¿Cómo anular un matrimonio por la Iglesia en México?

EXCELSIOR

¿Hasta que la muerte los separe?

Aquella frase de permanecer juntos hasta el fin, en “la salud y en la enfermedad”, que se escucha al momento de contraer matrimonio, no siempre resulta y las parejas terminan distanciándose, y, generalmente, se enfocan en buscar el divorcio por la vía civil, pero se olvidan de disolver el vínculo religioso.

Al casarse, la pareja le promete a Dios mismo el poder durar casados para toda la vida, hasta que la muerte los separe. Sin embargo, cuando la relación matrimonial no funciona y ya los esposos se han separado por el civil (esto es, legalmente), se puede pedir la anulación del matrimonio eclesiástico.

Al divorciarse, la persona no puede volverse a casar por la Iglesia Católica. Esto sería una relación considerada adulterio. Sin embargo, la persona puede pedir a la Iglesia una anulación para su matrimonio que terminó. Así, después de recibir una carta del Tribunal eclesiástico que afirme que el matrimonio que se acabó queda nulo, la persona podrá volver a casarte por la Iglesia o simplemente continuar con su vida como soltero sabiendo que la Iglesia ya no considera a la persona ligado a su excónyuge.

Comentarios