Real Madrid involucrado en posible fraude tras cobro millonario

Por Redacción Heraldo Deportes

El club podría haber incurrido en un “fraude de ley” por haber cobrado una cifra millonaria proveniente un fondo de inversión de las Islas Caimán.

Real Madrid aceptó pagos de 200 millones de euros de parte del fondo de inversión Providence, radicado en el paraíso fiscal Islas Caimán, según nuevos documentos de Football Leaks. Esto podría ser investigado por la Agencia Tributaria de España por posible “fraude de ley”.

La información de Football Leaks fue compartida por el diario Der Spiegel y el European Investigative Collaborations, y publicada en España por el medio infoLibre, en donde dos empresas radicadas en las Islas Caimán garantizaron un pago por 200 millones de euros al Real Madrid, aunque el acuerdo involucra una cifra mayor.

El club español firmó una carta de intención con dos empresas, pertenecientes a Providence, en la cual cobraría hasta 500 millones de euros por diez años. El primer pago, ya cobrado, fue por 200 millones, correspondiente al período 2017-2021. En tanto, falta un pago de otros 200 millones y uno de 100.

Según los documentos revelados, el director general del Madrid, José Ángel Sánchez, señaló en un correo electrónico sobre este acuerdo: “¡Dos compañías radicadas en las Islas Caimán y domiciliadas en un edificio de George Town donde hay miles de empresas domiciliadas garantizan el pago al club de 200 millones por parte de una sociedad luxemburguesa de 20.000 euros de capital social! Parece una broma, pero me temo que va en serio”.

Real Madrid, en riesgo de investigación de Hacienda
Según infoLibre, Real Madrid era consciente del peligro que representaba este acuerdo con Providence, ya que se podía enfrentar a una investigación por parte del Ministerio de Hacienda español. “Esta estructura será cuestionada con casi total seguridad por Hacienda”, revelaron fuentes internas del club.

En este sentido, el director financiero del club merengue, Julio Esquerdeiro, elaboró una nota interna en donde advertía del peligro. “La estructura de inversión a la que acuda el inversor (Providence) deberá evitar los riesgos reputacionales y de imagen que para el Real Madrid pudieran derivarse de la misma, debiendo por tanto ajustarse dicha estructura a una práctica habitual que no plantee riesgos fiscales al Real Madrid”.

Y agregó que el contrato debía ser con “una entidad residente a efectos fiscales en España participada directa o indirectamente por el inversor”. Sin embargo, según el citado medio, esto no fue así y el club podría enfrentar una posible acusación de parte de la Agencia Tributaria por “fraude de ley”.

Comentarios