153 diputados federales en campaña, pero cobran

El Heraldo de México

Los candidatos renunciaron a sus apoyos económicos; mantienen dieta mensual.

Al arrancar las campañas, 153 diputados federales que buscan su reelección renunciaron a los apoyos económicos que reciben mensualmente, equivalentes a 32.1 millones de pesos, pero mantienen su pago de dieta mensual, de 74 mil pesos cada uno.

En conjunto, los legisladores siguen cobrando en San Lázaro 11.1 millones de pesos cada mes.

Los diputados notificaron a Dulce María Sauri, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados que renuncian, desde el 1 de abril y hasta finales de junio, a los apoyos económicos de asistencia legislativa, atención ciudadana, transporte y hospedaje, así como a los que reciben por sus informes de actividades legislativas.

De acuerdo con Transparencia de la Cámara de Diputados, cada legislador federal recibe al mes 45 mil 786 pesos de asistencia, 28 mil 772 pesos por atención ciudadana y tres mil 540 pesos por transporte y hospedaje. Además, al año reciben 58 mil 297 pesos por apoyo a sus informes de actividades legislativas.

Eso significa que los diputados federales que participan en las elecciones para su reelección renunciaron, en conjunto, a apoyos por 32 millones 173 mil 950 pesos.

El punto fue leído en sesión ordinaria de la Cámara de Diputados donde se detalló que 100 legisladores morenistas renunciaron a esos apoyos, también lo hicieron 26 diputados del PT, nueve del PRI, siete del PAN, seis por el PES, tres por el Verde Ecologista y dos por MC.

Sin embargo, en el documento que fue enviado a la Mesa Directiva, no se habla de la renuncia a las dietas mensuales de los diputados federales, puesto que cada uno seguirá percibiendo su salario de 74 mil pesos netos al mes.

Los diputados federales que buscan la reelección tendrán que hacer campaña sin faltar a sus labores legislativas, es decir, deben estar presentes en sesiones y reunión de sus comisiones.

En caso de inasistencia a las sesiones, se les descontará el día no laborado, conforme a ley.

Según un acuerdo firmado el 26 de noviembre pasado, en el que se establecen disposiciones para la reelección de diputados federales, los legisladores que buscan su reelección deben abstenerse de usar los recursos públicos, tanto humanos como materiales y económicos inherentes a su función.

Por Misael Zavala

Comentarios