El caso de Evan Rachel Wood, la actriz señala a Manson como su violador

La Crónica de hoy

Este lunes la también activista emitió un mensaje por instagram en donde habló un poco de la pesadilla que vivió con el músico cuando fueron pareja. A ella se sumaron cuatro mujeres más.

Un año antes de que se destapara el escándalo de Harvey Weinstein sobre las denuncias de múltiples mujeres por agresión y acoso sexual, la actriz Evan Rachel Wood confesó a la revista Rolling Stone, que ella había sido víctima, sin dar nombres sobre sus abusadores: “He sido violada. Por una persona que fue mi pareja cuando estábamos juntos y en otra ocasión por el dueño de un bar”, le contestó por correo al reportero después de la entrevista pues en la charla había admitido haber sufrido abuso “físico, psicológico y sexual”.

“No creo que vivamos en una época en la que la gente pueda permanecer en silencio por más tiempo. No dado el estado en el que se encuentra nuestro mundo con su intolerancia y sexismo flagrantes”, agregó en su explicación que se publicó en el 2016. Cuatro años más tarde, la nominada al Emmy por su papel en la serie Westworld, le ha dado nombre a uno de sus agresores: Marilyn Manson.

Este lunes Wood ofreció detalles sobre su traumática experiencia de abuso y violencia: “El nombre de mi abusador es Brian Warner, también conocido en el mundo como Marilyn Manson”, escribió la actriz en su cuenta de Instagram.

“Comenzó a acosarme cuando era adolescente y abusó terriblemente de mí durante años. Fui manipulada y me lavaron el cerebro para que me sometiera. He dejado de vivir con miedo a represalias, calumnias o chantajes”, escribió Wood en un breve mensaje que ha sido recogido por numerosas publicaciones.

En sus últimas declaraciones asegura: “Estoy aquí para exponer a este hombre peligroso y hacer un llamado a las muchas industrias que se lo han permitido, antes de que arruine más vidas. Estoy con las muchas víctimas que no permanecerán más tiempo calladas”.

La actriz y el cantante tuvieron una relación cuando ella tenía 19 y él 38. Comenzaron su historia en enero del 2007, en un inicio ella dijo que se sintió atraída por el uso frecuente de Manson del delineador negro y una vez describió su relación como “sana y amorosa”. La pareja se separó en noviembre de 2008; según Wood, “ambos decidieron tomarse un tiempo para poder concentrarse en el trabajo”. Pero en el 2010 regresaron anunciando su compromiso nupcial. Después de ocho meses terminaron definitivamente.

En una entrevista en el 2009 para la revista Spin, antes de su reencuentro, Manson llamó la atención por unas declaraciones en contra de ella por su rompimiento: “Mi punto más bajo fue el día de Navidad de 2008, porque no hablé con mi familia. Mis paredes estaban cubiertas de garabatos de las letras y bolsas de cocaína clavadas en la pared. Y tuve una experiencia en la que estaba luchando para lidiar con estar solo y ser abandonado y ser traicionado al poner tu confianza en una persona y cometer el error de ser la persona equivocada”, dijo.

“Y ese es un error con el que todos pueden identificarse. Cometí el error de intentar, desesperadamente, aferrarme, guardar eso y reconocerlo. Y cada vez que la llamé ese día, llamé 158 veces, tomé una hoja de afeitar y me corté la cara o las manos (…) Miro hacia atrás y fue algo realmente estúpido. Esto fue intencional, esto fue una escarificación, y esto fue como un tatuaje. Quería mostrarle el dolor por el que me hizo pasar. Fue como: ‘Quiero que veas físicamente lo que has hecho’”, añadió.

“Suena inventado, pero es completamente cierto y me importa una mierda si la gente lo cree o no. Tengo las cicatrices para probarlo. No quería que la gente me preguntara cada vez que hacía una entrevista: ‘Oh, ¿este registro es sobre tu relación con tu ex novia?’, pero ese daño es parte de eso, y la canción ‘I want to kill you like they do in the movies’ trata sobre mis fantasías. Todos los días tengo fantasías sobre romperle el cráneo con un mazo”, continuó.

Un representante de Manson emitió una declaración en la que intentó apuntar a otra persona con la que Evan salía en el momento que estaba en pareja con el cantante. A través de NME, dijo: “Tengo entendido que Evan Rachel Wood salió con varias personas en la época en que ella estaba saliendo con Manson. La investigación básica en internet les dará una serie de otros nombres”.

“Los comentarios en Spin donde Manson tenía la fantasía de usar un mazo contra Evan y se cortaba 158 veces era obviamente una entrevista teatral de una estrella de rock que promocionaba un nuevo disco, y no un relato fáctico. El hecho de que Evan y Manson se comprometieran seis meses después de esta entrevista indicaría que nadie tomó esta historia literalmente”, dijo su representante.

