En el país de los feminicidios, el partido del presidente postula a un hombre acusado de violación

PorbClaudia Ramírez
Infobae

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha pedido respetar el resultado de las encuestas en Morena, a pesar de las protestas de mujeres y organizaciones civiles.

Sin importar que su candidato al gobierno de Guerrero, Félix Salgado Mecedonio, está acusado de haber violado a al menos cinco mujeres, el presidente Andrés Manuel López Obrador -quien se ha autocalificado como “feminista”-, respaldó al morenista al asegurar que las denuncias y los testimonios de las víctimas, llevan un tinte electoral.

Como si se tratara de un juez que ha emitido su veredicto, el presidente de México ha soslayado el tema, enmarcando el asunto en los tiempos electorales para evitar hablar de un tema grave, como es la violación y el abuso de poder de un integrante del partido político fundado por el propio López Obrador.

Este miércoles, durante su tradicional conferencia mañanera, el mandatario fue cuestionado por una representante de los medios de comunicación, quien le preguntó si más allá de dar un paso atrás con la candidatura de Salgado Macedonio, no era mejor dar un paso adelante y escuchar a las víctimas, así como esperar a que se concluya la investigación para llevar al morenista como candidato a gobernador; a lo que López Obrador dijo que no opinaría al respecto, ya que el asunto es electoral.

“Yo no opino, ya di mi punto de vista, ya dije que son tiempos de elecciones y hay acusaciones de todo tipo, yo no tengo que opinar en este caso… ya mencioné, primero hay que tenerle confianza al pueblo, la gente es la que decide, si se hacen encuestas y la gente dice estoy de acuerdo con esta compañera, con este compañero, yo pienso que se debe de respetar. La política es asunto de todos, no de las élites. Yo establecí desde que fui dirigente de partidos, que lo mejor era la realización de las encuestas para preguntarle a la gente”, aseguró, por lo que dejó en manos de “los ciudadanos”, quién debía ser el candidato.

“Por que en todo esto pues siempre hay que preguntar ¿y de parte de quién?.. sí que la justicia actúe y que se vea si existen elementos, pero también (que) se conozca cuál es el contexto porque estamos hablando de una elección (…) pero ya no hay que meternos en eso, ya la gente (decidirá) y si no, la autoridad”, sentenció López Obrador.

Aunque reconoció que son “muy fuertes” los “asuntos que tienen que ver con la violación”, insistió en que no hay que hacer linchamientos políticos. Es por eso que reiteró “hay que hacerle caso a la gente”, al tiempo que volvió a arremeter contra los medios de comunicación, quienes, aseguró, están haciendo una campaña mediática del asunto. Incluso aseguró que estos hechos son parte de los ataques, debido a que su gobierno está realizando una transformación.

De esta manera, una vez más, el presidente “feminista” vuelve a dejar de lado las voces de las mujeres que denuncian abusos, ya que para él, todo es un tema político y no de justicia ni respeto.

Pero no es la primera vez que el actual presidente ignora el llamado de las mujeres mexicanas. Basta recordar, cuando, después de la movilización histórica femenina ocurrida en 2020 en protesta por la violencia de género y los feminicidios que han llevado al país, a ser una de las naciones más peligrosas para las mujeres; López Obrador dijo: “Ah, sí creo que hubo una marcha, ¿verdad?”, poniendo en claro que el tema ni siquiera mereció su atención.

Las graves acusaciones contra Salgado Macedonio

Los señalamientos en contra de José Félix Salgado Macedonio, datan de 1998. Una joven identificada como Basilia Castañeda, acusó al político de haberla violado cuando ella era menor de edad. Pero fue años después que interpuso una denuncia en la entonces Procuraduría General de la República (PGR, hoy Fiscalía) al igual que en las instancias partidistas.

Sin embargo, la PGR “congeló” el asunto y recientemente, se determinó que los delitos adjudicados al político guerrerense ya habían prescrito.

