tiene un círculo familiar, no va a llegar en la orfandad, tiene un tejido familiar que la puede cobijar en un momento en que ella se convierta en este testigo.

¿Y las niñas?
Pienso que evidentemente no se las quedaría la familia del Chapo; de las hijas, como es un tema muy sensible preferiría no hablar.

¿Cómo estará después de esto?
La Emma que conocí y la Emma que uno conoce a través de todas estas revelaciones que se hicieron durante el juicio del Chapo Guzmán, es una mujer mucho menos frágil, mucho menos tonta. No es la típica muñequita del narco. Es una mujer que tiene un temple, que independiente de lo que suceda, está preparada para resistir. Tal vez, justamente por toda la vida que ha llevado.

¿Hacia dónde pinta el futuro de Emma Coronel?
Pienso que de esta historia todavía vamos a ver muchos capítulos y es mejor no especular. Lo que sí creo es que lo que está haciendo esta mujer está generando un cisma dentro del cártel y además, estos súper machos deben estar muy preocupados porque ella puede ser aliciente para que otras first ladies del narco digan ‘Ok, basta, hasta aquí’. La Emma que conocí y la Emma que uno conoce a través de todas estas revelaciones que se hicieron durante el juicio del Chapo Guzmán, es una mujer mucho menos frágil, mucho menos tonta. No es la típica muñequita del narco. Es una mujer que tiene un temple, que independiente de lo que suceda, está preparada para resistir, tal vez, justamente por toda la vida que ha llevado.

Comentarios