“El precio de la Historia” sobrevive y se mantiene firme frente a la pandemia

Por Citlalli Luna
La Crónica de hoy

Todo el tiempo nos esforzamos para que cada episodio sea mejor, y eso se notará en cada uno, al final, la calidad es lo que nos ha llevado donde estamos”

En el marco de la celebración de los 20 años de vida del canal de televisión History, el programa El precio de la Historia (Pawn Stars), que en 2011 se volvió el más valorado del canal gracias a un episodio que alcanzó los siete millones de telespectadores, convirtiéndose en la transmisión más vista de la historia, según el propio History y la empresa que se dedica a la medición de audiencias de los medios de comunicación Nielsen Media Research; llega a su vigésima segunda temporada estrenada el pasado 14 de febrero.

“Creo que la temporada se pone más divertida conforme va avanzando, la clave es disfrutar lo que hacemos y eso se muestra en cada episodio, la gente nota la química entre los personajes y es lo que nos ha llevado hasta esta temporada, es un programa donde te ríes y aprendes”, dijo Austin Chumlee Russell, en conferencia de prensa.

“Es un programa familiar, no hacemos nada que pudiera avergonzar a mamá, creo que el ingrediente secreto para el éxito es Chumlee y que a la gente le gusta aprender, ese es otro gran motivo porque el público busca el programa, porque es como si aprendieran de un tío en lugar de un profesor, se vuelve disfrutable y sorprendente, ‘nunca se sabe que entrara por esa puerta’”, agregó Rick Harrison.

Sumado a esta nueva temporada, History también prepara un episodio especial, el cual será transmitido de forma semanal bajo el nombre “Lo mejor de El precio de la Historia” y podrá disfrutarse a partir del 21 de marzo.

EL INICIO

En 1981, tras retirarse de la Marina, Richard Harrison, se mudó a Las Vegas y ahí, con los pocos dólares que le quedaron luego de perder en el mercado inmobiliario, fue que comenzó el negocio bautizado Gold & Silver Pawn Shop. Fue Rick Harrison, su hijo, quien tuvo la idea de documentar el día a día de la tienda; con el fin de llamar la atención mostrando los artículos que llegaban a la tienda y con ello atraer a coleccionistas y turistas que visitaban la ciudad.

Después de negativas por parte de diferentes cadenas de televisión, finalmente en junio de 2009 se estrenó el primer capítulo del programa en History Channel, el éxito fue tal que se convirtió en la serie número uno en Estados Unidos; para la segunda temporada dicho éxito los orilló a contratar más empleados para poder ampliar el negocio.

“Cuando todo comenzó, pensé que solo haríamos 12 programas, sería genial porque funciona como publicidad gratis, y después de eso todo terminaría, nunca imaginé que estaríamos en este punto, en la temporada 22”, contó Rick.

“Al inicio de la serie solo estaban los Harrison, sabía que para un éxito a largo plazo yo tenía que estar en la serie, ya en grabaciones me di cuenta que esto sería mucho más grande, pero pensé únicamente en tres o cuatro temporadas, es increíble pensar que, si continuamos, para la siguiente temporada llegaremos a los 600 episodios. No hay palabras para expresar los sentimientos, esto ha superado las expectativas y seguimos amando hacer el programa tanto como al principio”, añadió Russell.

En 2018, El Viejo, como cariñosamente apodan al patriarca de la familia, Richard Harrison, falleció a los 77 años luego de perder la batalla contra el Parkinson. La serie pausó brevemente su filmación, siendo la única vez que, a lo largo de poco más de 10 años, la serie frenó su producción, de manera no forzada.

“Lo extraño y lo pienso todos los días, tenemos fotos de él por todos los rincones de la tienda, era una gran persona, parecía gruñón todo el tiempo, pero era parte de su papel, actuaba como gruñón y después sonreía, solíamos decir que si no se quejaba no estaba contento. Era gracioso, no tengo palabras para describirlo, era mi héroe y lo recordaré hasta el día que abandone este planeta”, externó Rick.

“Fuimos a casa del Viejo y Rick le dio una botella de vino como regalo de Navidad, al año siguiente volvimos a la casa y el viejo no se daba cuenta que Rick cada año le daba la misma botella de vino, era una persona muy amable; cuidando siempre lo suyo, lo amábamos, tenemos grandes recuerdos con él”, agregó Chumlee

DE PAWN STARS A EL PRECIO DE LA HISTORIA

Fue hasta agosto del 2010 que México y Latinoamérica dieron a conocer el famoso programa de la casa de empeño Gold & Silver Pawn Shop, bajo el nombre El precio de la Historia.

“A lado de la casa de empeño tenía una tienda de dulces y el 90% de las personas pasaban a saludar eran de América Latina y era muy lindo porque llegaban familias completas; desde bebés hasta abuelas o abuelos, todos disfrutaban. Amo a Latinoamérica porque nos dan mucho apoyo, la serie realmente les gusta, nos hemos vuelto virales gracias a los memes que nos han hecho como ‘No lo sé Rick… parece falso’, que por su puesto es mi favorito”, expresó Russell.

“Yo crecí en San Diego y mi familia y yo viajamos constantemente a México, pasábamos mucho tiempo allá de pesca o de paseo únicamente. Me encanta México, la gente es fantástica, nos encantaría volver a visitar, no tenía idea lo famoso que era por allá hasta que en nuestra primera visita la gente no nos dejaba caminar por ningún lugar, era una locura” añadió Rick.

Actualmente la serie es transmitida en 150 países y ha sido traducida a 38 idiomas, además es su canal de Youtube, los episodios cuentan con más de 180 millones de reproducciones y de ellos han salido frases como “Déjame llamar a un experto” o “Te doy 20 dólares y me estoy arriesgando”, que se han inmortalizado y viralizado a través de las redes sociales.

EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

“A estas alturas del año, 3 mil personas al día visitaban la tienda, con esto de la pandemia solo nos visitan 600 o 700. La gente que nos visitaba de Latinoamérica o Europa no viene y eso hace más lento el negocio, en cuanto a grabar… también nos llevó más tiempo, algo que nos pudo llevar cuatro meses, terminó llevándonos seis, los días eran de 12 o 13 horas de grabación”, detalló Rick.

La segunda gran pausa de la producción del programa fue a causa de la pandemia mundial, la tienda se vio obligada a cerrar unos meses durante el confinamiento y finalmente lograron revivir con horario restringido y las medidas necesarias.

“Es mucho más difícil filmar con un vidrio entre dos personas, los reflejos fueron un verdadero lío, fue algo frustrante, pero lo logramos. La nueva es una gran temporada, todo el tiempo nos esforzamos para que cada episodio sea mejor, y eso se notará en cada uno, al final, la calidad es lo que nos ha llevado donde estamos”, señaló Chumlee.

Comentarios