La víctima ha asegurado en varias entrevistas que en 1998 acudió al domicilio de Salgado en Acapulco para solicitarle ayuda. Sin embargo, él la habría violado y posteriormente echado de su casa.

Luego de que se dio a conocer que Salgado Macedonio sería el candidato de Morena al gobierno de Guerrero, Basilia Castañeda -quien es militante del Movimiento de Regeneración Nacional- decidió llevar el asunto ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) del partido, en donde este lunes 15 de febrero estuvieron presentes la víctima y el presunto victimario.

A puerta cerrada, en una sesión sin preguntas y en la que no se dio el acceso a las abogadas de la víctima, la Comisión de Morena se ha limitado a escuchar el testimonio del precandidato. El lunes, durante la entrevista con Castañeda, ninguno de los comisionados estuvo presente, solo personal técnico que escuchó la declaración de Castañeda.

Al terminar la sesión, Salgado Macedonio, aseguró que “no existen pruebas” en su contra y que todo forma parte de un golpeteo de los medios de comunicación. La Comisión todavía no emite una resolución sobre los hechos, aunque un grupo de mujeres militantes de Morena, se han manifestado en contra de la candidatura de Salgado Macedonio al gobierno de Guerrero.

El caso de Basilia es solo uno de las cinco mujeres que han acusado a Félix Macedonio de abuso sexual.

A inicios de noviembre de 2020, saltó a la luz pública el caso de una mujer, identificada con las siglas JDC, quien acusó al político guerrerense de haberla violado en 2016, cuando Salgado Macedonio dirigía un periódico en Acapulco.

La acusación está plasmada en la carpeta de investigación 12030270100002020117, abierta por la Unidad de Investigación Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Familiar del distrito judicial de Tabares, Guerrero, el 28 de diciembre de 2016, en donde se establece que la víctima demandó a Salgado Macedonio por el delito de violación agravada y despido injustificado.

La mujer relató que conoció al político cuando él era director de un periódico en Acapulco y ella se encontraba en una plaza comercial donde solicitaba donativos para una fundación que ayudaba a animales en situación de calle.

De acuerdo con el relato de JDC, Salgado la invitó a su casa ubicada en el Fraccionamiento Las Playas, para entregarle una donación. Al llegar, fue recibida por una empleada de nombre Paty.

Ahí bebió un refresco de sabor extraño. Lo último que recuerda es haberse sentido mareada, para luego desmayarse. Cuando despertó, se encontraba acostada en una recámara, en donde se percató que su ropa estaba fuera de sitio. El mismo Salgado Macedonio se limitó a decirle que todo estaría bien.

Poco tiempo después de lo ocurrido, JDC recibió una llamada de Félix Salgado, quien le aseguró tener videos y fotografías comprometedoras. Para demostrárselo, le envió una de ellas y la mandó llamar a su oficina al día siguiente, donde nuevamente habría abusado de ella, bajo la amenaza de que la acusaría con su esposo quien, de acuerdo con sus testimonios, tiene parentesco con el actual gobernador guerrerense, Héctor Astudillo.

Ese día, además de presuntamente violarla, Salgado Macedonio la habría golpeado en varias ocasiones con un cinturón. Posteriormente, el 5 de julio, nuevamente bajo amenazas de despedirla de su trabajo (ella laboraba en el diario que dirigía Salgado Macedonio), la habría obligado una vez más a tener relaciones sexuales. La joven temió en ese momento presentar la denuncia por lo ocurrido, debido a que las amenazas fueron constantes.

“He recibido amenazas de muerte para mí, mi familia y mi esposo. Tengo miedo de lo que me pase. Aun así he decidido hacer mi denuncia como debí hacerlo desde el principio”, relató en la denuncia presentada el 28 de diciembre de 2016, dos meses después de haber sido despedida del periódico en el que laboró por casi tres años.