Ahora, en su denuncia, Wood también compartió una captura de pantalla de un artículo de febrero de 2018 en el que la actriz de Dr. House, Charlyne Yi, acusó a Manson de acosar a varias mujeres mientras visitaba el set del drama médico de Fox.

REACCIONAN CUATRO VÍCTIMAS

Casi al mismo tiempo de la revelación de la actriz, otras cuatro mujeres publicaron declaraciones similares en Instagram. Se trata de Ashley Walters, Sarah McNeilly, Ashley Lindsay Morgan y una mujer que dio su nombre solo como Gabriella.

“Mientras me cortejaba, descubría que estaba torturando a otros”, escribió Sarah McNeilly. “Al poco tiempo, fui yo quien fue torturada. Fui abusada emocionalmente, aterrorizada y con cicatrices. Me arrojaron contra una pared y él amenazó con golpearme la cara con el bate de béisbol que sostenía (…) Como resultado de la forma en que me trató, sufro de problemas de salud mental y trastorno de estrés postraumático que han afectado mis relaciones personales y profesionales, mi autoestima y mis metas personales. Creo que le gusta arruinar la vida de las personas”, dijo.

“Me ataba por primera vez y me violaba”, alegó una mujer llamada Gabriella. “Lloré en el piso de la habitación del hotel y cuando lo miré, estaba sonriendo. Me dijo que sabía que así lo amaba por mi reacción”. Gabriella continuó su mensaje al decir que Manson la obligó a tomar drogas que eran “más de las que mi cuerpo podía manejar”. Más tarde afirmó que su relación con Manson la llevó a intentar suicidarse: “Reprimí esto porque sentí que nadie a mi alrededor podía comprender la gravedad de lo que había pasado”, escribió.

“Hubo abuso, violencia sexual, violencia física y agresión. Todavía siento los efectos todos los días. Tengo terrores nocturnos, trastorno de estrés postraumático, ansiedad y sobre todo un TOC paralizante ”, escribió otra acusadora, Ashley Morgan. “Me hizo sentir como si me cortara, me quemara, su puño en la boca era ‘lo nuestro’. Hay mucho más que sucedió”.

Tras las declaraciones, el sello discográfico de Marilyn Manson, Loma Vista Recordings, anunció que rompió lazos con el músico: “A la luz de las inquietantes acusaciones de hoy de Evan Rachel Wood y otras mujeres que nombran a Marilyn Manson como su abusador, Loma Vista dejará de promover más su álbum actual, con efecto inmediato. Debido a estos desarrollos preocupantes, también hemos decidido no trabajar con Marilyn Manson en ningún proyecto futuro”.

Manson comenzó a trabajar con Loma Vista para su disco de 2015, The Pale Emperor, firmando un acuerdo que le permitió al músico retener los derechos de su música mientras Loma Vista la distribuiría. El arreglo siguió siendo similar en los siguientes dos álbumes de Manson, Heaven Upside Down, de 2017, y We Are Chaos, del año pasado.

LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA

Evan Rachel Wood transformó su trauma en una ley estatal en el 2019, cuando el gobernador de California, Gavin Newsom, firmó su Ley Phoenix. Entró en vigor en enero de 2020. Mientras testificaba ante el Senado de California, Wood habló sobre la violencia sufrida: “Reuní el valor para irme varias veces, pero él llamaba a mi casa sin cesar y amenazaba con suicidarse. En una ocasión, volví para tratar de calmar la situación, me arrinconó en nuestro dormitorio y me pidió que me arrodillara”, dijo.

“Luego me ató de manos y pies. Una vez que estuve inmovilizado, me golpeó y sacudió partes sensibles de mi cuerpo con un dispositivo de tortura llamado varita violeta. Para él, era una forma de demostrar mi lealtad. El dolor era insoportable. Sentí que dejé mi cuerpo y una parte de mí murió ese día”, añadió.

“Cuando empecé mi camino como activista muchas veces me pregunté por dónde empezar. Y la respuesta fue que debía dedicarme a una causa con la que tuviera experiencia directa porque sentía que iba a poder ayudar más. Por eso me dediqué a los temas de violencia doméstica y abuso sexual”, explicó la actriz hace unos meses a la revista Variety a propósito de su trabajo para conseguir un cambio en la legislación de California.

Años más tarde de su rompimiento con Manson, Evan Rachel Wood se casó con el actor Jamie Bell, de 34 años, y tienen un hijo, de siete años. Se separaron en 2014 tras un matrimonio de dos años. Manson se casó con Lindsay Elizabeth Warner en febrero de 2020. También fue pareja de la artista Dita Von Teese, de 2005 a 2007.

Hasta el momento, ni Manson ni sus representantes han respondido a las acusaciones como en anteriores ocasiones.

Comentarios