‘Apaga’ escasez de gas plantas automotrices en México

AXEL SÁNCHEZ
El Financiero

Los cortes eléctricos y el desabasto de gas natural afectaron la producción de las empresas automotrices en México.
bulletArmadoras pidieron a AMLO garantizar el abasto eléctrico y del hidrocarburo.

Las automotrices KIA, Audi, Honda, Ford, Nissan, BMW, Toyota y el mayor fabricante de vidrio, Vitro, suspendieron temporalmente operaciones en algunas de sus plantas en México, debido al desabasto gas natural y los apagones eléctricos registrados en Nuevo León, Tamaulipas, Chihuahua, Querétaro, Estado de México, Morelos y Veracruz.

Los anuncios de las armadoras se suman a los paros dados a conocer el pasado miércoles por Volkswagen en Puebla, Mazda en Salamanca y General Motors en Silao.

Las asociaciones que representan a la industria automotriz enviaron una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador para pedirle su intervención con urgencia para reestablecer el abasto de gas natural y electricidad en México.

“Solicitamos de su valioso apoyo, como siempre lo ha demostrado para garantizar el abasto de energía eléctrica y gas industrial, sin reducción en el suministro o consumo, para poder así continuar trabajando juntos en la fortaleza de la economía de nuestro México”, dice la carta firmada por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Asociación Nacional de Productores de Camiones y Tractocamiones (ANPACT) y la Industria Nacional de Autopartes (INA).

En la carta detallan que el sector automotriz mexicano genera el 18.2 por ciento del PIB manufacturero del país, con una balanza comercial positiva superior a los 77 mil millones de dólares, más que el sector petrolífero, los ingresos por remesas y la balanza turística, juntos.

“Esto se ve reflejado en más de 2 millones de empleos directos, para nuestras familias mexicanas, siendo así el quinto productor en fabricación de autopartes, sexto productor de vehículos ligeros y pesados y primer exportador de tractocamiones en el mundo”, refieren.

KIA suspendió operaciones el jueves en su planta ensambladora de Pesquería, Nuevo León, por el desabasto de gas y electricidad, confirmaron fuentes cercanas a la compañía.

Por su parte, Honda programó un paro técnico de tres días en su planta de Celaya, Guanajuato, a partir del jueves. En Celaya, la armadora ensambla los modelos Honda Fit, HRV y Civic, además de operar una planta de transmisiones automáticas.

La decisión de Honda de suspender temporalmente sus actividades obligará a sus proveedores a disminuir o suspender su producción.

En tanto, Audi de México anunció que hará un paro técnico el jueves y viernes. A través de un comunicado la firma señaló que “garantizar la estabilidad laboral y económica de todos los colaboradores es la máxima prioridad para Audi México, por lo tanto, se aplicará el sistema de Sustentabilidad Laboral”.

En tanto, Ford suspendió operaciones a partir del jueves 18 de febrero en varias plantas de Estados Unidos y en México, la afectación será en su unidad ubicada en Hermosillo, Sonora, que paró debido a la escasez de gas por el frío, lo cual se suma a la suspensión en los complejos industriales de Kentucky, Kansas City, Dearborn y Flat Rock.

Ford anticipó que podrían retomar operaciones normales el lunes 22 de febrero.

Nissan, por su parte, decidió adelantar en febrero algunos de los paros programados para marzo en la línea 2 de su planta de Aguascalientes. La empresa detalló a El Financiero, que también adaptará su producción al gas LP para mantener su nivel de armado.

“Seguiremos muy de cerca el tema para realizar los ajustes pertinentes en caso de ser necesario”, dijo.

Además, Toyota, informó que sus plantas de Guanajuato y Baja California también harán paros técnicos y reducción en los turnos de producción durante los próximos días por falta de gas.

“Habrá un impacto relacionado con el suministro de partes y la disponibilidad de gas natural en nuestras plantas ubicadas en los estados de Baja California y Guanajuato. Por el momento y dadas las circunstancias nos mantendremos evaluando y monitoreando las condiciones diariamente”, dijo la empresa.

Desde el 12 de febrero, Texas presentó un problema de abasto de gas natural debido a que las bajas temperaturas congelaron los pozos y los gasoductos, lo que afectó las exportaciones del combustible a México.

Vitro para tres plantas
Por su parte, Vitro informó que desde el 15 de febrero tres de sus fábricas de vidrio automotriz en México suspendieron temporalmente sus operaciones, debido a que dejaron de recibir energía eléctrica y además fueron notificadas de posibles reducciones en el suministro de gas natural.

La regiomontana explicó que algunos de sus hornos de fundición tuvieron que cambiar a combustibles alternos para reducir el consumo de gas natural.

“Asimismo, hacemos de su conocimiento que, dado que el día de hoy las plantas del negocio automotriz han empezado a recibir una ligera carga de energía eléctrica, han podido reiniciar ya parcialmente sus operaciones”, dijo la compañía.

Añadió que tomó acciones para hacer frente a la contingencia buscando preservar la integridad de sus equipos y operar hasta donde le sea posible, evitando afectar a clientes.

Con información Erick Almanza y Luciano Vázquez

Comentarios