La industria automotriz recupera el 76% de los empleos perdidos

AXEL SÁNCHEZ
El Financiero

A octubre se generaron 49 mil nuevas plazas laborales, frente a las más de 64 mil que se recortaron durante el 2020.

1 de cada 4 puestos del sector manufacturero es creado por las armadoras de autos.

El sector automotriz mexicano logró recuperar 76.2 por ciento de los empleos perdidos por la suspensión de labores en plantas ensambladoras y por la baja demanda externa causada por la pandemia de coronavirus SARS-CoV-2 en México.

Entre marzo y junio de 2020, perdieron su empleo 64 mil 285 personas dentro del sector automotor, muestran datos del INEGI.

Para octubre de 2020, ya se habían logrado reagrupar 49 mil 17 plazas, es decir 76.2 por ciento de los puestos que desaparecieron.

Representantes de la industria y directivos de empresas del sector señalan que esto se debe a la recuperación económica de Estados Unidos, mercado que demanda más automóviles, así como la adopción y adaptación de medidas para mantener su productividad sin arriesgar la salud de los empleados.

“Estamos prácticamente a lo que tuvimos al cierre del año pasado, caímos en un momento dado por las suspensiones de labores, pero se está recuperando, esto lo vemos con los datos del INEGI (…) Pero les puedo decir que en términos del sector autopartes, con estadísticas directas que tenemos, ya cerramos 2020 con cifras de empleo superiores”, dijo Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

En la producción de autopartes se emplean 833 mil 980 personas a octubre, 0.9 por ciento menos que lo que se reportaba al cierre de 2019, es decir 7 mil 346 personas menos, de acuerdo con el INEGI.

En el armado de automóviles se empleaban 98 mil 123 personas, 2 mil 6 trabajadores menos que lo registrado en diciembre del año pasado, mientras que en fabricación de carrocerías son 17 mil 903, es decir 2 mil 499 trabajadores menos.

“Con datos al cierre de 2020 estamos a niveles cercanos al 55 por ciento de la capacidad del país, viendo que durante diciembre estamos con una ocupación cercana a 66 por ciento, estamos recuperándonos”, dijo Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

La industria automotriz representó al cierre del año casi una cuarta parte del empleo manufacturero, es decir, que uno de cada cuatro empleos de maquilas en México es para este sector.

También para lograr esto tuvieron que adoptar medidas de seguridad sanitaria, lo cual aumentó sus costos operativos, los cuales asumieron considerando que viene una recuperación en el sector.

“Todos sufrimos las dificultades de un parón de operaciones, ahora ya estamos recuperados, es una recuperación en V (…) Pero tuvimos que reubicar a las personas para que estuvieran en las mejores condiciones, pasamos meses invirtiendo mucho dinero para que estas personas trabajar bien”, dijo José Luis de la Fuente, director general de Continental Tire en México.

Audi inició una serie de paros técnicos escalonados para evitar contagios por COVID-19, ante el incremento de casos en Puebla, informó el sindicato a sus trabajadores.

Puebla se encuentra en un segundo confinamiento por la pandemia desde el 28 de diciembre y hasta el 25 de enero, por ello el sindicato de la firma alemana informó que a partir del sábado 16 de enero y hasta el 30 del mismo mes aplicarán paros escalonados.

En cuanto a las agencias de autos, Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), dijo en conferencia que, ante el cierre de agencias por el semáforo rojo en varios estados y las medidas de sana distancia en 2020, tienen el registro de 8 mil 342 empleos perdidos.

“Esto representa alrededor del 6 por ciento de la plantilla que tenían al cierre de 2020, no es mucho pero no deja de ser preocupante, porque algunos empresarios siguen ajustando sus gastos y con ello puede significar de nueva cuenta un ajuste a su nómina”, dijo el representante del sector.

Riesgo en semiconductores
Ante la alta demanda en el mundo de dispositivos móviles (celulares y tablets), así como de computadoras personales, la importación de semiconductores cayó en México, lo cual pone en riesgo la productividad de las plantas ensambladoras.

Estos insumos son necesarios para los sistemas operativos de los autos, desde el tablero como las pantallas que ahora manejan todos los vehículos; estos elementos son principalmente importados de naciones asiáticas como China, India y Taiwán.

“Al menos no se reporta la suspensión, pero vemos que es un riesgo que puede afectar al país (…) esperamos que en los siguientes días se normalice el suministro conforme vuelva a bajar la producción de computadoras”, dijo Óscar Albín, presidente de INA.

Información de la Secretaría de Economía muestra que entre enero y noviembre de 2020 ingresaron al país semiconductores que suman un valor de 45.3 millones de dólares, 15.2 por ciento inferior a lo registrado en igual lapso de un año antes.

Esta es la mayor reducción que reporta el gobierno en cinco años, cuando en 2015 disminuyó 27.2 por ciento.

Comentarios