Barcelona aprieta el paso, Atlético se mantiene en la punta y el Real no afloja

BARCELONA — La Liga, aventuró Ronald Koeman, “no se decidirá hasta la última jornada”. La predicción del entrenador del Barcelona, entrando en la fase decisiva del campeonato y atendiendo al rendimiento de los tres aspirantes en sus últimos diez partidos disputados, se contempla muy factible, habiendo sumado el equipo azulgrana 28 de los últimos 30 puntos por 19 el Atlético y 23 el Real Madrid.

Así se llega al sprint final de diez jornadas en el que, de momento, es el equipo del Cholo Simeone el que mantiene un mínimo colchón de puntos, que no de sensaciones, con la persecución acelerada del Barça y la mantenida del Real cuando los errores empezarán a penalizar de manera más evidente.

El torneo le da la razón a Luis Aragonés (“la Liga no se gana hasta las últimas diez jornadas”) y se la quita a Johan Cruyff (“Una Liga puede no ganarse hasta las últimas jornadas, pero sí puede perderse en Navidad”) contemplando la rebelión azulgrana en un 2021 liguero de impacto. Y que deja por delante todas las opciones abiertas.

FAVORITO PERO MENOS
Las estadísticas de las últimas temporadas mantienen todavía como principal favorito al Atlético, al que le bastaría con sumar 26 de los últimos 30 puntos para proclamarse campeón, contando con un empate en su visita al Camp Nou a cuatro jornadas del final del torneo. Pero echando la vista atrás y observando el rendimiento de los colchoneros ante los rivales que tiene por delante en estas diez jornadas en las cinco últimas temporadas el colchón queda reducido a la mínima expresión.

Contando que solamente jugó una vez frente al Huesca (al que venció por 3-0), el Atlético ha sumado 91 de los 138 puntos disputados, lo que representa un 65.9 por ciento del total y que se traduciría en 19,8 puntos. Suficientes para mantener el primer puesto al acabar la Liga… por los pelos.

Por detrás el Barça, sumó 116 de los 150 puntos acumulados ante los diez rivales que tiene por delante en las últimas cinco temporadas, lo que significa un 77.3 por ciento del total para acumular 23.2 puntos, lo que le dejaría en puertas de concluir con éxito esa remontada que lleva protagonizando desde que comenzó el año.

El Real Madrid, por su parte, totalizó 110 punto de los 150 disputados, representando un 73.3 por ciento del total para sumar 22 puntos, unas cifras que le mantendrían en la tercera plaza que hoy tiene en la clasificación cuando acabase la Liga.

Si se echa la vista atrás para mirar la situación liguera durante la última década a falta de 10 jornadas para acabar el campeonato, solo en dos ocasiones el líder en la jornada 28 no acabó conquistando el título. Ocurrió en la temporada 2013-14, cuando lo era el Real Madrid con tres puntos de ventaja sobre el Atlético y cuatro sobre el Barça para acabar siendo campeón el conjunto rojiblanco gracias a su empate en la última fecha en el Camp Nou, jugándose cara a cara con los culers el título. Y volvió a pasar el último curso, cuando el Barça de Setién lideraba la clasificación con dos puntos sobre el Real Madrid, que gracias a su pleno de 30 puntos se acabó llevando el trofeo.

En las otras ocho ocasiones el líder en la jornada 28 acabó conquistando el título (seis veces el Barcelona y dos el Real Madrid).

Los números, la estadística y la historia, mantienen al frente al Atlético del Cholo Simeone… Pero las sensaciones invitan a la duda. El nuevo Barça vuela, al Real Madrid le sostiene Benzema y el Atlético ofrece una sensación de vértigo del que, por ahora, le salvan los goles de Luis Suárez y las paradas de Oblak. Habrá que ver si es suficiente.

Comentarios