Caso Cienfuegos y diferendo en energía rompen paz del EU de Trump con la 4T

Por: JORGE CHAPARRO
La Razón Online

Se abren frentes en relación bilateral

AMLO acusa que la DEA inventó delitos al general; no había pruebas; FGR notifica exoneración; departamento de Justicia reclama violación de tratado por difundir indagatoria; amaga con no cooperar.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador respaldó la exoneración que la Fiscalía General de la República (FGR) otorgó al exsecretario de la Defensa Nacional Salvador Cienfuegos Zepeda, quien fue acusado de delitos contra la salud y tráfico de droga por Estados Unidos.

“Es una decisión que toma la Fiscalía, pero que el gobierno que represento secunda”, puntualizó el jefe del Ejecutivo en conferencia matutina ayer.

López Obrador aseguró que la acusación “se le fabricó al general Cienfuegos por la agencia estadounidense encargada del combate a las drogas”, por lo que advirtió que su Gobierno no permitirá que se inventen delitos.

“Sostenemos que debe terminarse la impunidad, desde luego la corrupción, pero no puede haber represalias, venganzas, y que no se pueden inventar delitos, que nadie debe de actuar de esa manera, trátese de quien se trate. Lo más importante es la verdad y la justicia”, apuntó.

López Obrador aseveró que no son encubridores ni peleles al servicio de intereses extranjeros, por lo que pidió al canciller Marcelo Ebrard hacer público el expediente del caso.

“Por encima de todo está el prestigio de nuestra nación y no podemos ser rehenes de nadie, y tenemos la autoridad moral y política suficiente como para llevar a cabo estás decisiones”, declaró.

Asimismo, reiteró que la indagatoria de la DEA “no tiene ningún valor probatorio para iniciar un juicio en contra del general Cienfuegos”, por lo que cuestionó a la agencia por haber hecho una investigación sin sustento y sin pruebas, además de haber capturado al general en temporada electoral: “El general ya había incluso estado en Estados Unidos en marzo. Entonces creo que se trató consciente o inconscientemente de afectar la relación de los gobiernos”.

Advirtió que no admitirán pruebas basadas en “especulaciones y conjeturas” y mucho menos presiones de ningún tipo, porque México es un país soberano: “No aceptamos intimidaciones, somos un país libre, independiente y soberano”.

En tanto, el canciller Marcelo Ebrard aseguró que tomar el caso Cienfuegos no fue suicida, pues la Fiscalía actuó conforme a derecho y realizó las diligencias correspondientes.

Esto al recordar que cuando solicitó la averiguación de la DEA para que el general Cienfuegos Zepeda fuese investigado por narcotráfico y lavado de dinero, dijo que sería “casi suicida” traerlo a México y no hacer nada; sin embargo, insistió que la FGR hizo su trabajo.

“Se puso en manos de la Fiscalía, llegó Salvador Cienfuegos a México y se le sujetó a proceso, se llamó a comparecer al general, se le leyó el expediente, se valoró lo establecido en los documentos que nos mandaron, verificaron los elementos que se describen y se le da la oportunidad al general de defenderse. La Fiscalía concluye que no hay elementos para sustanciar la causa en contra del general. No es que no se haya hecho nada, sí se hizo”, puntualizó.

Por separado, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, Ricardo Monreal, señaló que no se encontraron elementos para someter a juicio al extitular del Ejército y pidió confiar en las instituciones.

A través de redes sociales, el senador de Morena dijo que siempre pidió que no se adelantaran juicios en torno al tema, pues se debía garantizar la presunción de inocencia.

“Siempre sostuve que en el caso del general Cienfuegos no se debía condenar a priori”, puntualizó y agregó que la Fiscalía determinó no proceder en su contra, luego de reunir los elementos necesario.

Comentarios