La víctima presentó la denuncia contra Félix Salgado Macedonio junto con fotografías de las lesiones provocadas por los azotes con el cinturón, además de estudios médicos que en julio de 2016 le confirmaron que había adquirido una infección por contacto sexual. Igualmente, anexó una prueba documental con la conversación en la que él la citaba en una casa en la zona de Caleta, en Acapulco.

A pesar de que la denunciante -identificada con las siglas JDC- ratificó su denuncia el 2 de enero de 2017 y presentó diversas pruebas, el expediente fue “enterrado”.

Tras darse a conocer las acusaciones y luego de que Morena ratificara a José Félix Salgado Macedonio como su candidato al gobierno de Guerrero, surgieron algunas voces dentro del interior de ese partido, condenando la situación.

Wendy Briceño, titular de la Comisión de Igualdad de Género de Morena encabezó la emisión del comunicado, el cual fue retomado por Citlalli Hernández, secretaria general del partido.

“Hemos señalado la absoluta irresponsabilidad de defender candidaturas de personas impresentables, que representan por sus actos y señalamientos la violencia contra otras personas, en particular aquellos señalados por violencia sexual contra mujeres y menores de edad. En el caso de Guerrero, las denuncias contra Félix Salgado Macedonio no son hechos aislados. Hasta el momento cuenta con 5 (cinco) denuncias en su contra por delitos sexuales, una de ellas desestimada por parte de la Fiscalía de Guerrero por el tiempo transcurrido del delito señalado” se indicó en el escrito.

“Hagamos que este proceso interno sea ejemplar por sus decisiones y no anecdótico por sus omisiones a favor de algunos. No pasemos a la historia como un partido más que decidió ignorar a las mujeres. En Morena somos distintos, somos ejemplo a seguir, somos la esperanza de México. No fallemos a las mujeres, niñas y adolescentes mexicanas”, concluye el mensaje de Briceño firmado por militantes morenistas.

Aunque en un inicio Citlali Hernández no se pronunció de manera tajante, en una entrevista para Canal 11, la secretaria general de Morena admitió que su partido debe replantearse la candidatura de Félix Salgado Macedonio, aún cuando las denuncias en su contra por violación no tengan todavía una sentencia.

“Yo, como militante, como feminista, creo que las acusaciones que hay hacia Félix son delicadas, son duras y aún cuando no haya elementos formales, como una sentencia, por un acto de congruencia, primero en Morena tendría que discutirse mucho más al interior y, segundo, tendríamos que replantearnos el tema de la candidatura en Guerrero”, señaló.

“Es un tema que ha tenido muchos testimonios que han salido a la luz y que nosotros, por lo menos, tendríamos que dudar. No vamos a dar paso a que cualquier acusación sin fundamento desestime a nuestros candidatos y candidatas, pero son acusaciones serias, delicadas y a mí también me preocupa que el senador no ha dado una respuesta, no ha dicho ni sí ni no, sí, pero no, es decir, no ha dado ninguna respuesta”, aseveró.

Sobre el papel de las feministas al interior de Morena, advirtió que existe una línea muy delgada entre la exigencia de justicia, de firmeza, la condena al silencio y la inacción de ese partido, y el uso político que pretende darle “la derecha”.

Citlali fue entrevistada por John Ackerman, quien luego de darse a conocer que Salgado Macedonio sería el candidato de Morena, arremetió contra la decisión, toda vez que su cuñado, Amílcar Sandoval, hermano de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval- también buscaba la candidatura.

(Foto: Instagram/estefaniavloz)
(Foto: Instagram/estefaniavloz)
Una de las militantes de Morena que se ha pronunciado rotundamente a la candidatura de Salgado Macedonio es Estefanía Veloz, quien incluso, aseguró que renunciaría al partido en caso de que el político guerrerense lograra la candidatura oficial.

“Para quienes andan muy pendientes de mi renuncia les digo que como decisión colectiva lo haré junto con quienes se quieran sumar, el mismo día que Félix se registre ante el INE como candidato oficial del partido”, escribió en su cuenta oficial.

