Hacienda busca frenar gasolinazo con aumento a subsidios del IEPS

24 HORAS
POR: MARGARITA JASSO

El Gobierno se arriesga a obtener menores ingresos tributarios, derivado a los apoyos fiscales de más de dos pesos a las gasolinas.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) mantuvo para esta semana el estímulo fiscal al Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra a las gasolinas, con el objetivo de reducir el impacto por el alza de precio de los combustibles que ya rebasa los 21 pesos promedio a nivel nacional.

En el Diario Oficial de la Federación (DOF), la dependencia señaló que del 12 al 19 de marzo, la gasolina regular, conocida como Magna, tendrá un subsidio de 2.64 pesos; en el caso de la Premium, será de 0.92 pesos y para el diésel, de 1.51 pesos por litro comprado.

Un subsidio de más de dos pesos por litro de gasolina se observó en 2017 luego de los sismos que ocurrieron en algunas zonas del país.

Ahora, la dependencia que dirige Arturo Herrera busca tratar de contener los incrementos en los precios de las gasolinas, debido a que ya preocupa al Gobierno federal el impacto que esto ha tenido en la inflación, y por ende, en los bolsillos de los consumidores.

De acuerdo con datos oficiales, el precio de la gasolina Magna alcanzó un máximo histórico al ubicarse en un promedio nacional de 19.75 pesos, sin embargo, hay entidades como la Ciudad de México en donde el promedio se ubica en 20.10 pesos por litro, e incluso zonas con precios que rebasan los 21 pesos por litro.

Actualmente, si se promedian los precios de los combustibles a nivel nacional, el costo se ubica alrededor de los 21 .50 pesos por litro. Tan sólo en lo que va del año, se reporta un aumento de más de 12% en el valor de los hidrocarburos que compran los consumidores mexicanos para transitar en el país.

Para analistas como Ramsés Pech, especializado en temas energéticos, el aumento en el valor de las gasolinas para 2021 era de esperarse debido a dos factores principales: un incremento de los petroprecios a nivel mundial, derivado de más producción de crudo, y la reactivación de actividades que causan un mayor consumo de combustibles.

Debido a este encarecimiento en gasolinas, principalmente en la Magna, que es de mayor uso en el país, el presidente Andrés Manuel López Obrador, informó que averiguará la escalada que han tenido estos precios y se comprometió a frenar el llamado “gasolinazo”.

Y es que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la inflación en febrero se ubicó en 3.76%, su mayor nivel desde octubre pasado, debido a encarecimientos en algunos alimentos y gasolinas.

Comentarios