Lenta, la vacunación en México

El Heraldo de México

Inmunizar a 14 millones de personas de aquí a marzo, requiere aplicar el reactivo 10 veces más rápido: experto.

Los lugares con altos niveles de contagio deben ser prioridad en la vacunación contra el COVID-19, debido a que es donde la población se encuentra en mayor riesgo, señalaron expertos en salud y estadística.

“Se deben definir, entre otros criterios, las zonas de más alto contagio para abatir la epidemia, es donde está haciendo más daño, y claramente son las grandes ciudades”, afirmó Malaquías López Cervantes, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Y es que la estrategia del Gobierno Federal, propuesta en su Plan Nacional de Vacunación, establece que después de cubrir al personal de salud, la inmunización continuará con los adultos mayores, primero de las zonas más alejadas y luego los de las metrópolis.

Para Arturo Erdely, profesor del Programa de Actuaría en la FES Acatlán, la vacunación puede avanzar más rápido al iniciar en las zonas urbanas.

“Si lo ves por velocidad, no hay duda de empezar a vacunar en las zonas más pobladas”, enfatizó.

Los especialistas coincidieron en que el plan lleva un avance lento respecto a las metas trazadas, pero existe la capacidad de acelerar con apoyo de los estados.

Del 24 de diciembre, cuando inició la vacunación, al 27 de enero pasado, las autoridades aplicaron 656 mil 44 dosis, es decir, se han aplicado, en promedio, 18 mil 744 reactivos diarios, según cálculos hechos con datos de Salud.

Sin embargo, para llegar a la meta de 14.1 millones de personas vacunadas a finales de marzo, como lo planteó el canciller Marcelo Ebrard el 19 de enero, el Gobierno Federal tendría que inmunizar, en promedio, a 192 mil personas al día. Para lograrlo, el proceso de aplicación debe ser 10 veces más rápido que el utilizado hasta ahora.

Arturo Erdely estimó que en mayo se debe vacunar cada día a 457 mil personas, pues se empalman en el calendario los grupos de 50 a 59 años y 40 a 49 años.

SEGURO, CON DOBLE DOSIS
La primera dosis de la vacuna Pfizer contra COVID-19 genera anticuerpos entre siete y 10 días después de su aplicación. Sin embargo, el especialista en salud, Malaquías López, dijo que para alcanzar niveles adecuados de protección se deben aplicar las dos dosis.

La primera dosis tiene una eficacia de 50 por ciento, esto significa que la mitad de las personas que la recibieron no se enfermará, pero la otra mitad todavía tiene riesgo de sufrir COVID. Con la segunda dosis, la eficacia sube a 92 por ciento.

En cuanto al manejo de la pandemia, la académica de la UNAM, Laurie Ann Ximénez, dijo a El Heraldo Radio que el gobierno se equivocó en no realizar pruebas masivas para aislar a asintomáticos, y no se sugirió el uso del cubrebocas.

Por Gerardo Suárez

Comentarios