Sin embargo, Salgado Macedonio se registró como candidato oficial de Morena, pero hasta el momento, no ha trascendido que Estefanía Veloz haya renunciado al partido.

Por otra parte, legisladoras y mujeres que militan en el Partido Acción Nacional (PAN) manifestaron su total rechazo a la precandidatura de Félix Salgado Macedonio y expresaron su indignación por el respaldo de Morena y el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Aunque las panistas sostuvieron que se debe respetar la presunción de inocencia, también aseguraron que se deben proteger los derechos de las víctimas.

“Toda acción lleva un mensaje implícito. El registro de Félix Salgado Macedonio como precandidato al gobierno de Guerrero conlleva la siguiente misiva: A Morena no le importa la vida de las mujeres, ni su voz, ni su acceso a la justicia”, indicaron en el comunicado las panistas, entre cuyas firmantes se encuentran Lilly Téllez, Xóchitl Gálvez, Minerva Hernández, Kenia López Rabadán y las legisladoras que integran las bancadas de Acción Nacional en el Senado y Cámara de Diputados.

Otros políticos involucrados en casos de abuso sexual


El caso de Félix Salgado Macedonio no es el único en el que un político mexicano ha sido acusado de violación o abuso sexual. Algunos de los más recientes se han presentado en las filas de todos los colores partidistas.

Uno de ellos es el de Jesús Guerra Hernández, presidente municipal del municipio Ruiz, en Nayarit. El político, emanado de las filas del Partido Acción Nacional (PAN), está acusado de haber violado a su propia hija, una jovencita de 16 años de edad, por lo que el médico de profesión, fue destituido del cargo y encarcelado en abril del año pasado.

Otro caso es el de José Elias-Medel Galindo, precandidato por Movimiento Ciudadano (MC) por el séptimo distrito de Texmelucan, Puebla, quien ha sido señalado de pedófilo, con su propia hija.

Las fotografías y videos del también llamado “El abogado que ayuda” fueron difundidas este martes 16 de febrero, causando gran indignación, pues aparece besando en la boca a su presunta hija, abrazándola indebidamente y estando con ella en la cama sin ropa.

Pese a que Medel Galindo organizó una conferencia de prensa, donde estuvo acompañado de la niña, en la que se defendió de las acusaciones de pedofilia lanzadas por los usuarios de redes, Movimiento Ciudadano decidió retirarle el apoyo.

Pero uno de los casos más sonados es el de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, cuando era el líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Distrito Federal, hoy Ciudad de México.

Gracias a una investigación periodística realizada por un equipo de reporteros de Carmen Aristegui en 2014, se supo que el líder del PRI capitalino encabezaba una presunta red de prostitución a su servicio, todo, dentro de las oficinas del partido.

El reportaje reveló que los recursos para sostener la red de prostitución eran de la Secretaría de Finanzas del PRI, a cargo de Roberto Zamorano Pineda. Desde ahí se pagaba 11,000 pesos mensuales a las mujeres reclutadas para cumplir las fantasías sexuales del entonces dirigente priista local.

Aunque el asunto derivó en una presunta investigación, Gutiérrez de la Torre solamente fue separado de su cargo. Pero en mayo del 2020, la entonces Procuraduría General de Justicia de la CDMX anunció que investigaría al exlíder priista por el delito de trata de personas, como respuesta a un amparo promovido por tres mujeres contra la resolución de no ejercicio de la acción penal contra Gutiérrez.

El 11 de septiembre de 2020, la fiscal capitalina Ernestina Godoy informó que el caso se reabriría debido a que se detectaron diversas deficiencias y omisiones en la investigación hecha por la PGJ-CDMX.

Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre era hijo de Rafael Gutiérrez, apodado como el Rey de la Basura, pues lideraba a la Unión de Pepenadores. Tras la muerte de su padre en 1987 por asesinato, Cuauhtémoc heredó el apodo de su padre. También es hijo de Guillermina de la Torre, conocida como La Zarina de la basura.

Comentarios