Púrpura: el color más caro del mundo

Jesús fue vestido con un manto púrpura antes de su crucifixión. Julio César también prefería el púrpura. Aquí una galería sobre un color vibrante lleno de simbolismo y tradición religiosa.

En la Biblia, el color púrpura ocupa un lugar especial. Se menciona en las Escrituras en varios lugares: un ejemplo fueron las cortinas del tabernáculo, que los israelitas llevaron consigo cuando huyeron de Egipto. Estaban teñidos de azul y rojo púrpura. El azul púrpura representaba lo celestial, el rojo la gloria de Cristo como Rey de Reyes.

El manto púrpura de Jesús
Se dice que, antes de crucificar a Jesús, los soldados romanos lo vistieron con un manto púrpura y le trenzaron una corona de espinas. “Salve Rey de los Judíos”, versa el Evangelio de Mateo. Así, Jesús iba a ser humillado y ridiculizado como Rey de los Judíos antes de ser crucificado.

Púrpura en la iglesia
En la Iglesia católica, el color morado sirve para definir las jerarquías. Por ejemplo, solo los cardenales, pero también el papa en determinadas ocasiones, pueden vestir de púrpura: la llamada muceta. Se trata de una capa corta, que llega hasta los codos y con botones en la parte delantera.

Púpura en la antigüedad
El púrpura era un tono valioso y noble en la antigüedad. Era tan popular entre las clases altas que hubo que restringir su uso. Julio César solo permitía que ciertas personas y en ciertos momentos vistieran de púrpura, como en el caso de altos funcionarios y la propia familia imperial. Los senadores, por ejemplo, se adornaban con una amplia franja púrpura en los dedos de los pies.

Los descubridores del color púrpura
La ciudad costera fenicia de Tyros, en el actual Líbano, es una de las ciudades más antiguas del mundo habitadas ininterrumpidamente. A los habitantes de esta metrópoli se les atribuye el descubrimiento del color púrpura. A partir de ahí, el arte de fábricar en púrpura se extendió a Egipto, Grecia y Roma.

¿Cómo se hace el púrpura?
El color púrpura se obtiene de varios caracoles. Los animales que viven en el Mediterráneo son capturados entre el otoño y la primavera. Después de extraer el tinte de sus glándulas, había que remojarlo en sal y luego calentarlo en agua. Según la especie del caracol, el sexo y la duración del proceso de fabricación, existen tonos verdes, rosas, rojos-azules o morados.

Púrpura, el color más caro del mundo
El verdadero púrpura, también llamado púrpura de Tiro, se utiliza hoy en día solo para la restauración de tejidos púrpura originales, como el interior de la corona británica, que se rellena con una capucha de terciopelo púrpura. El precio de un gramo se ofrece por 2.500 euros, y es extraído de 12.000 caracoles.

Comentarios