Con Brady, Bucaneros invirtió 28 mdd en un anillo de NFL

Rodrigo Rocha
La Afición

Haberle pagado más de 28 millones de dólares a un quarterback de 43 años de edad no fue un gasto, sino una inversión, pues haberle dado tal cantidad de dinero a Tom Brady no solo llevó a Florida a uno de los mejores mariscales de campo de la NFL (dejemos por el momento la discusión acerca de si es el mejor o no), ese fue el primer paso para que otras estrellas eligieran a Tampa Bay lugar en donde querían estar.

El 20 de marzo del 2020, los Bucaneros anunciaron la flamante contratación por dos años del hombre que le entregó a Nueva Inglaterra 20 años de triunfos que incluyeron seis anillos: Tom Brady.

El contrato se desglosó comenzando con sendos bonos de 10 mdd a pagar en 2020 y 2021, más 28 millones 375 mil dólares en ganancias brutas por temporada (con un salario base de 15 mdd), pudiendo subir con una serie de incentivos que podían alcanzar 2.25 mdd por temporada más 5 puntos más en playoffs.

Todo esto, podría sumar 28 millones 375 mil dólares que Tampa Bay debería pagar en 2020 al su nuevo quarterback, mismos que ocuparían el 13.9 por ciento del espacio de la nómina.

Ya tenían una estrella, ahora necesitaban rodearla de talento, porque nadie puede ganar solo un campeonato.

El 22 de abril, Tampa dio el primer bombazo, otorgando una selección de 4ª ronda a cambio de una de 7ª ronda y los derechos de Rob Gronkowski, un reconocido amigo de Brady quien aceptó salir del retiro para volver a jugar con Tom.

El arreglo fue por un año a cambio de 9 millones 250 dólares, mismo que solo ocupó el 4.53% del total de la nómina.

Sin Tom, la llegada de Gronk habría sido imposible; ahora la estrella no solo tenía un amigo para estar feliz en Tampa, ahora tenía una estrella más para entirse cobijado.

Y justamente con esta filosofía llegó el segundo gran movimiento. El 2 de septiembre, a pesar de tener un buen corredor en Ronald Jones, los Bucaneros trajeron a sus filas a Leonard Fournette, un hombre que no solo les daría más opciones para ganar, sino que daría flexibilidad al ataque de Brady.

La salida poco amigable de Fournette de Jacksonville ayudó para que Tampa solo requiriera darle 2 mdd por un arreglo por un año más medio millón en incentivos a cambio de cumplir méritos jugando. Una ganga para un talento como el de Leonard, que apenas ocupó el 1.22% de la nómina.

Comentarios

Tags: , ,